Redacción •  Actualidad • 24/09/2020

El Supremo avala que los ‘riders’ son falsos autónomos en una sentencia contra la empresa de reparto a domicilio Glovo

  • El Tribunal Supremo (TS) ha fallado contra la empresa de reparto a domicilio Glovo y sostiene que sus repartidores son falsos autónomos. De esta forma, el Tribunal ha declarado la existencia de relación laboral entre la empresa y uno de sus repartidores, o riders. El Supremo rechaza así elevar este asunto al Tribunal de Justicia de la Unión Europea (TJUE) mediante una cuestión prejudicial.
  • Riders x Derechos: «Ahora solo falta que el Gobierno haga cumplir el Estatuto de los Trabajadores. Después de 4 años de lucha lo volvemos a decir, la lucha es el único camino».
El Supremo avala que los ‘riders’ son falsos autónomos en una sentencia contra la empresa de reparto a domicilio Glovo

El Pleno de la Sala Cuarta del Tribunal Supremo ha declarado que la relación existente entre un repartidor ‘rider’ y la empresa Glovo tiene naturaleza laboral, por lo que ha rechazado elevar cuestión prejudicial al Tribunal de Justicia de la Unión Europea.

En concreto, el alto tribunal estima el primer motivo del recurso de casación para la unificación de doctrina interpuesto por el demandante, argumentando que concurren las notas definitorias del contrato de trabajo, examinando en particular las de dependencia y ajenidad. Así, el Tribunal Supremo sostiene que Glovo no es una «mera intermediaria» en la contratación de servicios entre comercios y repartidores.

Según destaca, es una empresa que presta servicios de recadería y mensajería fijando las condiciones esenciales para la prestación de dicho servicio, al tiempo que es titular de los activos esenciales para la realización de la actividad.

Para ello, explica el alto tribunal, se sirve de repartidores que no disponen de una organización empresarial propia y autónoma, los cuales prestan su servicio insertados en la organización de trabajo del empleador. La parte recurrente formuló un segundo motivo de casación que se desestima por el incumplimiento de requisitos formales.

El Tribunal Supremo se ha pronunciado de esta forma después de que el Tribunal Superior de Justicia de Madrid (TSJM) determinara el pasado mes de febrero en una sentencia que la empresa Glovo es una plataforma de reparto y no de comercio, por lo que «el sistema de prestación del servicio no se acomoda al ámbito funcional del convenio colectivo que la empresa demandada pretende aplicar».

Así consta en una sentencia fechada el 3 de febrero, en la que los magistrados dan la razón a un trabajador de UGT en la reclamación de su despido y rechazan el recurso de suplicación interpuesto por la empresa contra la sentencia dictada en mayo de 2019 por el Juzgado de lo Social número 1 de Madrid.

Reacciones a la sentencia

La ministra de Trabajo y Economía Social, Yolanda Díaz, ha asegurado que su Ministerio ya tiene una norma preparada que «en breve» será sometida al diálogo social para que se entienda que los ‘riders’ son trabajadores salariales, «como siempre deberían haberlo sido». «Tenemos más o menos una propuesta y, como siempre, lo vamos a someter al diálogo social», ha apostillado, tras afirmar que en cuanto que los agentes sociales y el Gobierno terminen de debatir la prorroga de los expedientes de regulación temporal de empleo (ERTE) será la segunda medida legislativa que se aborde.

Según ha indicado Díaz en una entrevista a ‘Onda Cero’, esta normativa estará «a punto» cuanto que se termine la de los ERTE. «Pensamos que irá rápido», ha incidido la titular de Trabajo y Economía Social. Por otro lado, Díaz ha afirmado que la sentencia del Tribunal Supremo que considera que los ‘riders’ son falsos autónomos es «muy importante» desde el punto de vista económico, al tiempo que lo ha calificado de «una buena noticia» y ha reconocido el trabajo que han desarrollado los ‘riders’ durante la pandemia. «Los declaramos servicios esenciales, transitaban por las calles de las ciudades y han dado un servicio clave para mantener nuestras vidas», ha remarcado la titular del Ministerio.

Díaz ha recordado que la Inspección de Trabajo lleva años haciendo una «magnífica» tarea señalado que hay fraude en este mecanismo de contratación, «pero hoy por fin el Supremo entiende que no son emprendedores, que hay fraude y que deben ser declarados laborales», ha añadido.

El portavoz de Izquierda Unida en el Congreso, Enrique Santiago, ha celebrado este miércoles la sentencia del Tribunal Supremo en la que reconoce una relación laboral entre la empresa de reparto Glovo y sus repartidores, los conocidos como ‘riders’. «Buena noticia para la clase trabajadora y mala para quienes quieren explotar aún más para aumentar sus beneficios: el Supremo falla contra Glovo y sentencia que los ‘riders’ son falsos autónomos», ha afirmado en un mensaje en su cuenta de Twitter.

En su sentencia, el Supremo sostiene que la empresa no es una «mera intermediaria» en la contratación de servicios de reparto entre los comercios y los repartidores, sino una empresa que presta servicios de recadería y mensajería, fijando condiciones esenciales para la prestación de los servicios.

UGT ve como «una gran noticia para los trabajadores de este país y en especial para todos aquellos que trabajan a través de plataformas digitales» que el Supremo haya reconocido que los ‘riders’ son falsos autónomos. «El falló da la razón a UGT, que viene defendiendo la relación laboral de estos trabajadores», ha apostillado el sindicato en un comunicado.

Para UGT, reconocer la relación laboral de los repartidores, como señala esta sentencia, «acabaría con el abuso laboral y la mercantilización del trabajo que se produce en este sector». «Hay que avanzar en la negociación colectiva como herramienta para la adecuación de la actividad de las plataformas digitales dentro de los ámbitos funcionales de los convenios sectoriales», ha pedido UGT.

El sindicato considera que la sentencia también «es una gran noticia» para la Seguridad Social, ya que estas empresas tendrán que cotizar por sus trabajadores. «Estas plataformas se ahorran unos 10 millones de euros al año en cotizaciones», ha recordado.

Esta lucha contra el fraude de los falsos autónomos fue referenciada por Carlos Gutiérrez, Daniel Patiño y Carlos del Barrio, jóvenes dirigentes sindicales de CCOO, en un artículo publicado en La Vanguardia del 16 de septiembre que parte de la afirmación sobre la necesidad de regular el proceso de digitalización y los nuevos modelos de negocio, y que sobre esa necesidad está desarrollándose un fuerte debate político “para intentar redefinir el perímetro de la relación salarial” a la baja.

*Con información de Agencias.


falsos autónomos /  Glovo /  precariedad laboral /  Redacción /  riders /  Tribunal Supremo /  Yolanda Díaz /