Redacción •  Actualidad • 14/10/2020

CGT convoca paros en ADIF y denuncia la vulneración y obstruccionismo al Derecho de Huelga

Desde ayer martes 13 de octubre, CGT ha convocado una serie de paros parciales en el colectivo de Mantenimiento e Infraestructura de ADIF, movilización que afecta a un colectivo de más de 4.000 personas empleadas.

CGT convoca paros en ADIF y denuncia la vulneración y obstruccionismo al Derecho de Huelga
Concentración de la gente trabajadora del Servicio a Bordo de Renfe Ferrovial ante el Ministero de Fomento, para exigir volver a sus puestos de trabajo

Los motivos que han generado el conflicto tienen su inicio en que ADIF, desde septiembre de 2019, impuso un nuevo modelo en el Mantenimiento basado en la privatización y bajo el paraguas de la falta de personal propio. Este argumento es inválido para CGT, ya que según los cálculos que hemos realizado, las licitaciones planteadas aumentan hasta en cinco veces el coste del trabajo, si este fuera realizado por personal propio, con lo cual se exige que este sobrecoste se emplee en la contratación de personal público, lo cual permitiría la realización de los trabajos licitados con personal propio. Por ello entendemos que existe un empeño en brindar a determinadas empresas privadas jugosos beneficios, aunque esto sea pagado por toda la ciudadanía.

Igualmente, desde CGT, denunciamos que tanto ADIF como el Ministerio, mediante este nuevo modelo, tratan de imponer cambios en la Normativa Técnica y de Seguridad, tratando de adaptar el modelo para facilitar la entrada de empresas privadas con el menor coste para estas, aunque el ahorro se produzca a costa de la precarización del empleo y la seguridad de los y las trabajadoras. Actualmente comienzan a verse los primeros resultados de las licitaciones planteadas, y se ha podido comprobar el incumplimiento de los pliegos técnicos en cuanto a formación facilitada a los trabajadores y trabajadoras, el aumento de la accidentalidad, así como un deterioro en la calidad del servicio debido a la deslocalización de los equipos y sus tiempos de respuesta ante las incidencias, lo que se traduce en ocasiones en una mayor espera entre las personas usuarias del tren.

Otro tema en el que en estos paros se hace especial hincapié por parte de CGT, es el de la Penosidad y la falta de actuación por parte del Ministerio. Para la organización sindical es muy preocupante que el Ministerio lleve más de una década sin aportar soluciones sobre este tema a un colectivo de miles de trabajadores y trabajadoras que, por la circunstancia de su trabajo, debieran tener derecho a la reducción de edad de jubilación al ser equiparables sus funciones a otros colectivos que sí tienen derecho a ella.

Desde CGT denunciamos que esta huelga ha tratado de ser paralizada por la empresa y el Ministerio, estableciendo Servicios Mínimos nunca vistos, y que tratan de impedir que la mayoría de la plantilla pueda secundarla. Hasta el día de hoy, los Servicios Mínimos se establecían para atender las averías e incidencias que pudieran producirse durante el periodo de huelga, para evitar la paralización de las circulaciones permitidas, pero en este caso se ha incluido el mantenimiento de cualquier instalación, afecte o no a la circulación de trenes. Es la primera vez que se da esta circunstancia que, de facto, es una fórmula que se está utilizando para impedir a los y las trabajadoras ejercer su derecho a huelga. CGT elevará a las instancias jurídicas competentes esta evidente y ultrajante vulneración del derecho a la huelga.

Ahondando en esta situación, tanto el Ministerio como la empresa han mantenido la casi totalidad de las circulaciones como servicios mínimos con el objetivo de tratar de inhabilitar la movilización del colectivo ferroviario. A pesar de estos intentos de silenciar el conflicto, CGT los mantendrá durante todos los martes y jueves de las próximas cuatro semanas, estableciéndose paros de dos horas por turno las dos primeras semanas, y cuatro horas por turno las dos semanas siguientes.


ADIF /  CGT /  huelga /  RENFE /