La Tienda Republicana

Juan Torres López

Lo secundario no puede ser lo primero: que discutan qué hacer y luego con qué ministros hacerlo

Cuando en diciembre de 2015 se celebraron elecciones generales en nuestro país, los dos grandes partidos sobre los que había descansado la gobernabilidad del Estado desde los años 80, PP y PSOE, estaban mucho más que tocados del ala. Hicieron frent a la crisis con decisiones claramente impopulares sin apenas tomarse la molestia de justificarlas seriamente ante la población y ambos, aunque sobre todo el PP, aparecían claramente como los responsables de la corrupción generalizada y vergonzosa que se extendía por todos los rincones de España.

Todo el crecimiento de la deuda pública en la UE desde 1995 corresponde a intereses

Es fundamental que el BCE deje de actuar como impulsor de la creación de deuda. Debe ser el financiador del progreso y la garantía del desendeudamiento de los gobiernos europeos.

La oficina estadística europea, Eurostat, publicó el mes pasado los últimos datos oficiales sobre la deuda pública en la Unión Europea.

Una gran oportunidad

La coyuntura internacional y la situación interna podrían proporcionar en los próximos cuatro años condiciones bastante favorables para que el nuevo gobierno de España pusiera las bases de un cambio histórico del modelo económico, social y político que nos ha convertido en un país destructor de empleo productivo y cada día más desigual, en lo económico, y sometido en lo político por el poder de los grupos oligárquicos que llevan decenios gobernando realmente en nuestro país.

¿Quién quiere privatizar las pensiones públicas aunque diga lo contrario?

En las últimas horas se ha levantado revuelo en los medios de comunicación porque el presidente Pedro Sánchez ha acusado al Partido Popular de querer privatizar las pensiones. Enseguida, desde el Partido Popular lo han negado, concretamente a través de mi amigo Daniel Lacalle (la noticia aquí).

Como siempre, el debate (si a estos rifirrafes se le puede llamar debates) tiende a generar confusión por los términos en que se plantea.

¿Quién debería pedir perdón a quién y por qué?

Yo soy una persona con muchos defectos como saben bien las personas que me conocen. Pero hay uno que no tengo: pido perdón sin ninguna dificultad e incluso lo he hecho muchas veces en mi vida siendo consciente de que no había muchas razones para hacerlo, pero convencido de que así reconfortaba a otra persona o la dejaba más tranquila.

Por eso no me siento ofendido ni molesto cuando el presidente mexicano López Obrador nos ha reclamado a los españoles que pidamos perdón ahora a su pueblo “por los agravios” de la conquista.

Las grandes empresas no son lo que nos dicen

Uno de los errores más habituales en cuestiones economicas (inducido por la literatura mayoritaria) consiste en creer que las grandes empresas son las más avanzadas, las que gestionan mejor, las más productivas, las que se encuentran en la vanguardia de la innovación, las que más empleo crean y las que mejor resuelven los problemas de las personas, de las demás empresas y de la economía general. De ahí a que sus intereses se confundan con los de la sociedad en su conjunto, o a que su marca se identifique con la nacional (Marca España), no hay nada más que un paso

Páginas

Suscribirse a Juan Torres López