La Tienda Republicana

Los trabajadores de Vodafone se manifiestan en Madrid contra el ERE

26/01/2019

Las centrales sindicales han manifestado su rotunda oposición al ERE mediante el cual la empresa pretende prescindir de 1200 trabajadores, bajo el argumento de los malos resultados económicos que ha tenido la empresa en 2018.

Trabajadores de Vodafone en la puerta del Sol, en Madrid, esta mañana / Vodafone en Lucha

Los trabajadores de Vodafone España se han manifestado esta mañana en la céntrica Puerta del Sol en Madrid, frente a la tienda de la multinacional de telefonía, para protestar contra el ERE anunciado unilateralmente por la compañía con la que planea prescindir de 1200 trabajadores.

La empresa aspira de esta forma a desprenderse del 25% de su plantilla, compuesta por unos 5000 empleados en España, alegando los malos resultados económicos obtenidos durante el pasado año. Se trata del tercer ERE en los últimos seis años, tras el despido de 900 empleados en el año 2013 y más de 1000 en la reestructuración de plantilla que la empresa realizó en el año 2015.

La central sindical CCOO ha manifestado su rotundo rechazo a este despido colectivo manifestado su diametral oposición a cualquier restructuración que suponga pérdida de empleo traumática y unilateral. La central exige el traspaso de los trabajadores a áreas de la compañía con mayor volumen de trabajo y exige que no se tome ninguna medida que implique despidos forzosos, estableciendo como criterio fundamental la voluntariedad de los empleados.

El sindicato ha realizado un llamamiento a la unidad sindical y a la movilización de toda la plantilla, como  única forma para que la empresa desista de despedir, de manera forzosa, aproximadamente el 25% de la plantilla del Grupo Vodafone España. Durante la concentración, junto a consignas dirigidas a rechazar la política de la dirección de la compañía, se han podido escuchar protestas contra la reforma laboral y la exigencia de los sindicalistas al presidente Pedro Sánchez para que derogue la misma.

Por su parte, la compañía se ha negado unilateralmente a que otras centrales sindicales participen en la mesa de negociación, que está prevista que comience el 31 de enero.