David Ramos •  Cultura • 19/10/2020

El palmarés de la 53º edición del Festival de Sitges

Possessor” de Brandon Cronenberg se alzó finalmente con la victoria de la 53ª Edición del Festival de Sitges.

El palmarés de la 53º edición del Festival de Sitges

Ya habíamos reseñado la impresión causada por el estreno del segundo largo del hijo de David Cronenberg, que también se ha llevado el premio a la Mejor Dirección. El jurado ha sabido valorar la tremenda fuerza de sus imágenes y su capacidad de mantener al espectador pegado a la butaca. Habrá que seguir muy de cerca la carrera del realizador canadiense.

El Gran Premio del público fue a para a manos de “La vampira de Barcelona” de Lluís Danés. Rodada en catalán la película se desarrolla en la Barcelona de principios del siglo XX, donde un periodista se sumerge en el laberinto urbano de calles y burdeles del barrio del Raval para desentrañar la verdad sobre la desaparición de diversos niños.

Grégoire Ludig & David Marsais actores de Mandibules

Los actores de mi amada “Mandibules” se llevaron el premio compartido a la mejor interpretación masculina.

Entre los premiados se encuentra también “Red Rover”, la fantasía en stop motion de la británica Astrid Goldmisth que ya comentamos en este periódico.

David Lynch agradeciendo el Gran Premio Honorífico

Como curiosidad, en la página del festival, se puede ver el vídeo de agradecimiento del maestro David Lynch, al recibir el Gran Premio Honorífico, que se proyectó en el Auditori en la clausura del festival.

En este enlace pueden consultar el palmarés completo.

No quería dejar pasar esta edición sin comentar otra de las sorpresas del certamen. Se trata de “Impetigore”, cinta de terror indonesio que hizo las delicias de los amantes del género en el festival. Confinada en la cabina del peaje donde trabaja, Maya observa cómo un coche se para, y un hombre desciende y se dirige hacia ella machete en mano. Con la que es probablemente la mejor secuencia de suspense vista en el festival, da comienzo la intrépida película del director indonesio Joko Anwar. La mitología indonesia atesora un bestiario inmenso y variado que puede dar lugar a numerosas películas de género y la industria parece interesada en explotarlo para nuestro regocijo. Multitud de demonios y espíritus malignos se esconden en las selvas del sudeste asiático dispuestos a ser descubiertos y presentados al mundo de la mano de los realizadores indonesios. Estaremos atentos.

Sputnik, de Egor Abramenko

Otra de las películas más esperadas era la cinta rusa “Sputnik” primer largo del director Egor Abramenko de 33 años. El film venía precedido por ser la punta de lanza del sci fi ruso. La acción comienza con el aterrizaje forzoso de una nave espacial donde uno de los tripulantes muere. Todo parece indicar que los astronautas no volvieron solos del espacio exterior.

La premisa inicial y la primera parte de la película resultan innovadoras, un soplo de aire fresco renovador del género, pero la cinta se va desinflando hacia la mitad, dejando al espectador con una sensación agridulce. Sin embargo, el diseño de producción y el montaje de sonido son impresionantes por lo que el resultado final resulta satisfactorio.

Sin más que añadir nos despedimos, ahora sí, hasta el año que viene.

¡Larga vida al cine fantástico y de terror! ¡Larga vida al festival de Sitges!


Festival de Sitges /  Sitges 2020 /