Redacción •  Actualidad • 21/07/2016

Participa Sevilla pretende que la gente gane poder de decisión con consultas vinculantes y presupuestos participativos

Esta mañana, la formación emergente ha hecho público que va a presentar 78 enmiendas al borrador del nuevo reglamento orgánico de Participación Ciudadana y de las Juntas Municipales que ha propuesto el Gobierno del PSOE. “Nuestro objetivo es hacer mucho más partícipe a la ciudadanía de las decisiones importantes en su día a día”, ha resumido Cristina Honorato así el conjunto de propuestas de Participa Sevilla.

Participa Sevilla acaba de hacer públicas su enmiendas al nuevo reglamento de Participación con las que pretende no solo garantizar que las decisiones relevantes del Ayuntamiento sean tomadas por la gente de Sevilla, sino que apuesta firmemente por reforzar en sí los procesos de participación. “No solo vale con cambiar el actual reglamento sino que debemos incluir al tejido social de toda la ciudad en estos procesos de una forma real”, ha reconocido Honorato.

Para Participa Sevilla, este nuevo reglamento debe servir para garantizar que bajo la participación ciudadana se pueda controlar y evaluar las políticas públicas. De esta forma, las propuestas de la formación emergente hacen especial hincapié en fomentar la deliberación, frente a los meros procesos de consulta, sin información previa, ni debate. Igualmente es fundamental que estos procesos no sean mediados, la ciudadanía pueda decidir directamente y no a través de los políticos asuntos de su interés. Para Participa Sevilla también es fundamental que estos procesos participativos se realicen con transparencia, eficacia y rendición de cuentas, así como que sean vinculantes. “Si no es así, simplemente ponemos en marcha procesos para que la gente opine”, según ha trasladado Honorato.

Consultas vinculantes sobre las principales decisiones de la ciudad

Por otro lado, Participa Sevilla apuesta por incluir de forma habitual la celebración de consultas ciudadanas. “Siempre que se vayan a decidir grandes cuestiones para toda la ciudad o para un barrio se deberían celebrar. Las elecciones no pueden ser nunca un cheque en blanca para hacer lo que se quiera durante cuatro años”, ha reconocido Honorato. Además, Participa Sevilla considera “fundamental” que estas consultas se produzcan cuando se produzca alguna de las siguientes circunstancias:

» Exista una afección importante o pretensión de expropiación de los bienes comunes del ayuntamiento, tales como; su patrimonio, el agua, el río, los parques u otros espacios públicos.
» Se efectúe una obra pública de relevancia en un barrio, que altere la configuración de su trazado viario, la movilidad, o afecte a espacios públicos de relevancia como parques y plazas públicas.
» La revisión del PGOU.
» El Ayuntamiento pretenda hacer una inversión que exceda el 5% del presupuesto anual en curso.
» Los presupuestos anuales del ayuntamiento.
» Una disminución superior al 5% en cualquiera de los presupuestos dedicados a las prestaciones sociales y servicios públicos, tales como los recogidos en los capítulos de; servicios sociales, educación, igualdad, transporte público o vivienda.
» Reconocimientos honoríficos tales como la medalla de la ciudad o nombramiento de hijos adoptivos.

Además cualquier otro tema que cuente con el respaldo del 1% de las personas censadas en el ámbito territorial de la ciudad de Sevilla o el correspondiente al del organismo al que se dirija debería poder ser admitidas como una iniciativa legislativa local o impulsar medidas o actuaciones del propio Ayuntamiento. Igualmente, Participa apuesta porque para que cualquier consulta sea vinculante debe contar con una participación superior al 50% del censo de votantes.

Apuesta por los presupuestos participativos

“Todo el tiempo que llevamos de legislatura ha sido una oportunidad para volver a los presupuestos participativos”, ha denunciado Honorato, que ha mostrado su decepción en este aspecto con el equipo de Gobierno. “Para 2016 entendíamos que era muy precipitado, pero en este año se debería haber iniciado, como mínimo, unos procesos de formación para que después se pudieran llevar a cabo de forma exitosa”, ha reconocido Honorato.

Participa Sevilla vuelve a apostar porque estos procesos de presupuestos participativos estén basados en los principios de autorreglamentación, deliberación, universalidad, publicidad y vinculación. También Participa propone que se debe garantizar el personal municipal suficiente tanto de los servicios centrales como de los centros cívicos, además de un Equipo de Dinamización suficientemente dimensionado específico para el proceso. Por otro lado, las partidas concretas a definir por esta vía deberían ser como mínimo del 10% del importe global del presupuesto consolidado, muy lejos del 0,3% que se ha destinado este año al Programa Decide, que tampoco se puede calificar como un proyecto de presupuestos participativos.

Cambios en las juntas de Distrito

Honorato también ha destacado los cambios que la formación emergente quiere realizar en las Juntas de Distrito. “Queremos que los grupos municipales pierdan peso en favor de la ciudadanía, forme parte o no de las asociaciones oficialmente registradas”, ha resumido Honorato. De esta forma, Participa pretende que no puedan formar parte de las Juntas quienes ostenten cargos públicos, tanto de elección directa, como de designación. Con la propuesta de Participa Sevilla, la representación partidista pasaría del 52% a una cuarta parte, ya que además de la reducción de 12 cargos políticos a 7, se complementaría con la entrada de una persona en representación de los colectivos de migrantes y de cuatro personas del distrito que se podría realizar por sorteo. Por último, Participa Sevilla también apuesta porque se nombre la presidencia de la Junta de distrito de entre los integrantes del pleno, mediante un sistema de voto que fomente candidaturas de consenso.


Participa Sevilla /  Redacción /