La Minka

La Minka: la comuna que brilló con más luz durante el apagón en Venezuela

Los que están apostados al mediodía en las puertas infranqueables desvían nerviosos la mirada ante un acento extranjero y la chaqueta verde con nombre de pila parece holgada. Son jóvenes y tímidos.

La escuela Madariaga es el punto de referencia. La Minka era un edificio abandonado, vacío, inútil, adicto al placer culpable. En 2012 lo recuperaron los vecinos y empezó a ser lo que es hoy: una casa comunal de referencia no solamente en el barrio sino en toda la ciudad. Tomar es okupar. Okupar es cambiar. Organizar a una comunidad.

Suscribirse a La Minka