Redacción •  Actualidad • 11/08/2020

Piden la clausura y desmontaje del aprovechamiento hidroeléctrico de la Garganta de Cuartos

El pasado día 10 de Julio se anunciaba en el BOP Nº 132 de la Provincia de Cáceres la exposición pública del Expediente de posible extinción del aprovechamiento hidroeléctrico de aguas E0009/2020 a favor de HIDROELÉCTRICA ESPAÑOLA, S.A(Iberdrola). Situada entre Losar de la Vera y Viandar de la Vera, que con un caudal de 300 l/s y un salto bruto de 120 metros, lleva años provocando un grave impacto ambiental en la zona.

Piden la clausura y desmontaje del aprovechamiento hidroeléctrico de la Garganta de Cuartos

Así Ecologistas en Acción de Extremadura ha pedido la extinción total de dicha concesión de aguas, así como la obligación del desmontaje y la restauración al estado natural original de todas las instalaciones que componen el aprovechamiento hidroeléctrico citado.

El proyecto donde se encuentran las instalaciones para el aproyechamiento hidroeléctrico está en una zona sensible para la ictiofauna (la trucha común en Extremadura) y para especies en peligro de extinción como el desmán ibérico (siendo una zona favorable y sujeta al plan de recuperación de la especie), con afección a los valores de la Red Natura 2000. Por lo que cualquier prorroga como mínimo tendría que evaluar ambientalmente la conveniencia o no de continuar con esta concesión, puesto que cuando se hizo su construcción no se hizo una evaluación adecuada a los actuales valores protegidos por la legislación actual, tanto regional como europea.

El daño ambiental que han producido estas instalaciones queda patente en los informes ambientales que los Agentes del Medio Natural de la Junta de Extremadura han realizado en numerosas ocasiones.

La afección directa por ahogamiento a la fauna del lugar es grave. Así, cabras monteses, ciervos, jabalíes, gatos monteses, tejones, ginetas, garduñas, reptiles y anfibios de diversas especies… entre otras muchas, se ahogan cada año en este canal de aprovechamiento hidroeléctrico, gestionado por Iberdrola.

Esta infraestructura atraviesa a media ladera un área de alta montaña de incuestionable valor natural, correspondiente al sector occidental de la Sierra de Gredos, en la localidad de Viandar de la Vera (Cáceres) y cuenta con una longitud de aproximadamente 4 km. El canal tiene un ancho aproximado de 1,2 m y una profundidad de un metro, siendo sus paredes totalmente verticales, por lo que los animales caen en él mientras transitan por la ladera, muriendo ahogados.

La mayor parte del recorrido del canal está incluido en espacios protegidos a nivel europeo por la Red Natura 2000: las Zonas de Especial Conservación “Sierra de Gredos y Valle del Jerte” y “Río Tiétar” y la ZEPA “Río y pinares del Tiétar”. Cabe destacar asimismo que está dentro de la Reserva de Caza “La Sierra”, creada para proteger la cabra montés, una especie endémica de enorme prestigio en la caza mayor.

Junto con los mamíferos, la herpetofauna, también es muy afectada, cayendo también especies amenazadas como el lución o la rana patilarga (catalogada “Sensible a la alteración de su hábitat”). Además, la zona es hábitat propicio para el desmán ibérico, catalogado “En peligro de extinción”, y objetivo del proyecto Life+ Desmania.

Aunque en años pasados la empresa concesionaria amplió una serie de pasos y rampas de escape para la fauna para reducir el ahogamiento de animales de menor tamaño, sigue siendo insuficientes y en muchos casos inútiles. Por todo ello la toma de más medidas, técnicamente suelen ser inservibles puesto que el diseño original de dichas instalaciones se hizo sin pensar en estos impactos. Instalaciones que si a día de hoy tuvieran que ser construidas de nuevo no serían seguramente autorizadas dado su grave impacto ambiental a la fauna protegida y a la Red Natura 2000. Además de suponer una alteración sustancial y cualitativa del régimen fluvial e hidrológico de la cabecera de cuenca afectada. Teniendo consecuencias negativas entre otras, en la comunidad ictiológica.

Por todo ello, Ecologistas en Acción Extremadura ha pedido la extinción total de dicha concesión de aguas, así como la obligación del desmontaje de todas las instalaciones y la restauración al estado natural original de todas las instalaciones que componen el aprovechamiento hidroeléctrico citado. Quedando personados como parte interesada en dicho expediente.


Ecologistas en Acción /  Extremadura /  Garganta de Cuartos /  Redacción /