Redacción •  Actualidad • 14/08/2020

Coordinadora Antitaurina de Castilla-La Mancha rechaza la celebración de una novillada hoy viernes en la localidad de Toledo

Con motivo de la premura que ha mostrado el Ayuntamiento de Toledo en celebrar a toda costa cualquier ‘festejo’ taurino, anunció esta misma semana una novillada con picadores (y muerte en público) para este viernes 14 de agosto.

Coordinadora Antitaurina de Castilla-La Mancha rechaza la celebración de una novillada hoy viernes en la localidad de Toledo
Plaza de toros de Las Ventas

Comunicado Coordinadora Antitaurina de Castilla-La Mancha

Desde nuestra organización autonómica que coordina el movimiento antitaurino en las cinco provincias castellano-manchegas, rechazamos tajantemente que sigan organizando estas prácticas, más cuando la situación Sanitaria y social es de una dimensión tan crítica.

Más de 800 fallecidos en la provincia de Toledo y casi 5.000 contagiados por coronavirus no son suficientes para frenar los deseos tauricidas de una minoría que maneja las decisiones de las administraciones a su voluntad.

Un contexto terrible que podría evitarse en gran medida si los medios Sanitarios contaran con una mayor infraestructura y fondos. Una pandemia que rebrota y sigue causando estragos. Un sector cultural paralizado, cines y teatros con extrema vigilancia en el cumplimiento de las medidas anticovid, conciertos cancelados para evitar cualquier posible aglomeración, deportes celebrados a puerta cerrada para impedir que se dispare de nuevo la propagación de la enfermedad.

La actividad taurina que sobrevive gracias a las ingentes cantidades de dinero público que subvencionan los ayuntamientos, las Diputaciones Provinciales, la JCCLM, el Ministerio de Cultura y la PAC Europea, no son suficientes para reflotar un minoritario sector abocado irremediablemente a la desaparición. La Fundación Toro de Lidia exigió al Gobierno Central la cifra de 700 millones de euros extra (aparte de las subvenciones ordinarias) para poder perpetuar sus negocios durante algo más de tiempo.

Visto tan próximo su ocaso y tratando de salvar los muebles, corren a coger la última paga.

Durante la cuarentena numerosas voces dentro del toreo, desde promotores, apoderados, ganaderos y banderilleros, fueron admitiendo que su final está muy próximo. Desde las organizaciones animalistas y antitaurinas, protectoras y santuarios, alentamos a reconvertir sus empresas y exigimos a las instituciones políticas, agrarias, medioambientales, culturales e industriales que procedan a diseñar un plan integral que transforme estos negocios hacia vías éticas como el ecoturismo rural.

La sensibilidad hacia los animales, los cuidados por la vida, el respeto por nuestra tierra son conceptos propios de una filosofía cívica que crece exponencialmente. Numerosas vecinas y vecinos de los municipios de nuestra región, rompen el anonimato y alzan la voz contra una actividad que ha contado toda la vida con impunidad y beneplácito. Una voz objetora y mayoritaria se pronuncia contra estos macabros actos, impropios de una sociedad avanzada.

Reclamamos que reconsideren la organización de este tipo de eventos, no sólo por el sufrimiento, maltrato y masacre animal, sino además porque su realización supone un riesgo inmenso y evitable contra la salud pública. Ofrecemos nuevamente nuestra voluntad de reunirnos con los Consejeros responsables en este área de la JCCLM para tratar en detalle las consecuencias nocivas de perpetuar por más tiempo la tauromaquia y los beneficios que aportaría transformar nuestra región en un referente de protección y riqueza natural que de a conocer al toro bravo libremente en las propias dehesas.


Coordinadora Antitaurina de Castilla-La Mancha /  Redacción /  tauromaquia /  toros /