Actualidad • 20/05/2020

Adelante critica a la Junta por “recortar el servicio de enfermería de Salud Responde”, situado en un edificio “con deficiencias en sus instalaciones” y durante la crisis por el Covid19

  •     La diputada María Gracia González, denuncia el recorte del 20 % de la atención de enfermería del servicio en mayo en un momento en el que “no podemos bajar la guardia por la disminución de contagios por coronavirus ya que en la desescalada la ciudadanía necesita estar bien informada para no cometer errores”.
  •     El edificio que alberga a la plantilla de Salud Responde, en Jaén, “tiene problemas desde hace años”, el último ha sido el desplome de parte del techo de un vestíbulo.
Adelante critica a la Junta por “recortar el servicio de enfermería de Salud Responde”, situado en un edificio “con deficiencias en sus instalaciones” y durante la crisis por el Covid19

La diputada de Adelante Andalucía y vicepresidenta de la comisión de Salud en el Parlamento, María Gracia González, ha criticado este martes la medida adoptada por la Consejería de Salud de la Junta al “reducir en mayo las horas de atención de enfermería de Salud Responde en un 20 por ciento”, dejando el servicio “durante seis horas al día con una enfermera para todas las llamadas”. Todo ello “a pesar del aumento de la demanda y durante la crisis sanitaria” por el covid 19.

González ha destacado que “la falta de personal hace que quienes están trabajando, resolviendo dudas y salvando vidas, tengan que hacerlo bajo unos altísimos niveles de estrés y ansiedad”. Asimismo, a esta situación hay que unir el desplome de parte del techo del vestíbulo del edificio que acoge el servicio en Jaén, concretamente en la segunda planta y en la zona de la escalera, poniendo en evidencia las deficiencias con los que cuenta dicho edificio”.

La diputada de Adelante ha insistido en que “tienen que aumentarse las horas de prestación de la atención por parte del personal de enfermería en el servicio”, tal y como ha señalado CCOO, una reclamación que ya ha sido planteada a la dirección de EPES 061, que es de quien depende el servicio, «sin que se haya atendido”. En este sentido, ha subrayado que “no se puede bajar la guardia por la bajada de contagios por coronavirus, ya que puede haber un rebrote y la labor informativa y de asesoramiento del personal de enfermería cobra una gran importancia, tanto en la fase aguda de la pandemia como durante la desescalada”, para que la ciudadanía “esté bien informada y no cometa errores”.

“La dirección de Salud Responde marcó prioridades a las que atender como altos cargos, personal sanitario (médicas y enfermería) y cuerpos de seguridad”, ha puntualizado González, tal y como han indicado desde CCOO. Esas prioridades han supuesto “dejar de lado a otra parte del personal sanitario, sociosanitario y servicios esenciales” como farmacéuticos, personal de ayuda a domicilio, cuidadores de personas con discapacidad, transportistas y personal de supermercados, entre otros.

Esta medida “solo pone en evidencia que no se están haciendo bien las cosas”, incide González, puesto que los colectivos que han tenido que poner en un segundo lugar a la hora de ser atendidos “son vectores de contagio que necesitan un seguimiento activo y ser atendidos con la mayor prontitud, tanto por su salud como por la del resto de la población”.

Igualmente, la parlamentaria ha hecho hincapié en que el recorte en el personal de enfermería también “ha afectado de forma negativa la atención de otros tipos de consulta” referentes a niños enfermos y colectivos vulnerables como diabéticos, pacientes con problemas de presión arterial y otros que necesitan cuidados paliativos o teleasistencia.

El edificio que alberga a Salud responde, con problemas desde hace años

En cuanto a las deficiencias en las instalaciones donde se halla Salud Responde, desde Adelante Andalucía han lamentado este hecho que “manifiesta la poca atención que el Gobierno de Moreno Bonilla pone en lo que de verdad importa: cuidar de los que nos cuidan”, en una crisis sanitaria “sin precedentes”.

Así, González ha señalado que “los problemas en el edificio vienen de años atrás”, tal y como también ha contado el sindicato CGT. Es un edificio inaugurado en 2006 y “tiene goteras en distintas zonas, al margen de problemas de climatización y ventilación,”. Estos defectos ya provocaron en agosto de 2018 la inundación del edificio y hubo que desalojarlo. Además, durante la inundación explotaron los ordenadores, con “el consiguiente peligro para los trabajadores y las pérdidas materiales ocasionadas”.

Al respecto, la diputada ha remarcado el “escaso interés de la Junta por mantener unas instalaciones” que albergan a trabajadoras y trabajadores que “ya de por sí tienen que aguantar una enorme presión por la falta de recursos humanos, como para también tener que preocuparse de estar en peligro por las deficiencias en el lugar donde desempeñan su trabajo”.


Adelante Andalucía /  COVID-19 /  enfermería /  tripartito PP-Ciudadanos-Vox /