Redacción •  Actualidad • 24/04/2020

EQUO, organizaciones ciclistas y sindicales piden un plan para hacer de la bicicleta un aliado frente a la Covid-19

La pandemia de la Covid-19 hace más urgente la transformación de la movilidad en las ciudades. La exigencia del distanciamiento social para frenar los contagios ha convertido a la bicicleta en un aliado imprescindible como alternativa de movilidad activa y saludable.

EQUO, organizaciones ciclistas y sindicales piden un plan para hacer de la bicicleta un aliado frente a la Covid-19

El incremento del uso de la bici permite además hacer el transporte público más seguro contribuyendo a evitar aglomeraciones incompatibles en estos momentos con las garantías sanitarias.

Según estudios de la Universidad Martin-Luther King de Halle (Alemania) y de la Escuela de Salud Pública de Harvard (EEUU) la exposición prolongada a altos índices de contaminación por NO2 y partículas ha provocado una alta vulnerabilidad al coronavirus en áreas como Madrid y Milán.

Existe un altísimo riesgo de incremento del uso del coche en las ciudades como consecuencia de la desescalada en el confinamiento, lo que redundaría en graves problemas sanitarios en el futuro. Adaptar las ciudades al uso masivo de la bicicleta como medio de transporte sostenible y seguro es imprescindible para hacerlas más resilientes ante las amenazas de futuras pandemias así como para la mitigación de los efectos del cambio climático.

El Ministerio de Medio Ambiente de Francia ha encargado a Pierre Serne, presidente de Villes Cyclables la elaboración de una estrategia para el fomento de la bicicleta como transporte seguro ante la pandemia.

Desde EQUO reclamamos al Ministerio de Transición Ecólogica la puesta en marcha de una estrategia similar en nuestro país. Un Plan de choque para fomentar el uso masivo de la bicicleta como medio de transporte seguro y saludable. Con este motivo hemos celebrado un encuentro con Pierre Serne y las principales organizaciones comprometidas con la movilidad ciclista: CONBICI (Coordinadora de la Bicicleta, integrada por 61 organizaciones y colectivos ciclistas), Red de Ciudades por la Bicicleta (con 125 municipios asociados), Asociación de Marcas de Bicicletas (AMBE), Ciclosfera, Ecologistas en Acción y Greenpeace.

Además el encuentro ha contado con la participación de las Secretarías confederales de Salud Laboral y Medio Ambiente de CCOO y UGT.

Inés Sabanés, coportavoz de EQUO y diputada en el Congreso por Más País-EQUO se ha comprometido a trasladar las propuestas de las organizaciones participantes tanto a la Comisión Interparlamentaria de la Bicicleta en el Congreso como a la ministra de Transición Ecológica.

Los colectivos ciclistas han reclamado la apertura de redes de carriles bici provisionales en todas las ciudades tal como están haciendo en otras ciudades de todo el mundo, desde Wuhan en China a Milán, Berlin, Paris, Nueva York o Toronto.

Las organizaciones ecologistas han insistido en la urgencia de modificar la movilidad en todo el planeta tanto para reducir las emisiones de gases de efecto invernadero como para garantizar la salud de la población en el futuro.

Las organizaciones sindicales se han comprometido a impulsar la bicicleta como medio de transporte seguro al trabajo, junto con otras medidas como las garantías sanitarias en el transporte público o el teletrabajo.

Para Inés Sabanés es necesario «un Plan de Infraestructuras temporales y de financiación del transporte público» y ha señalado que las ayudas a las empresas «no pueden ser neutrales tecnologicamente» sino que deben estar condicionadas a soluciones bajas en carbono».

La coportavoz de EQUO ha recalcado la necesidad de liderazgo del Gobierno, con una figura consensuada y un grupo de trabajo con participación de organizaciones ciclistas, ecologistas y sindicales, que impulse un Plan de choque para fomentar la movilidad activa como alternativa de movilidad segura, frente a la Covid-19.

En este sentido ha recordado que el Gobierno tiene competencias para marcar a las Comunidades autónomas y a los ayuntamientos la estrategia para movilidad y salud en el periodo de desconfinamiento y que es imprescindible la cooperación de todas las Administraciones para poder realizar las actuaciones precisas que garanticen la eficacia de dicho plan. 

Sabanés ha subrayado que: “Tenemos una oportunidad histórica para avanzar en la transformación de la movilidad y no nos queda mucho tiempo. La humanidad no podrá sobrevivir sin el escudo protector de la naturaleza, sin la recuperación de los ecosistemas y entornos urbanos saludables. La bicicleta es un aliado imprescindible en los retos a los que nos enfrentamos».


bicicleta /  COVID-19 /  EQUO /  pandemia /  Redacción /