Redacción •  Actualidad • 29/10/2020

PCE: «A 10 años del fallecimiento de Marcelino Camacho: si uno cae, se vuelve a levantar y sigue adelante»

Cumplimos 10 años sin Marcelino Camacho y su ejemplo de lucha comunista sigue presente. Marcelino vive en las batallas de hoy por los derechos de la clase obrera, por el socialismo, por la democracia. Hoy CCOO Comisiones Obreras, Izquierda Unida y el PCE le rendimos homenaje junto con su familia.

PCE: «A 10 años del fallecimiento de Marcelino Camacho: si uno cae, se vuelve a levantar y sigue adelante»

Comunicado PCE

29 de Octubre de 2020.

Hace 10 años falleció nuestro camarada Marcelino Camacho. Toda una vida de ejemplo, militancia y compromiso, como comunista del PCE, sindicalista y dirigente histórico y fundador de las Comisiones Obreras.

Marcelino siempre reivindicó sus orígenes y el orgullo de pertenecer a la clase obrera. Hasta cuando fue diputado inscribió en su currículum del Congreso de los Diputados: Fresador de la Perkins. Humilde y honesto hasta el final, siempre vivió en su modesto piso del barrio obrero de Carabanchel con su amada Josefina.

Reivindicar a Marcelino Camacho es reivindicar a la clase obrera y su papel en la historia, de quien sacrificó su vida y su libertad, a pesar de todas las dificultades, la carcel y la brutal represión, luchando contra la dictadura fascista y después en las condiciones de la democracia burguesa, para conseguir los derechos sociales, políticos y democráticos para los trabajadores y la sociedad en general.

Marcelino Camacho es el sindicalismo de clase, sociopolítico y de nuevo tipo, la unidad de la clase trabajadora, la organización, la huelga, la acción, la reunión y la negociación colectiva, la combinación del trabajo clandestino y legal, es la militancia comunista entre la clase obrera.

Marcelino es la solidaridad de clase en las fábricas, talleres y polígonos, en los centros de estudio y las nuevas realidades laborales. El trabajo allí donde estén las masas obreras, sin aventuras infantiles, ni corporativismos, sin concesiones al burocratismo, por la democracia, la participación y conciencia de la clase obrera.

En los actuales momentos de dificultad por la pandemia y la crisis económica, frente al revisionismo histórico y la extensión de las ideas reaccionarias y fascistas entre importantes sectores sociales, es más esencial que nunca reivindicar su figura de lucha, compromiso y militancia por la clase obrera, los sectores populares, la democracia y el socialismo.

¡Marcelino vive, la lucha sigue!


Marcelino Camacho /