Nara Romero Rams •  Opinión • 11/06/2020

Burla en Bolivia con cierre de ministerios y embajadas por pandemia

Burla en Bolivia con cierre de ministerios y embajadas por pandemia

Los cierres de ministerios y embajadas de Bolivia son las nuevas medidas del régimen golpista para ‘ahorrar recursos y destinarlos a combatir la pandemia’, una decisión que según expertos representa una burla.

La autoproclamada presidenta Jeanine Áñez ordenó el pasado 4 de junio cerrar las carteras de Culturas y Turismo, de Deportes y de Comunicación con una partida de 107 millones 59 mil 426 bolivianos (más de 15 millones 486 mil 145 dólares) asignada para este año por el Presupuesto General del Estado.

Culturas y Deportes pasarán a ser parte del Ministerio de Educación, y el de Comunicación, de la Presidencia, con un supuesto ahorro no superior a los 30 millones de bolivianos (cuatro millones 339 mil 500 dólares).

Esto para evitar la propagación de la Covid-19, que en el parte del 10 de junio reportaba 14 mil 644 casos confirmados y 487 fallecidos en el país.

Áñez justificaba su decisión como un punto importante para la economía la capacidad del gobierno para ahorrar, un hecho que también contempló el cierre de las embajadas de Bolivia en Nicaragua e Irán, impulsadas por el expresidente Evo Morales (2006-2019).

‘No tenemos nada contra esos países y pueblos nobles y hermanos, que respetamos y son amigos’, expresó la mandataria de facto a pesar de ordenar la eventual anulación del personal y de gastos ‘innecesarios’, donde incluyó a esas sedes diplomáticas.

Junto a Managua, la nación andino-amazónica formó parte de la Alianza Bolivariana Para los Pueblos de Nuestra América (ALBA) y con Teherán suscribió importantes acuerdos en el campo petrolero y la minería.

Las acusaciones contra la gestión del líder aymara no se hicieron esperar y una vez más las autoridades golpistas alegaron que el Movimiento Al Socialismo (MAS) generó cargos para beneficiar a sus dirigentes.

El ministro de Desarrollo Productivo, Óscar Ortiz, declaró que ‘mientras el MAS buscaba cómo generar cargos para sus dirigentes, nosotros queremos ahorrar para defender la salud de los bolivianos. Queremos que los recursos públicos se enfoquen en el bienestar de nuestros ciudadanos’.

La decisión de impulsar la cultura y el turismo desde el Ministerio de Educación y de implementar programas para sostener esa actividad en la pandemia, generó numerosas críticas en las redes sociales, donde varias personas relacionadas con el sector coincidieron con la idea ‘soy un artista, no soy un gasto absurdo’.

En la misma línea se pronunció el periodista boliviano Ángel Careaga y lamentó que, al eliminar el Ministerio de Culturas ‘en un país en el que, a lo mejor sólo podría sanarse desde sus culturas’.

Asimismo, Evo Morales en su cuenta de Twitter aseguró que el gobierno de facto sigue la receta del Fondo Monetario Internacional con el neoliberalismo, manifestada con las últimas medidas.

Cerrar ministerios, ¿será la solución para la crisis sanitaria en Bolivia?

La alianza Creemos fue otra de las voces que expresó su rechazo a la decisión del gobierno de facto, de eliminar tres ministerios para ‘ahorrar’ durante la pandemia y aseguró que esa no es la solución para fortalecer el sistema de salud de Bolivia.

Zulma Yugar, extitular de Culturas en el país suramericano, escribió en sus redes sociales que ‘una vez más puedo comprobar que la cultura es para el Estado la quinta rueda del carro, comprobando que jamás se asignará un presupuesto adecuado para lograr el sitial que le corresponde’.

Por su parte, el presidenciable por el MAS, Luis Arce Catacora, criticó la creación de la unidad de élite para la seguridad de Áñez tras el cierre de tres carteras de Estado y dos embajadas.

‘Al tiempo que cierran ministerios como el de Culturas y Turismo, crean una Unidad élite para la seguridad de Jeanine Áñez y su entorno. Esas son las prioridades del gobierno, mientras crece la pandemia y el pueblo no tiene pruebas, respiradores ni equipos de bioseguridad’, escribió Arce Catacora en su cuenta de Twitter.

La presidenta del Senado, Eva Copa, anunció que activarán los mecanismos de fiscalización para que el Ministerio de la Presidencia informe sobre los datos técnicos utilizados para esa decisión.

Copa precisó que analizarán el desempleo como consecuencia de la medida gubernamental, mientras recordaba la vulneración de la ley que establece inamovilidad laboral en el tiempo de la pandemia.

Según expertos, cerrar el Ministerio de Culturas y Turismo compromete una actividad que durante el gobierno de Evo Morales impulsó las tradiciones de las 36 naciones indígenas reconocidas en la Constitución Política del Estado y promovió sus principales destinos.

Al cierre de 2018 el movimiento turístico nacional alcanzó 4 por ciento de crecimiento, más de 200 mil visitantes, gracias a la promoción en los medios de comunicación.

La unión entre el sector estatal y privado fue otra de las políticas que favorecieron las inversiones en infraestructuras y la inserción de operadores de turismo, agencias de viajes y cadenas hoteleras en manos de privados.

El mayor logro de esa cartera de Estado fue sin dudas acoger por primera vez el 13 de julio pasado la gala de los World Travel Awards (WTA) para América Latina, donde se alzó con los galardones de Mejor Destino Emergente de Sudamérica (La Paz).

Igualmente, el de Mejor Destino Verde de Sudamérica; Mejor Atracción Turística Natural de Sudamérica (Salar de Uyuni) y Mejor Destino de Viaje Juvenil de Sudamérica.

El Stannum ganó en la categoría Mejor Hotel Boutique Líder en Bolivia, la Cars como Mejor Empresa de Alquiler de Coches Líder en Bolivia; Tajibos como Mejor Hotel de Negocios Líder en Bolivia, y el galardón como Mejor Hotel de Bolivia fue para Atix.

Por otra parte, la construcción de instalaciones deportivas con modernas tecnologías incentivó la práctica de la actividad física en Bolivia, un país que participó con 49 deportistas en los XVIII Juegos Panamericanos de Lima-2019, realizados del 26 de julio al 11 de agosto pasados.

Esta fue la nómina más grande del país suramericano en un certamen de esa naturaleza, pues su récord era de 36 deportistas, los que asistieron a Toronto-2015, y también superó la cantidad de deportes en los que competió, pues en suelo canadiense fueron 12.

Asimismo, fueron entregados por el gobierno de entonces premios de más de cuatro mil dólares para los medallistas de oro, de más de dos mil para el caso de la plata y más de mil para el metal bronceado.

El panorama continúa siendo desalentador pues junto al combate contra la pandemia, parece que el gobierno de facto también reducirá de paso la comunicación, la cultura, el turismo y el deporte que colocaron a Bolivia, un país olvidado, en la opinión pública internacional.

arb/nmr/cvl

*Periodista de la Redacción Suramérica de Prensa Latina.

 
Fuente: https://www.prensa-latina.cu/index.php?o=rn&id=373157&SEO=burla-en-bolivia-con-cierre-de-ministerios-y-embajadas-por-pandemia

Nara Romero Rams /  Opinión /