Cortesía •  Redacción •  Actualidad •  24/11/2019

Vecinos de San Sebastián se manifiestan contra las obras del Metro tras el derrumbe en la avenida Zarautz

Cientos de personas acudieron a la convocatoria del movimiento vecinal Satorralaia tras los el derrumbe en la avenida Sarautz que provocó siete desalojos y que se atribuye a las obras de metro Topo.

Vecinos de San Sebastián se manifiestan contra las obras del Metro tras el derrumbe en la avenida Zarautz

Respondiendo a la convocatoria de Satorralaia, más de un centenar de personas se ayer al mediodia en la plaza del Buen Pastor, haciendo frente al mal tiempo y al vendaval, para exigir la paralización de las obras e la pasante de Metro.

El movimiento vecinal había convocado la concentración en respuesta al derrumbe producido en la Avenida Zarautz el pasado martes, que atribuyen a las obras de soterramiento del Metro que se están realizando en la zona. Desde Satorralaia rechazan los argumentos esgrimidos desde la corporación Euskal Trenbide Sarea (ETS), que sostiene que el corrimiento de tierra en la avenida donostiarra se produjo por «causas ajenas a la obras de soterramiento» del Metro.

Los manifestantes portaron una pancarta con el lema “NAHIKOA DA! ¡PARALIZACION!” y numerosos carteles, lanzando continuos gritos y cantos reivindicativos. También han colocado en el vallado de la obra grande siluetas de cartón representando a Eneko Goia, Arantxa Tapia y Ernesto Gasco encartelados igualmente con el lema “Nahikoa da! ¡Paralización!”.

Las personas que han acudido a la protesta no han perdido el humor y han coreado un nuevo canto, cuya letra dice: “Kisiera ser alcalde Donostiakua… Botako nuke komun zulotik behera metrua!…”. Durante la concentración se ha repartido también hojas informativas contrarias a este proyecto considerado absolutamente innecesario por una gran parte de la población. Finalmente, Satorralaia ha hecho un llamamiento a participar en la asamblea convocada el proximo miercoles día 27 a las 19h en las escuelas de Amara (Calle Urbieta 38).

 

Comunicado completo de Satorralaia ante los acontecimientos en las instalaciones de Metro de Donosti:

Tras el grave derrumbe producido en las zona afectada por las obras del Metro en la Avenida de Zarautz, Satorralaia denuncia el servilismo con el que el Ayuntamiento ha puesto el espacio urbano a disposición de las empresas constructoras que se benefician de la construcción de esta gran infraestructura y juegan con las condiciones de vida de la población, haciendo y deshaciendo la ciudad a su antojo. Denunciamos además que lo peor está por llegar en relación a las graves afecciones provocadas por las obras en el espacio urbano y a los riesgos que la ejecución de esta infraestructura conlleva para los edificios construidos sobre los suelos más problemáticos de los arenales fluvio-mareales de la ciudad. La perforación del túnel y de la estación bajo la ciudad y la playa de la Concha, junto con las obras de excavación en las calles del centro urbano, multiplicarán los daños provocados en el Antiguo, Morlans y Amara.

Asimismo, denunciamos el bombardeo propagandístico del Gobierno Vasco que nos quiere vender el Metro hablando de «Más Topo, Mejor Ciudad». ¿Mejor, para quien? El metro no lo ha pedido nadie por ser innecesario y el Gobierno Vasco lo ha impuesto sin ninguna participación ciudadana. A este respecto, manifestamos que:

>>La construcción de la pasante de Metro resalta entre las actuaciones urbanísticas más agresivas que están afectando la ciudad y carece de justificación en términos de mejora de la movilidad urbana. La ciudad dispone ya de una buena red de transporte público y la clave para cubrir las necesidades de movilidad de la población radica simplemente en coordinar el actual Topo y las principales líneas de Dbus, integrando igualmente el sistema Lurraldebus y Cercanías de Renfe, con el fin de mejorar la accesibilidad a todos los barrios y lugares de trabajo de Donostia y alrededores. En cambio, la pasante de Metro es una apuesta equivocada para el transporte público porque perjudicaría principalmente a Dbus sin reducir apenas el trafico de coches.

>>Esta obra es un derroche económico –200 millones de euros como mínimo– en detrimento de la cobertura de las necesidades sociales y de los recursos necesarios para mejorar la red del Topo y de EuskoTren en la comarca, donde las líneas carecen de suficientes tramos de doble vía.

>>Cuestionamos el modelo de ciudad que se promueve con la pasante de Metro, porque el proyecto elimina la estación central del Topo en Amara con claros fines edificatorios e impulsa un diseño centralizador en torno a la zona comercial y turística del Centro-La Concha, tendente sin duda a fomentar crecientes procesos de mercantilización y especulación urbana con graves perjuicios para la colectividad.

Finalmente, recordamos que la fiscalía ha abierto diligencias de investigación en relación a la pasante de Metro por los graves incumplimientos de las normativas de seguridad y condiciones de evacuación de viajeros/as y personas con discapacidad que Satorralaia ha denunciado en la Galeria de Salida de Emergencia de 500 metros de longitud y un total de 400 escalones para salvar un desnivel de 68 metros –algo asi como subir andando a la planta 24 de una torre-  proyectada en Pio Baroja.

Por todo ello, reclamamos la paralización de las obras del Metro para devolver a la población la capacidad de decisión sobre el sistema de transporte público y el modelo de ciudad que queremos  para Donostia.


Donosti /  Metro /  movimiento vecinal /