Diseccionando a El País • 05/08/2020

La lectura vasallática de El País sobre lo que se dijo del Borbón en la prensa internacional

La lectura vasallática de El País sobre lo que se dijo del Borbón en la prensa internacional

Bajo el titular «Así recoge la prensa internacional el anuncio de Juan Carlos I«, [*] El País hizo ayer su particular recopilación de lo que dicen los periódicos internacionales sobre la huida de Juan Carlos de Borbón de España, pero en lugar de ofrecer a sus lectores la traducción literal de las portadas, transcribió una selección de frases del interior de cada noticia que, en la mayoría de los casos, suavizan lo que cada medio extranjero quiso en realidad destacar;

A la izquierda, la traducción literal de lo que dice la prensa internacional / A la derecha, la versión de El País, en la mayoría de las ocasiones, dulcificada.

The Guardian: ‘El antiguo rey de España Juan Carlos, golpeado por el escándalo, se exiliará’ / El británico ‘The Guardian’ subraya el “papel fundamental” de Juan Carlos I en restablecer la democracia en España, aunque “en los últimos años, las revelaciones sobre su vida privada y asuntos financieros han empañado lo que una vez fue visto como una de las monarquías modelo de Europa”.

CNN: ‘Juan Carlos I, el ex rey de España, abandonó el país en medio del escrutinio de supuestos negocios financieros’ / Fuera de España, pero a disposición de la Fiscalía, de ser necesario.

The New York Times: ‘Juan Carlos, antiguo rey de España, deja el país en medio de múltiples investigaciones’ / ‘The New York Times’ destaca que la salida del monarca puede alimentar el debate político sobre el futuro del modelo del Estado en España.

Le Monde: ‘España: el epílogo sin gloria del reinado de Juan Carlos, que abandona el país para hacer negocios’ / En Francia, ‘Le Monde’ hace énfasis en que la decisión de Juan Carlos l radica, principalmente, en “salvar a la Monarquía borrándose a sí mismo”.

Le Figaro: ‘El ex rey Juan Carlos, sospechoso de corrupción, abandona España’ / El francés ‘Le Figaro’ pone el foco en las investigaciones del fiscal en Suiza para dar con el origen de los 65 millones que, presuntamente, Juan Carlos l habría recibido de Arabia Saudí.

Il Corriere della Sera: ‘El exilio voluntario de Juan Carlos: el ex rey deja España después de la investigación del fraude fiscal’ / ‘Il Corriere della Sera’ contempla la posibilidad de que el rey, al que define “cansado”, probablemente se haya dirigido a un país caribeño.

BBC: ‘El asediado ex rey de España Juan Carlos deja el país’ / “Es una salida humillante para un rey que parecía que iba a pasar a la historia como el líder que guio a España de la dictadura a la democracia tras la muerte de Franco en 1975”, argumenta el corresponsal de la BBC, Nick Bea

Bild: ‘Juan Carlos escapa de España’ / En Alemania, ‘Bild’ destaca en su portada la marcha del rey y el contenido de la misiva enviada a Felipe VI.

De los anteriores titulares, hemos recogido los que no se mordieron la lengua para definir este hecho insólito, la huida de un ex-monarca sobre el que pesan hasta siete investigaciones abiertas por corrupción en varias modalidades. El País incluye otros cuatro más favorables en su noticia, pero lo verdaderamente significativo es lo que deja de contar. Toda una avalancha de noticias, con subtítulos y frases destacadas que el diario del Grupo PRISA y otros muchos medios decidieron omitir;

En el Reino Unido, The Times tituló ‘El antiguo rey de España huye del escándalo del dinero en efectivo’, salpicando al hijo con frases tales como «El enfado de la opinión pública por el escándalo de sus finanzas amenaza con hundir a su hijo Felipe VI». Tambien encontramos «Un exilio forzoso», «El exrey de España acorralado», «Un escándalo que amenaza con socavar la monarquía». La BBC habla de un final «humillante para quien parecía destinado a pasar a la historia como el líder que guió a España de la dictadura a la democracia»; y el Dayly Mail señala cómo la reputación de Juan Carlos I «ha caído en picado desde su abdicación, con continuos rumores de amantes, corrupción y cuentas en el banco en Suiza».

En Italia, Il Fatto Quotidiano’ destaca en primera página «Juan Carlos ya se ha escapado de España. Iglesias: ‘Acto indigno’. Y los súbditos en Twiter, queremos la República». Il Corriere della Sera también incluyó en su página interior un elocuente «España, adios». También un recuadro que regresa a la Transición para recoger aspectos muy diferentes a los que acostumbran los medios españoles: «Frente a la imposibilidad de un Franco II, España se espeja en el borbón Juan Carlos, infante de la Transición, rey por apuesta, con estupor mezclado con una exigente e impaciente curiosidad». Por su parte, La Repubblica titula «Juan Carlos. Me equivoqué, dejo España», jugando a parodiar la famosa frase «lo siento mucho, me he equivocado, no volverá a ocurrir».

En Alemania, Zeit destacó ‘Juan Carlos I abandona España. El ex rey de España es sospechoso de corrupción…’. Deutsche Welle sigue una línea similar: «Rey emérito Juan Carlos I, sospechoso de corrupción, se muda fuera de España».

En Francia, la radio pública France Inter exclama «¡Qué humillación para 47 millones de españoles!», para añadir «Ni una carta a su pueblo, ni una carta a la justicia de su país. No, una carta a su heredero e hijo, aparentemente el único frente a quien se siente responsable. ¡Feudalismo puro en el siglo XXI!». Liberation publicó un impactante titular que tampoco despertó el interés de El País ni de ningún otro medio de comunicación en nuestro país: `Juan Carlos exiliado, Felipe aislado, España asqueada´, y define la decisión de Juan Carlos como «una escapada propia de un vulgar delincuente a la fuga». «El epílogo poco glorioso del reinado de Juan Carlos», «Enredado en los escándalos, el rey emérito quiere exiliarse», «Rey y ladrón de pollos», «Sospechoso de corrupción, Juan Carlos decide abandonar España» son otras de las frases elegidas por Liberation y Le Monde en el cuerpo de sus noticias.

La lista de enunciados «desalmados» es mucho más larga si salimos de Europa, pero baste esta recopilación para comprobar cómo la prensa española en general y El País en particular desinforma u ofrece lecturas serviles respecto a todo lo relacionado con la Casa Real y los Borbones. Y parece que no es suficiente con sus titulares clónicos con todo tipo de palabras prohibidas: corrupción, huida, investigación judicial, negocios, dinero, fraude fiscal, escapa, Felipe VI, etc. La prensa española -con algunas excepciones- selecciona cuidadosamente los contenidos internacionales para «pasar por alto» aquellos que resultaron más descarnados e incluso burlescos respecto a la huida de la justicia por parte de Juan Carlos de Borbón.

La siguiente lectura de los hechos en la que se centran los medios españoles no coloca el acento en la fortuna que se lleva el Borbón, fruto de sus actividades corruptas, y que disfrutará en República Dominicana, donde no podrá ser reclamado por la justicia suiza debido al tratado de extradicción vigente entre ambos países; tampoco en las siete causas abiertas o la posible reapertura de la querella contra el ex-rey; sino en una inocente pregunta de la que todo el mundo conoce la respuesta ¿Dónde está Don Juan Carlos?

[*] https://elpais.com/elpais/2020/08/04/album/1596537125_672149.html#foto_gal_4


Diseccionando a El País / 

César Pérez Navarro

 

Todo el mundo hace algo para sentirse realizado, o sencillamente, sentirse bien. En mi caso, he colaborado como arqueólogo de la Federación Estatal de Foros por la Memoria y del Foro por la Memoria de Córdoba, la ciudad donde vivo y nací, y escribo en este blog, en Tercera Información y en otros medios sociales y contrahegemónicos entre otras actividades que incluso podrían considerarse como “subversivas” teniendo en cuenta los tiempos que corren. Licenciado en Geografía e Historia y especializado en arqueología, mi profesión inicial, y estudios que recomiendo a cualquiera, aunque los planes actuales no sean lo que eran. Hoy me dedico al periodismo social y me preocupo, sobre todo, por la influencia de las corporaciones de la comunicación sobre los ciudadanos y las técnicas de manipulación de masas desarrolladas desde Edward L. Bernays.