Redacción •  Actualidad • 27/09/2020

Miles de personas regresan a las calles de Madrid en otra jornada de protestas contra los confinamientos selectivos

  • Una nueva jornada de protesta y movilizaciones ha inundado las calles de Madrid y otros municipios de la región ante la falta de medidas del gobierno autonómico contra la epidemia de COVID-19 y el desmantelamiento de los servicios públicos.
Miles de personas regresan a las calles de Madrid en otra jornada de protestas contra los confinamientos selectivos
Manifestación en Carabanchel / IU Madrid

Madrid ha sido escenario de otra jornada de movilizaciones y protestas, por segundo fin de semana consecutivo, tras el anuncio del gobierno autonómico de continuar con su línea de confinamientos selectivos.

En los distritos confinados de la capital, como Carabanchel o Ciudad Lineal, los vecinos y vecinas han vuelto a acudir a los centros de salud, en reclamo de un refuerzo de la sanidad y la Atención Primaria, y contra la marginación de los barrios obreros por parte de la administración regional. En Carabanchel el centro de salud General Ricardos ha sido el punto de concentración de cientos de personas que clamaban contra el abandono institucional, y recordaban al centro de salud de Abrantes, ejemplo del desmantelamiento de la Atención Primaria en Madrid. En Ciudad Lineal, tres columnas provenientes de los centros de salud de Daroca, Dr Cirajas y Estrecho de Corea, confluían en Quintana en una gran concentración.

Pero la movilización más grande ha tenido lugar una vez más en los aledaños de la Asamblea de Madrid, epicentro de las protestas durante la última semana, en la que han vuelto a concentrarse miles de personas que reclamaban medidas y la dimisión de la presidenta autonómica Isabel Díaz Ayuso.

Mientras tanto, representantes de CCOO, IU, Podemos, PSOE, UGT, Equo, Más Madrid y FRAVM, concedían una rueda de prensa en Sol en la que denunciaban la gestión de la epidemia por parte del ejecutivo autonómico y exigían al gobierno central tomar medidas. Algunos portavoces

Crisis institucional

Mientras en las calles la población movilizada ponía de manifiesto el rechazo de la gestión de la pandemia, en el ejecutivo autonómico persiste la crisis institucional abierta esta semana y que se puso de manifiesto el viernes en las discrepancias a la hora de anunciar las medidas. El portavoz del grupo de coordinación sanitario, Emilio Bouza, presentaba su dimisión ayer tan solo 48 horas después de haber sido designado para el puesto. Mientrar tanto, la ex directora de salud pública publicaba un elocuente mensaje en la red social Twitter, comparando la situación de la Comunidad de Madrid con el hundimiento del Titanic.

El pasado viernes, el mismo consejero de Sanidad Enrique Ruíz Escudero se negaba a dar la rueda de prensa en la que se anunciaban las nuevas medidas de confinamiento selectivo, en desacuerdo con no establecer medidas más extensivas.

Las voces que reclaman una intervención del ejecutivo central parecen comenzar a hacer mella en La Moncloa. Desde el Ministerio de Sanidad se comienza a barajar la opción de dar un ultimatum al ejecutivo autonómico si no establece medidas de control ante la expansión de la enfermedad en las próximas 48 horas.

Sin embargo, la presidencia autonómica continúa afirmando que no piensan tomar medidas más contundentes, reiterando el mantra de que Madrid es el motor económico de España y no puede detener su actividad.


Ayuso /  COVID-19 /  Madrid /  movilización /  protesta /  Redacción /