América Latina. Siete periodistas fueron asesinados en 35 días de 2018

Siete periodistas fueron asesinados en tres países de América Latina en estos 35 días transcurridos de 2018: tres en México, dos en Brasil y dos en Guatemala. Durante 2017 en esta región –donde no existe guerra alguna– fueron asesinados 42 trabajadores de prensa en nueve países. Desde 2006 a la fecha se han registrado 437 asesinatos en América Latina y el Caribe.

México:

21 de enero: Agustín Silva Vásquez, de 22 años, reportero policial free-lance de El Sol del Istmo, desapareció en Matías Romero, Oaxaca, según denunciaron sus familiares 8 días después del secuestro, de acuerdo a un reporte de Fapermex – Felap México. Su vehículo fue abandonado en el poblado de Morrito, municipio de Asunción Ixtaltepec, en los límites con Veracruz.

Jan Jarab, representante en México del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos (ONU-DH), denunció que antes Silva rechazó presiones del representante de tres detenidos presuntamente vinculados al crimen organizado para que modificara una noticia sobre el caso. “Urge que las autoridades estatales y federales correspondientes realicen una investigación eficaz que tome en cuenta la labor periodística de Silva y que determine su paradero”, dijo. “No se puede negar la posible relación entre la desaparición de Agustín Silva y su labor periodística sin haber esclarecido plenamente el caso y, sobre todo, sin haber localizado al periodista”, añadió el representante de la ONU-DH.

Lucio Silva, padre del periodista, dijo: ““El 16 de enero, mi hijo estuvo presente trabajando durante un operativo de personal militar que aseguró armas y detuvo a tres personas en Matías Romero. Unos días después una persona que se identificó como parte de la defensa de los detenidos le pidió declarar a favor de los detenidos. Agustín se negó y dijo que sólo se atendría a lo que había escrito y que no colaboraría”.

13 de eneroCarlos Domínguez Rodríguez, de 77 años, periodista de El Diario de Nuevo Laredo, en la ciudad homónima del estado Tamaulipas, fue asesinado de 21 puñaladas a las 3 de la tarde en pleno centro urbano. El gobernador estadal Francisco Cabeza de Vaca se comprometió a “esclarecer los hechos”. La Procuraduría General de Justicia del estado (PGJE) dijo que inició investigaciones para “determinar si hay alguna vinculación con el trabajo periodístico” del occiso en un país donde a menudo las autoridades suelen minimizar, tergiversar o desvirtuar los asesinatos de periodistas a manos de la corrupción del Estado o de poderes criminales particulares asociados al poder político y económico, principalmente en el ámbito del tráfico de drogas. Últimamente se  ha hecho habitual criminalizar a las propias víctimas. Esta vez, la policía le insinuó a la familia de Domínguez que el móvil fue robarle el celular y la billetera. En 2016, la ONG Artículo 19 documentó 426 agresiones a periodistas. De ellas, el 53 por ciento fueron perpetradas por funcionarios del Estado. De los 226 casos de agresiones perpetradas por las autoridades, el 24 por ciento trabajaba en el orden federal; el 40 por ciento en el ámbito estatal y el 36 por ciento en el municipal.

6 de eneroJosé Gerardo Martínez Arriaga, de 35 años, editor de la agencia de noticias del diario El Universal, fue asesinado con disparos en el abdomen mientras el periodista acudía a un tianguis (mercado ambulante) a comprar juguetes en Coyoacán, Ciudad de México, informó la versión digital del periódico, citando a la Secretaria de la Seguridad Pública del país. Las autoridades dijeron que la víctima antes de morir alcanzó a decirle a la policía que fue asaltado por dos malhechores. Lo inverosímil es que la policía dice que halló el cuerpo a las 4 de la madrugada del Día de Reyes en horas no compatibles con la compra-venta de juguetes.

Fueron asesinados 25 periodistas más una desaparición forzada en México, 62 por ciento del total de 42  víctimas, entre periodistas, locutores, comunicadores o trabajadores de prensa de nueve países de América Latina. Según el informe más reciente de la Federación Internacional de Periodistas (FIP), durante 2017 en todo el mundo fueron asesinados 81 periodistas, entre ellos ocho mujeres.

En México, como en toda América Latina, la impunidad es la constante en los atentados a periodistas. Según el informe “Libertades en Resistencia”, divulgado en abril de 2017 por la sección México de la ong transnacional Artículo 19, el 99.7 por ciento de las investigaciones por agresiones a periodistas permanecen archivadas en la impunidad. De 798 averiguaciones iniciadas desde 2010, la Fiscalía Especial para la Atención de Delitos cometidos contra la Libertad de Expresión ha resuelto sólo tres casos.

“Esto es una tendencia. Llevamos años viendo noticias de periodistas asesinados, y el Gobierno ha callado. Es tanta la impunidad y lo que está generando es que los criminales hagan lo que quieran. La libertad y la profesión de periodista es muy noble, la gente tiene derecho a decir lo que piensa. Y no podemos hacerlo sino garantizamos su pleno derecho”, dijo Carlos Domínguez, hijo del asesinado periodista Carlos Domínguez Rodríguez.

168 periodistas y trabajadores de prensa fueron asesinados en México desde 2006 al día 4 de febrero de 2018.

Brasil

14 de junio (2017): Luís Gustavo da Silva, bloguero de 26 anos, fue asesinado a tiros en el municipio de Aquiraz, Región Metropolitana de Fortaleza (RMF), Brasil, reportó la Fenaj (Federación Nacional de Periodistas) en su informe anual difundido el 18 de enero de 2018 en Río de Janeiro. Conocido como Guga, el joven administraba una página internet donde divulgaba noticias de la región, con énfasis en hechos criminales.

Según la Fenaj, en Brasil la violencia contra periodistas disminuyó en 2017 en comparación con 2016. No hubo otros asesinatos pero se registraron 99 agresiones, 38,51% menos que en 2016, cuando hubo 161 agresiones.

16 de eneroUeliton Bayer Brizon, periodista radial de Cacoal (Rondônia), dueño y editor del sitioe Jornal de Rondônia y también presidente del Directorio Municipal do Partido Humanista da Solidariedade (PHS), fue asesinado “probablemente en razón de su ejercicio profesional”, informó la Federação Nacional dos Jornalistas (FENAJ), sumándose a la Federação dos Radialistas (Fitert) para exigir que las autoridades competentes aclaren el crimen.

Bayer fue asesinado a tiros mientras se desplaza en motocicleta en compañía de su pareja, cuando se aproximó otra motocicleta cuyo pasajero hizo los disparos desde el asiento trasero.

17 de eneroJefferson Pureza, radialista de Edealina (Goiás), fue asesinado en su residencia por dos hombres en motocicleta. Jefferson tuvo un programa en Rádio Beira Rio FM, pero estaba fuera de actividad desde que la radio fue incendiada en noviembre de 2017. Los profesionales de la comunicación Bayer y Pureza fueron ejecutados, lo que indica crimen premeditado, aseguró la Fenaj. Añadió que la investigación debe relacionar los asesinatos con el ejercicio de la profesión. Desde 2006 a esta fecha en Brasil fueron asesinados 53 periodistas.

Guatemala

1 de febrero: Laurent Ángel Castillo Cifuentes, colaborador de Nuestro Diario, y Luis Alfredo de León Miranda, publicista de radio Coaltepec, ambos del municipio de Coatepeque, departamento Quetzaltenango, en el suroccidente del país, informó el Observatorio de Periodistas Cerigua.

El padre de Castillo, Ángel Castillo, también periodista, dijo a Nuestro Diario de Coatepeque que el reportero se comunicó con él por última vez en la misma mañana del día en que aparecieron los cadáveres, cuando se encontraba en una agencia bancaria de Retalhuleu. Según el Observatorio, las víctimas habrían viajado a Mazatenango, Suchitepéquez, para cubrir el carnaval para una revista que preparaban sobre la festividad. Desde abril de 2011 Castillo cubría eventos musicales y culturales.

Según la Asociación de Periodistas de Guatemala, el año pasado 11 comunicadores fueron asesinados y 36 perdieron la vida en forma violenta desde el año 2000. Desde 2006 a la fecha de hoy fueron asesinados 34 periodistas.

Añadir nuevo comentario

Comentarios

Plain text

  • No se permiten etiquetas HTML.
  • Las direcciones de las páginas web y las de correo se convierten en enlaces automáticamente.
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.
Al enviar este formulario, usted acepta la política de privacidad de Mollom .