www.tercerainformacion.es

Liberar la libertad, un desafío para el buen humor

Se avecina una etapa en la que importantes cambios podrían tener lugar. Estamos inmersos en un proceso concebido para mantener la estabilidad del sistema, protegiendo los privilegios de clase de todos los miembros de la estructura del capitalismo: desde el sucesor de Franco, hasta el más precario de los seguratas. Nos llevan cierta ventaja, saben de esto... por eso se defienden atacando.

Artículos de Opinión | Jaume d’Urgell | 30-07-2007 | facebook yahoo twitter Versión para imprimir de este documento

Nos encontramos en un momento muy especial de la Historia de este país de países. Un momento especial, porque el efecto de los errores que cometamos en los próximos cinco años se extenderá por lo menos durante veinticinco o treinta años más.

Si permitimos que la actitud antidemocrática del fiscal y el juez de la Audiencia Nacional se conviertan en una suerte de costumbre aceptada; si nos dejamos atemorizar sin oponer atrevida resistencia, entonces, habremos dejado pasar una oportunidad irrepetible.

Alguien está reconstruyendo viejos muros contra la razón y el pensamiento libre: el muro de la intolerancia, el de la censura, el de la "opinión" a sueldo, el del panem et circenses, el de la instrumentalización política de la Justicia... Ante eso, si nos amedrentamos y regresamos dócilmente a la misma clandestinidad de la que salieron nuestros padres, entonces, será mucho más difícil que alguien vuelva a tomar un cuaderno de dibujo, una cámara de fotos, o un procesador de textos, y se atreva a cuestionar públicamente el carácter injusto de una monarquía impuesta por las armas.

Nada es gratis. Nunca un derecho se obtuvo a cambio de nada. Es necesario arriesgar y comprometernos para avanzar en la defensa del bien común. Con inteligencia, en paz , asumiendo los errores como parte del precio de la victoria, con valentía y alguna baja. Por eso, os invito a la duda, al ejercicio de la reflexión compartida, a través de cualquier forma de expresión pacífica. Neguémonos a aceptar lo injusto, aprendamos a desobedecer con naturalidad, porque de lo contrario seguiríamos quemando vivas a las sospechosas de brujería, a los científicos, los visionarios, los malditos, los erejes y endemoniados...

Estamos en 2007, esperar es ceder, y ceder, retroceder. Setenta años sin democracia deberían ser suficientes. ¿Permitiremos que además nos hagan callar? En Francia decían que crear es resistir, y resistir, crear. Si renunciamos a seguir creando, renunciaremos también a resistir, y entonces todo habrá sido en balde: los muertos de las cunetas, los años de cárcel, las mentiras en las aulas, el caudillo bajo palio, los osos del Cáucaso, recordar nuestra propia lengua, mantener la identidad, saber siquiera de la existencia de ciertos valores... todo estará perdido.

Soy Jaume d’Urgell, y estoy desobedeciendo. ¡Movámonos! ¡Hagamos que otros desobedezcan también!

¡Salud y República!

Publica tu comentario


¿Un mensaje, un comentario?
  • (Para crear párrafos, deja líneas vacías.)

    Normas de uso:

    • Esta es la opinión de los lectores.
    • No está permitido verter comentarios injuriantes.
    • Reservado el derecho a eliminar los comentarios considerados fuera de tema.

¿Quién eres? (opcional)

Colaborador
camisa 198
La presión vecinal paraliza las obras del nuevo cementerio de Carabanchel

Yo soy de dicho barrio, vivo allí. Y quiero matizar, no es el barrio el que está en pié de guerra, son algunos vecinos, eso sí, muy comprometidos. Y sí, "Uno cualquiera" tiene razón. Si uno redacta una noticia en función de lo que dice una parte (que además es la más ruidosa, que no por ello numerosa) el resultado es parcial. En el barrio unos cuantos están en contra de que la Iglesia haga ahí lo que sea (les da igual, no quieren que la Iglesia haga nada que no sea lo que ellos piden). Otros defienden que la Iglesia haga en su terreno lo que quiera. Y la inmensa mayoría del barrio nos da lo mismo. Lo único que sí es cierto, que una parte muy importante del barrio estaba en contra, era el de que colocaran una cripta (con lo que ello implica en un barrio). La cual fue suspendida por la parroquia en Mayo, y a raíz de aquello, los asistentes a las manifestaciones descendieron drásticamente. Por ello, ya parece, que las manifestaciones que han seguido, bajo el pretexto de que "no nos fiamos", tienen un claro tufo anti-religioso.

Coca-Cola contiene componentes nocivos para la salud, en el caso de Coca-Cola light, potencialmente nocivos

Antes los juegos populares de los niños le llevaba de por si mucho deporte. A eso le sumamos la poca información nutricional de los alimentos y por ello uno comía mucho. Pero poco chatarra.
Ahora existe mucha mas información y junto con eso a crecido mucho mas la industria de la comida chatarra y ya se olvidaron los niños de salir a jugar a la calle.
Ya casi ni se conocen con sus propios vecinos.
Bueno.
Mi mensaje es menos chatarra y mas juegos en la calle.

El SAT denuncia a Carlos Herrera (Onda Cero)

Lamentable escuchar a este personaje por las mañanas. Es la voz del PP. Es una vergüenza

En Portada
Información legal - Contacta - Colaborar - Publicidad