Redacción •  Wikimedia •  Actualidad • 30/11/2019

Sindicatos y organizaciones políticas denuncian los despidos en la Central Térmica de Andorra sin la puesta en marcha de un plan de alternativas de empleo

MAESSA, subcontrata encargada del mantenimiento de la planta ha iniciado el proceso de despidos que concluirá el próximo febrero con la pérdida de 39 puestos de trabajo.

Sindicatos y organizaciones políticas denuncian los despidos en la Central Térmica de Andorra sin la puesta en marcha de un plan de alternativas de empleo

El cierre de la Central Térmica de Andorra, gestionada por Endesa, previsto para principios del 2020  está ocasionando un conflicto laboral en la comarca. Sindicatos y partidos políticos aragoneses han manifestado su rechazo a los procesos de despidos sin que se haya “avanzado en los planes y promesas hechas por parte de las administraciones”.

Este viernes se han dado las primeras pérdidas de puestos de empleo con el despido de cuatro empleados de la subcontrata MAESSA, empresa encargada del mantenimiento de la central. Los planes anunciados por la subcontrata contemplan hasta un total de 39 despidos entre diciembre y los primeros dos meses de 2020.

UGT y la Unión Comarcal de CCOO han puesto de manifiesto que los despidos son parte normal del cese de actividad de la Central Térmica, como parte de las medidas de transición energética que aspiran a sustituir la generación de energía eléctrica por medio de centrales de carbón. Sin embargo, apuntan a que no se han tomado las medidas necesarias y prometidas para garantizar la generación de nuevos puestos de trabajo.

Los sindicatos han responsabilizado directamente a las administraciones, así como a la compañía eléctrica Endesa. “La transición se está produciendo a espaldas al interés general de la ciudadanía, del conjunto de la clase trabajadora y del territorio. Solo los planes de empresa de las empresas del sector eléctrico parecen tener el apoyo e impulso suficiente por parte de las diferentes administraciones”, apuntan en un comunicado los sindicatos.

“Si estos proyectos fueran una fuente estable y suficiente de generación de puestos de trabajo y fueran acompañados de un plan de formación, reciclaje y empleo para el conjunto de los trabajadores y trabajadoras del sector minero- eléctrico podríamos dar por concluida la transición”, añaden.

Según han denunciado, la pérdida de puestos de empleo sin medidas para generar nuevo tejido productivo conducirá de manera inevitable a la despoblación de la Comarca, y exigen la puesta en marcha inmediata y de emergencia de cara a mantener el tejido laboral en la comarca.


empleo /  energía /  Redacción /  Sindicalismo /  transición energética /  Wikimedia /