Redacción •  Actualidad • 12/08/2020

Jóvenes CCOO exige un “rescate social” más ambicioso que impida que una generación entera se quede atrás

  • Para asegurar que nadie deje de estudiar por las actuales circunstancias, pero que también facilite empleos de calidad y acceso a oportunidades de formación o empleo a quienes carezcan de ellas.
  • Con ocasión del Día Internacional de la Juventud, que se celebra el 12 de agosto, CCOO advierte del incremento del paro entre la juventud – el 59% de los nuevos parados en el último año son personas menores de 30 años -, y del impacto que la actual situación social, laboral y económica sobre una generación que aún no se había recuperado de la crisis anterior.
Jóvenes CCOO exige un “rescate social” más ambicioso que impida que una generación entera se quede atrás

Si la situación de la juventud trabajadora ya era precaria antes de la pandemia, tras años golpeada por las políticas antisociales que se impusieron después del ‘crac’ de hace una década, la crisis de la COVID-19 ha hecho más inciertas e inseguras las vidas de millones de personas jóvenes, tanto de quienes vivieron las consecuencias de la crisis de 2008 como de quienes se estaban incorporando o iban a incorporarse ahora por primera vez al mercado laboral.

A los problemas de contratación a tiempo parcial -parte de ella involuntaria y fraudulenta-, de abuso de la temporalidad, de bajos salarios, de empleo sumergido, de fórmulas empresariales de huida de la laboralidad (a través de falsos autónomos o falsos becarios) y de elevadísimo riesgo de pobreza o exclusión social -de alrededor de un tercio del conjunto de la población menor de 30 años-, se suma ahora un incremento del paro que se ha cebado mayoritariamente con la juventud.

De cada diez nuevos parados en el último año, según datos de la EPA, casi seis (el 59%) son menores de 30 años, cuando este grupo de edad sólo representaba el 14% de la población ocupada. El impacto de esta situación sobre las trayectorias laborales de las personas de menor edad, pero también sobre sus posibilidades de caer en riesgo de pobreza o de exclusión social o sobre su creciente imposibilidad de emanciparse del hogar familiar (o necesidad de retornar a él), puede ser devastador para una generación que -en términos generales- nunca ha conocido la estabilidad social, laboral ni económica.

MEDIDAS URGENTES

El contexto descrito exige del Gobierno mayor ambición en el despliegue de un rescate social que asegure que nadie deje de estudiar por las actuales circunstancias, pero que también facilite empleos de calidad y acceso a oportunidades de formación o empleo a quienes carezcan de ellas. Además, debe seguir desarrollando y fortaleciendo las ayudas y el sistema de protección social para que la pandemia no sea causa de un incremento aún mayor de los índices de desigualdad en España.

En ese sentido, Jóvenes CCOO continúa exigiendo al Gobierno que combata mediante una regulación adecuada y eficaz el fraude de los falsos autónomos -extendido en las grandes ciudades a través de plataformas de reparto a domicilio, pero históricamente presente en otros sectores-, así como el de las prácticas no laborales.

Por otra parte, el refuerzo de la Garantía Juvenil que quiere impulsar la Comisión Europea de cara a los próximos años debe ser aprovechado por el Gobierno español para reorientar los criterios de un plan hasta ahora fallido. Definir con claridad qué es un empleo de calidad, abandonar el uso de fondos públicos para financiar la propia precariedad y evaluar correctamente y de la mano de los agentes sociales las medidas a desarrollar deben ser las prioridades para el próximo periodo.

Por último, las ayudas a la emancipación y el desarrollo de parques públicos de vivienda en alquiler son iniciativas que, sumadas a todas las anteriores, facilitarían que las personas jóvenes pudieran planificar sus propios proyectos de vida en unas condiciones dignas y adecuadas.


CCOO /  Día Internacional de la Juventud /  jóvenes /  precariedad laboral /  Redacción /