Redacción •  Actualidad • 08/07/2020

SOS Racismo-Bizkaiko SOS Arrazakeria denuncia brutalidad racista por parte de un agente de la Ertzaintza contra una mujer

Desde SOS Racismo-Bizkaiko SOS Arrazakeria, queremos hacer llegar a la prensa y a la opinión pública la siguiente información relativa a un caso de brutalidad policial racista a una mujer.

SOS Racismo-Bizkaiko SOS Arrazakeria denuncia brutalidad racista por parte de un agente de la Ertzaintza contra una mujer

El pasado 26 de mayo de 2018, Silvia, una mujer boliviana de 44 años, fue detenida de manera ilegal y brutalmente agredida por un agente de la Ertzaintza en dependencias policiales en Getxo (Bizkaia). A continuación, relatamos los hechos:

El día de las agresiones, Silvia fue detenida ilegalmente mientras esperaba a su pareja fuera de un supermercado en Algorta. Fue testigo de cómo unos agentes trataban de mala manera a una persona sin hogar e intentó impedirlo. Observó cómo la policía lo zarandeaba intentando levantarlo del suelo por la fuerza. Entonces ella, ante el abuso de los agentes, les preguntó que por qué lo trataban así. Los agentes contestaron que no se metiera y la empujaron. Se cayó hacía atrás. Eran dos agentes, uno la insultaba y el otro daba empujones. Uno de los agentes le dijo agarrándose el uniforme: “¿ves qué es esto? ¿sabes qué es esto? vete a tu puto país, vete a tomar por culo”.

Uno de los policías, quien la empuja, se quedó con ella fuera, mientras el que la insultaba entró dentro del supermercado. En ese momento, el hombre sin hogar a quien Silvia intentó proteger, se acercó a agradecerle que lo ayudara, estirando la mano. Entonces uno de los agentes le da un manotazo al hombre para evitarlo. Vienen otros dos ertzainas, al poco sale del supermercado la pareja de Silvia y se encuentra la escena. Éste se acerca a los agentes que llegan y pregunta qué ha pasado, le dicen que se la van a llevar detenida. Uno de los agentes quiere apartar a Silvia a un lado, aparentemente para charlar, y cuando ella se pone a andar cojeando (porque tiene una torcedura), la empuja contra la pared y le pone las esposas.

No le dejaron acercarse a su pareja en ningún momento. Se la llevaron directa a calabozo a la comisaria de Algorta.

Según llegó a la Ertzain-Etxea de Getxo Silvia pidió conocer sus derechos y le mandaron callar.

La llevaron a los calabozos, donde uno de los agentes empezó a hurgar en su billetero. Silvia entonces pide explicaciones. Ignoran su petición y proceden a meterla en el calabozo, es entonces cuando uno de los agentes la golpea brutalmente hasta en 5 ocasiones, como se puede ver en el video publicado en El Correo.

Mientras un agente agrede brutalmente a esta mujer, la otra agente intercede deteniendo exclusivamente la actuación de Silvia, quien finalmente es vejada y tirada a los calabozos, sin asistencia hasta la mañana siguiente.

Tras este brutal abuso policial racista en el marco de una detención ilegal, han pasado ya 2 años. Silvia denunció al día siguiente de los hechos y durante estos dos años, pese a las imágenes prueba del abuso y la brutalidad policial, pese al encubrimiento de los hechos por la Ertzaintza, y a pesar del conocimiento de la falsedad de las acusaciones formuladas contra Silvia en el atestado policial (vistas las imágenes), nada se ha hecho para actuar en defensa de esta mujer.

A Silvia, a través de esta astucia procesal encubriendo y maquillando la actuación policial con un atestado y acusación totalmente incierto, se le acusan varios delitos (resistencia, dos delitos de atentado a agente de la autoridad y dos delitos de lesiones) mientras que solo a uno de los agentes implicados se le mantiene la acusación y únicamente por un delito leve de lesiones.

Desde SOS Racismo Bizkaia denunciamos estas agresiones brutales, de un policía a una mujer racializada, que no se pueden entender fuera del marco del racismo.

Reiteramos que los abusos y brutalidad en ciertas actuaciones policiales no son casos aislados y exigimos a las Instituciones Públicas y a los Responsables Políticos tomar medidas al respecto.

En el caso de Silvia, pedimos justicia, asunción de responsabilidades y reparación. Pedimos impuso procesal para un procedimiento que lleva parado desde el 23 de septiembre de 2019, fecha en la que se recurrió el auto que sobreseía el caso para una de las agentes y acusaba únicamente de un delito leve de lesiones al otro agente.

Inpunitaterik Ez!

SOS Racismo-Bizkaiko SOS Arrazakeria


abusos policiales /  racismo /  Redacción /  SOS Racismo-Bizkaiko SOS Arrazakeria /