CEdA •  Christian Zampini •  Actualidad •  03/11/2018

Organizaciones ecologistas asturianas denuncian una posible manipulación en los datos sobre contaminación

Según la Coordinadora Ecoloxista d’Asturies, la elección del lugar de instalación de la estación móvil en la zona más elevada del municipio de Carreño responde al interés deliberado por brindar una imagen de menores niveles de contaminación. Así mismo, sospechan del falseamiento directo de determinados indicadores como los niveles de partículas PM10.

Organizaciones ecologistas asturianas denuncian una posible manipulación en los datos sobre contaminación

Los elevados niveles de contaminación son una constante en el Principado de Asturias. A pesar de la idílica imagen de zonas verdes y naturaleza, las actividades mineras y un elevado nivel de desarrollo industrial, unidas a décadas de dejadez en materia medio ambiental han tornado a Asturias en la comunidad autónoma más contaminada de todo el estado.

La Coordinadora Ecoloxita d’Asturies ha emitido un duro comunicado en el cual cuestiona la política de diagnóstico y medición de los niveles de contaminación, concretamente en el municipio de Carreño, al cual señalan como “el concejo con más instalaciones industriales contaminantes de Asturias”. Según la coordinadora, los datos sobre contaminación que arroja la estación no puede de ninguna forma corresponderse con la realidad.

Como ejemplo, señalan a los resultados de contaminación atmosférica por partículas PM10, denominación que hace referencia a la presencia en el aire de micro partículas de metales pesados y otros elementos altamente contaminantes que producen graves problemas respiratorios a la población. La Coordinadora señala que la presencia de centrales térmicas, acerías, cementeras, un complejo químico y otras instalaciones altamente contaminantes causan la presencia de estos elementos en los concejos con los que limita Carreño: Gijón, Gozón y Corvera, lo que hace imposible que no aparezcan en los resultados de medición del propio concejo.

Según la Coordinadora, parte de los motivos de los resultados pueden ser la deliberada elección del lugar donde se ha instalado la estación móvil de medición, la parte alta de la urbanización de Xivares, cuya altitud reduce los niveles registrados de elementos contaminantes pesados. Los ecologistas sostienen que las autoridades conocían perfectamente la reducción de los niveles registrados en ese emplazamiento, habiendo existido mediciones entre noviembre de 2013 y enero de 2014. “Ya quedó demostrado en esas fechas de dicho emplazamiento no tenía apenas contaminación del aire de acuerdo a los datos del Principado, de aquella el parque de carbones del Musel no tenía ni la actual pantalla”, afirman desde la Coordinadora.

“Pedimos al Ayuntamiento de Carreño que no juegue con la salud de los vecinos, exigimos que los datos que den en su web sean más completos, a modelo de como lo hace el Ayuntamiento de Gijón, donde se cuelgan sobre la marcha los datos horarios, no solo las medias diarias, para poder los picos de contaminación y las horas en las que se producen”, han señalado los ecologistas asturianos.


administraciones /  Asturias /  contaminación /  medio ambiente /