Redacción •  Actualidad • 16/10/2020

La concejala que acosaba la casa de Iglesias y Montero, expulsada de Vox tras una denuncia por abandono familiar

Vox ha expulsado a la concejala de Galapagar (Madrid) de este partido que impulsó caceroladas en los últimos meses ante la casa de Pablo Iglesias e Irene Montero, tras una denuncia interpuesta ante la Guardia Civil por un conocido de la familia.

La concejala que acosaba la casa de Iglesias y Montero, expulsada de Vox tras una denuncia por abandono familiar

También ha sido expulsado su marido, que era afiliado del partido El partido liderado por Santiago Abascal ha anunciado este jueves la expulsión de ambos, que se decretó al conocer que una persona cercana había denunciado ante la Guardia Civil haber sido testigo de comportamientos inapropiados de la pareja en presencia de sus hijos menores de edad.

Las personas allí reunidas, aparte del denunciante, eran el mencionado matrimonio, Miguel A. y su pareja. Miguel es también miembro de la formación de extrema derecha Vox. Acompañados, además, de los hijos de Gómez, menores de edad.

En la denuncia se constata el estado de embriaguez de los presentes, y también “observa como Dña. Cristina y D. Miguel consumen de forma reiterada cocaína», según recoge el escrito. En ella, alerta de conductas inapropiadas por parte de Miguel mientras los padres de los menores no las impedían. “Dña. Cristina se desvanece debido a la ingesta de alcohol […] y acto seguido su pareja le ayuda a llegar a su cama”.

Mientras, Miguel se encontraba jugando con uno de los hijos más pequeños de la pareja, y “el denunciante se percata de lo que podría ser una posible erección por parte del señor Miguel”. Es entonces cuando decide comunicarle a Miguel, con la intención de que los menores le escucharan, que “no tolera la pederastia”.

Una vez se reincorpora la concejala a la reunión, continua con la ingesta de alcohol y sustancias estupefacientes en presencia de los menores. Uno de los hechos más relevantes que narra la denuncia radica en el momento en el que el denunciante solicita una chaqueta. Uno de los hijos llegó a deslizar una nota manuscrita en el bolsillo, en la que podía leerse “queremos hablar contigo”, lo que interpretó como una petición de ayuda.

Con el transcurso del tiempo, se vuelven persistentes las actitudes, agravando la situación. El denunciante alega que los hechos ocurren ante la presencia de Gómez y que, por ello, decide interpelarla. La edil se limitó a contestar, según recoge la diligencia, que la culpa era de uno de los niños y “del hijo de puta de tu amigo”, refiriéndose a su marido.

Preocupado, acude a la Guardia Civil para interponer la denuncia.

Según relata el partido, la expulsión de Cristina Gómez y Miguel Abolafía se produjo el pasado martes pocas horas después de tener conocimiento de los hechos. Pero además, el Director Nacional de Seguridad del partido, José Hidalgo, acudió al cuartel de la Guardia Civil de Galapagar para brindar la asistencia de la formación y de sus servicios jurídicos a todas las víctimas de los hechos denunciados.

Y este miércoles se amplió la denuncia con nuevas informaciones de los testigos. Vox subraya que ha tardado solo doce horas desde el conocimiento de los hechos hasta la expulsión de los implicados. Y denuncia que mientras Podemos «lleva meses bloqueando» la investigación sobre abusos de menores en centros de acogida en las Islas Baleares.

Esta concejala ya había sido protagonista de varias polémicas por sus acciones frente a la casa del vicepresidente segundo del Gobierno y la ministra de Igualdad, quien la denunció ante los tribunales por coacciones y acoso tanto en los alrededores de su domicilio como en redes sociales, aunque después el juez archivó la querella.


Vox /