Redacción •  Actualidad • 04/02/2020

El aumento del paro en enero “invierte los buenos datos de la EPA de finales de 2019 y obliga a acelerar la negociación colectiva sobre los nuevos ejes de contratación”

José Antonio García Rubio, responsable federal de Empleo de Izquierda Unida, apunta que las cifras conocidas hoy “tienen mucho que ver con el modelo de contratación existente en nuestro país, muy influido por la estacionalidad, pero también porque el mercado laboral sigue atado a los efectos negativos de la reforma laboral del PP”.

El aumento del paro en enero “invierte los buenos datos de la EPA de finales de 2019 y obliga a acelerar la negociación colectiva sobre los nuevos ejes de contratación”

Martes, 4 de febrero 2020.

El responsable federal de Empleo de Izquierda Unida, José Antonio García Rubio, considera que los “malos datos” del paro del pasado mes de enero conocidos hoy “invierten los buenos resultados del último trimestre de 2019 que reflejó la Encuesta de Población Activa (EPA), de forma que muestran la urgente necesidad de avanzar en la negociación colectiva para acabar con las incertidumbres sobre el modelo de relaciones laborales”.

García Rubio apunta que las cifras hechas públicas hoy “tienen mucho que ver con el modelo de contratación existente en nuestro país, muy influido por la estacionalidad, en este caso porque cesan los contratos temporales de la campaña de Navidad, pero también porque el mercado laboral sigue atado a los efectos negativos de la reforma laboral del PP”.

“Además -detalla-, la creación de empleo se ha visto afectada también negativamente por los efectos del temporal que ha tenido consecuencias especialmente en la agricultura, así como por la marcada incertidumbre internacional existente. No obstante, un descenso en la afiliación a la Seguridad Social en casi 250.000 personas y un aumento del paro en más de 90.000 son preocupantes”.

El dirigente federal de IU señala que, a pesar de estas cifras, “hay que valorar también matices positivos dentro de las mismas, como que se mantenga la creación de empleo en cómputo anual (1,83%) en un nivel superior al de hace un año y que la afiliación en términos desestacionalizados aún es positiva”.

En su opinión, lo ocurrido en enero en el mercado de empleo supone un “toque de atención” para “reafirmarse en la necesidad de que hay que proporcionar al sistema la confianza que puede derivarse de resolver a tiempo los principales problemas pendientes y aprovechar el sustrato positivo que todavía existe de recuperación de la contratación”.

José Antonio García Rubio incide en que “el incremento del desempleo en enero tiene mucho que ver con los rasgos fundamentales de nuestro modelo de contratación laboral y las reformas impuestas por el PP. Así, más del 90% del empleo perdido se localiza en el sector servicios -comercio y hostelería, esencialmente-, además de que el aumento de mujeres paradas ha sido casi tres veces superior al de los hombres”.

Constata también que del total de contratos firmados “solo el 10% son indefinidos, mientras que de ellos los suscritos a tiempo completo se limitan al 64%”.


García Rubio /  Izquierda Unida /  paro /  Redacción /