Redacción •  Actualidad • 19/07/2016

EQUO considera una vergüenza el estado de abandono del yacimiento de Cercadilla en Córdoba y reclama a Rosa Aguilar una intervención urgente

El partido verde pide una actuación para mantenerlo en condiciones dignas de forma inmediata y un planteamiento más a largo plazo para sacar del olvido y el deterioro a este verdadero “yacimiento maldito”.

EQUO considera una vergüenza el estado de abandono del yacimiento de Cercadilla en Córdoba y reclama a Rosa Aguilar una intervención urgente

EQUO entiende que es vergonzoso que los restos arqueológicos del Palacio de Maximiano Augusto, que reciben a muchos de los visitantes que llegan a Córdoba, muestren semejante aspecto de suciedad y abandono, con la cartelería deteriorada, basura visible dentro del recinto y una vegetación que crece sin control. Por ello reclama que se realicen labores de mantenimiento de forma inmediata por motivos de seguridad -riesgo de incendios- y adecentamiento urbano.

Sin embargo, según Salustiano Luque, coportavoz de EQUO Córdoba, “el problema va mucho más allá. Cercadilla ha sido una molestia para las instituciones desde que se descubrió. Primero, por obstaculizar los planes triunfalistas del 92, que impidieron que conserváramos una joya única, que podría haber sido un motor de conocimiento y atracción para el turismo. Luego, porque una vez destruido el yacimiento, se quiso maquillar el desastre creando un espacio visitable con un porcentaje mínimo del mismo, las migajas de lo que pudo haber sido como los profesionales de la arqueología en Córdoba saben perfectamente. Pero el yacimiento tal y como es hoy, carece en gran medida de sentido y, por supuesto, de recursos. Hasta 2005 no se pudo visitar de forma pública el yacimiento, que es difícil de comprender dada la falta casi absoluta de explicaciones. La Junta no quiere Cercadilla, no sabe qué hacer con ella, pero no puede desentenderse de ella. Reclamamos un plan a medio y largo plazo que deje claro qué quieren hacer con estos restos que suponen un recordatorio de un evento lamentable en la historia de nuestra ciudad”.

Por su parte, Ana María Carnero, coportavoz provincial de EQUO, recuerda que “hace más de 10 años que asociaciones de vecinos, como Colonia de La Paz-Noreña, vienen reclamando un mantenimiento digno del yacimiento y su puesta en valor, con la construcción de un centro de interpretación. Que en la actualidad no sea posible este último punto no debería servir de excusa para dejar que Cercadilla sea víctima de la desidia y el abandono. La Consejería que dirige Rosa Aguilar debe reaccionar y dignificar Cercadilla para que no sufra una tercera destrucción”.


Cercadilla /  EQUO /