Redacción •  TST •  Actualidad •  27/05/2018

Colectivos ecologistas de Asturias denuncian grandes emisiones contaminantes en un centro de investigaciones

Las actividades del Centro Experimental de San Pedro de Anes en Siero, un centro de investigación de la Fundación Barrero destinado a la experimentación de prácticas mineras estarían poniendo en riesgo la salud de las poblaciones cercanas.

Colectivos ecologistas de Asturias denuncian grandes emisiones contaminantes en un centro de investigaciones

La Coordinadora Ecoloxista d’Asturies ha denunciado este fin de semana ante la Consejería de Infraestructuras, Ordenación del Territorio y Medio Ambiente las emisiones contaminantes del Centro Experimental de San Pedro de Anes en Siero. Según la plataforma ecologista, los vecinos de este centro de investigación se vieron obligados incluso a abandonar sus casas por molestias respiratorias debido a la emisión de humos contaminantes.

El Centro Experimental fue inaugurado en el año 2005 como una instalación de investigación bajo titularidad de la Fundación Barrero y financiado con fondos destinados a la minería. Su principal cometido es el ensayo e investigación de prácticas y situaciones dadas en la industria minera, entre ellas la experimentación de fuego real en el interior de túneles mineros. Según la Coordinadora, los vecinos padecen los efectos nocivos de las emisiones contaminantes cada vez que se produce un ensayo. “Llevan años reclamando soluciones que no llegan para esta contaminación esporádica”, indican desde la Coordinadora Ecoloxista. “Este año no han parado de sufrir estas emisiones contaminantes”, añaden.

A los vecinos no se les avisa de cuando se van a realizar los ensayos, que son esporádicos, por lo que no pueden prever ni la ventilación ni estar en el exterior de sus viviendas sin riesgos de verse afectados por las humaredas con el riesgo que supone.

Las emisiones del Centro Experimental afectan a todas las viviendas de las localidades aledañas de San Pedro de Anes, Llanaces, Huergo, Pañeda, Varé y Carrizal de los concejos de Siero y Noreña, cada vez que se hacen ensayos. Los humos emanados de los ensayos se extienden por todos los municipios y entran en las casas, sin aparentemente tratamiento alguno de depuración.

Desde la Coordinadora Ecoloxista denuncian que a pesar de que la población local ha padecido los efectos de las emisiones del Centro Experimental desde hace más de una década, no se ha tenido ninguna medida. Denuncian también que no tienen constancia de que las emisiones estén monitorizadas, para ver qué impacto suponen los contaminantes en el entorno.

La evidencia científica no sugiere ningún umbral por debajo del cual no se prevean efectos adversos en salud tras la exposición a los contaminantes. Aún por debajo de los niveles de calidad de aire considerados como seguros por la legislación ambiental, los contaminantes se asocian con efectos nocivos sobre la salud, por lo que la OMS recomienda lograr las concentraciones de contaminantes más bajas posibles. Recomendación que el Principado incumple de forma significativa.  Los picos de contaminación atmosférica disparan los ingresos hospitalarios en Asturias por enfermedades respiratorias de acuerdo a un estudio epidemiológico realizado por la consejería de Sanidad del Principado de Asturias y presentado el año 2016.


Asturias /  contaminación /  emisiones contaminantes /  medio ambiente /