Redacción •  Actualidad • 30/04/2020

Alternativa Republicana reivindica trabajo digno, sin precariedad y con seguridad

No podemos ni debemos olvidar que muchos trabajadores y trabajadoras han perdido su vida y perjudicado su salud por no tener medio de protección adecuados frente a los riesgos de contagio. La seguridad e higiene en el puesto de trabajo no puede seguir siendo una cuestión secundaria. Vamos a un mundo en el que el riesgo de pandemia va a ser una constante. Es intolerable que se sacrifique la salud de muchos en beneficio de la riqueza de unos pocos.

Alternativa Republicana reivindica trabajo digno, sin precariedad y con seguridad

Alternativa Republicana ha hecho público su manifiesto con motivo del 1 de mayo, Fiesta del Trabajo. La formación republicana de izquierda destaca que en el contexto de la crisis causada por la pandemia de la COVID-19 se ha puesto de relieve la importancia del el valor irreemplazable de los millones de trabajadoras y trabajadores que están haciendo posible la continuidad de la vida en estos días: Sanidad, limpieza, alimentación, ganadería y agricultura, protección civil, almacenamiento, educación, ciudado de mayores y discapacitados, medios de información, transporte de mercancías, seguridad, mantenimiento de infraestructuras de comunicación y suministros energéticos… y tantos otros motores de la economía no podrían seguir en funcionamiento sin el sacrificio de trabajadoras y trabajadores cada día. Todo ello, contrasta de forma lamentable con el hecho de que en muchos casos se encuentran en malas condiciones laborales en cuanto al salario y a las circunstancias en las que desempeñan su trabajo.

Las recientemente conocidas cifras de la Encuesta de Población Activa nos empiezan a mostrar un panorama desolador en términos de destrucción de empleo. Un país caracterizado por la temporalidad y precariedad en el empleo como es el nuestro ha dejado sin trabajo a miles de personas. El modelo laboral que siempre hemos denunciado tiene los terribles efectos esperados. El futuro no puede seguir profundizado en la precariedad del empleo como paradigma. Por ello Alternativa Republicana reclama al gobierno de coalición una postura firme que permita una salida de esta crisis en la que los sacrificios no recaigan sobre las espaldas de la mayoría, de la clase trabajadora. Los mecanismos de protección ante las situaciones de desempleo deben ser sólidos y continuados. Solo un trabajo digno es un trabajo con futuro que revierte en beneficio de toda la sociedad.

Por otra parte, no se debe olvidar que que muchos trabajadores y trabajadoras han perdido su vida y perjudicado su salud por no tener medio de protección adecuados frente a los riesgos de contagio. La seguridad e higiene en el puesto de trabajo no puede seguir siendo una cuestión secundaria. Vamos a un mundo en el que el riesgo de pandemia va a ser una constante. Es intolerable que se sacrifique la salud de muchos en beneficio de la riqueza de unos pocos.

Finalmente, Alternativa Republicana invita a todos los republicanos y republicanas sacar de nuevo este 1 de Mayo las banderas tricolores de la República a los balcones y ventanas y sumarse a las movilizaciones que sean posibles en el estado de alarma. Porque la Tercera República vendrá si la ciudadanía lucha por sus derechos sociales y laborales que, con la excusa de la crisis del coronavirus, nos van a intentar arrebatar.

Manifiesto de Alternativa Republicana con motivo del 1 de mayo de 2020

Artículo 46 de la Constitución de la Segunda República Española. El trabajo, en sus diversas formas, es una obligación social, y gozará de la protección de las leyes. La República asegurará a todo trabajador las condiciones necesarias de una existencia digna.

La pandemia de la COVID-19 está alterando el mundo en su totalidad y sus efectos devastadores en el mundo laboral todavía están en un fase inicial que no permite todavía sacar conclusiones claras en cuanto a destrucción de empleo y deterioro de la condiciones laborales de trabajadores y trabajadores en los diversos sectores de la economía.

Sí que está quedando claro el valor irreemplazable de los millones de trabajadores y trabajadores que están haciendo posible la continuidad de la vida en estos días: Sanidad, limpieza, alimentación, ganadería y agricultura, protección civil, almacenamiento, educación, ciudado de mayores y discapacitados, medios de información, transporte de mercancías, seguridad, mantenimiento de infraestructuras de comunicación y suministros energéticos… y tantos otros motores de la economía no podrían seguir en funcionamiento sin el sacrificio de trabajadoras y trabajadores cada día.

Lamentablemente, en muchos de estos casos en malas condiciones laborales en cuanto al salario y a las circunstancias en las que desempeñan su trabajo. No son los grandes especuladores capitalistas los que hacen posible que estemos sanos y alimentados. Son las personas que ponen la fuerza de su trabajo.

Por otra parte, las cifras de la Encuesta de Población Activa nos empiezan a mostrar un panorama desolador en términos de destrucción de empleo. Un país caracterizado por la temporalidad y precariedad en el empleo como es el nuestro ha dejado sin trabajo a miles de personas. El modelo laboral que siempre hemos denunciado tiene los terribles efectos esperados. El futuro no puede seguir profundizado en la precariedad del empleo como paradigma. Aunque desde la gran empresa se intentará aprovechar la situación para sacrificar a los trabajadores y sanear sus balances, reclamamos al gobierno de coalición un postura firme que permita una salida de esta crisis en la que los sacrificios no recaigan sobre las espaldas de la mayoría, de la clase trabajadora. Los mecanismos de protección ante las situaciones de desempleo deben ser sólidos y continuados. Solo un trabajo digno es un trabajo con futuro que revierte en beneficio de toda la sociedad.

No podemos ni debemos olvidar que muchos trabajadores y trabajadoras han perdido su vida y perjudicado su salud por no tener medio de protección adecuados frente a los riesgos de contagio. La seguridad e higiene en el puesto de trabajo no puede seguir siendo una cuestión secundaria. Vamos a un mundo en el que el riesgo de pandemia va a ser una constante. Es intolerable que se sacrifique la salud de muchos en beneficio de la riqueza de unos pocos.

Alternativa Republicana invita a todos los republicanos y republicanas sacar de nuevo este 1 de Mayo las banderas tricolores de la República a los balcones y ventanas y sumarse a las movilizaciones que sean posibles en el estado de alarma. Porque la Tercera República vendrá si la ciudadanía lucha por sus derechos sociales y laborales que, con la excusa de la crisis del coronavirus, nos van a intentar arrebatar. Tenemos el deber de defenderlos y recuperarlos para nosotros y para los que vendrán como lo hicieron otros en épocas igualmente difíciles.


1 de Mayo /  Alternativa Republicana /  Redacción /