Marea de Residencias •  Opinión • 25/09/2020

Por un nuevo modelo residencial y la adopción de medidas concretas para mejorar la situación de las residencias en la desescalada

Por un nuevo modelo residencial y la adopción de medidas concretas para mejorar la situación de las residencias en la desescalada

La Marea de Residencias, compuesta por trabajadoras, residentes y familiares de residentes, reclama a la Comunidad de Madrid la puesta en marcha de un nuevo modelo residencial, y la adopción urgente de medidas para mejorar la situación de las residencias.

  1. Se insta a la Comunidad de Madrid a que las inspecciones a las residencias sean de obligado cumplimiento y no a elección de la dirección de la residencia, quien se ampara para no cumplirlos en las características propias de cada residencias. Dichas inspecciones deben ser periódicas y sin previo aviso.
  2. Se reclama la necesidad de mejorar las actuales visitas de los familiares, para que los residentes puedan reconocer y escuchar sus voces, no a dos metros de distancia. Para ello se deben instalar en todas las residencias pantallas protectoras y que se utilicen guantes que permitan darse la mano.
  3. Denuncian el gran deterioro cognitivo y físico que están sufriendo las personas residentes y reclaman que no permanezcan por más tiempo confinados entre 4 paredes y que sea evaluado su estado por un equipo de profesionales independientes. Se exige a las residencias que las visitas se reanuden cuanto antes, por supuesto de forma segura, y que no cierren el acceso, cuando existan uno o dos nuevos contagios, sino que se habilite una zona de aislamiento para estos casos de forma que el resto de los residentes no se vean perjudicados por ello.
  4. Denuncian que muchas residencias están denegando a los familiares los informes médicos de sus familiares. La información y comunicación hacia los familiares está siendo muy escasa o nula, haciendo que los familiares no sepan lo que está pasando dentro ya que no se informa del estado de salud general de los residentes. Los familiares necesitan tener información no solo sobre los posibles síntomas de la Covid-19, también sobre deshidrataciones, infecciones de orina, desnutrición, escaras, etc…
  5. Reclaman a la Comunidad de Madrid y a las Residencias que informen de la fase de desescalada de cada residencia y de los contagios existentes y como se está procediendo para su aislamiento, si se realizan test  o PCR, y si se está realizando el seguimiento pertinente, por parte del “Geriatra de referencia”, que evalúe su estado e informe a los familiares.
  6. La Marea de Residencias considera que la existencia de un stock de EPIS, empapadores, gel y hidroalcohólico, etc. para  solo 14 días es muy insuficiente, y reclaman se amplíe, dotando de mascarillas diariamente también a los residentes.
  7. Reclaman se garanticen para todas y todos los residentes, servicios de fisioterapia diaria y terapias de ocupación, contratando más personal, que es muy necesario en estos momentos y en lo que no se pueden escatimar recursos. Es absolutamente necesario frenar el deterioro que sufren por el duro confinamiento y que se reestablezca el servicio de podología y peluquería.
  8. Exigen la permanencia de un médico en cada residencia durante las 24 horas y los 365 días, algo esencial a establecer en el “nuevo modelo de residencia”.

La Marea de Residencias acudió a una reunión con el Consejero de Políticas Sociales el pasado lunes para tratar la situación de los centros residenciales de Madrid, en la que también participaron miembros de otras plataformas de familiares, en la que se le transmitieron estas propuestas. En dicha reunión el consejero manifestó su intención de reunirse con los cuatro grupos que él considera deben ser partes activas para mejorar la situación en las residencias, Patronal, Familiares, Sindicatos y Partidos Políticos. Con respecto a la gran tragedia sufrida en las residencias, se informó de que se ha constituido una comisión de investigación en la Asamblea de Madrid para depurar responsabilidades y que comenzará a estar operativa después del verano.

En dicha reunión se nos informó que está en proceso la rescisión de los contratos de las gestoras sancionadas, ARALIA y DOMUSVI, a la espera de la resolución por parte del Departamento Jurídico. Y la Marea de Residencias le traslado su preocupación  acerca de lo que va a suceder con la plantilla de trabajadores tras la rescisión y se nos indica que se hará una subrogación general a la nueva empresa gestora. Si sucediera, que la gestión quedase en manos de las instituciones, entonces sería más complicado, porque los trabajadores tendrían que pasar a ser funcionarios, no obstante este escenario lo considera bastante improbable.

La Consejería indicó que estudiaría la posibilidad de ampliar el plazo de 45 días que se han marcado, a partir del fin del estado de alarma, para el reingreso de los residentes que han sido evacuados a los domicilios familiares durante la pandemia. Es importante conocer previamente el estado de cada residencia y si hubiera un rebrote suspender de nuevo dicho plazo.

También en esa reunión la Marea informó a la Consejería que existen casos particulares, bastante preocupantes que sería necesario investigar y poner solución, a lo que Doña Begoña Cortés, Directora de de Atención al Mayor y a la Dependencia nos indica que se lo hagamos llegar a través de correo electrónico y que se compromete a ver estos casos, individualmente.


Marea de Residencias /  Opinión /