Vivienda

Desahucian a las inquilinas de Argumosa 11, emblema de resistencia a la especulación en Lavapiés

Las vecinas del bloque de viviendas de la calle Argumosa 11 en el céntrico barrio madrileño de Lavapiés, han sido finalmente desahuciadas. Tras más de un año resistiendo, las inquilinas de este bloque han sido expulsadas de sus hogares por la policía, a pesar de los esfuerzos de los vecinos y las plataformas contrarias a la especulación inmobiliaria por impedirlo por enésima ocasión.

Plataforma de Afectados por la Hipoteca (PAH): "Nuestros hogares están en juego"

La PAH llevamos 10 años denunciando el expolio de vivienda por parte de la banca con el apoyo de los gobiernos PP, del PSOE y sus palmeros parlamentarios. 10 años con falta de vivienda sin involucración del Congreso y de las administraciones  públicas autonómicas y municipales, más ocupadas en mantener su postura de poder y comodidad, que en garantizar los derechos de la ciudadanía.

José Pedro está a la espera de sentencia tras la vista oral del juicio contra el fondo buitre BlackStone

El fondo buitre Fidere-BlackStone demandó a nuestro compañero con el fin de despojarle a él y a su familia de su hogar. Una vivienda social que le fue adjudicada por la Empresa Municipal de la Vivienda y Suelo de Madrid (EMVS) en 2012, y que posteriormente fue vendida a este fondo buitre con la intención de hacer negocio con un derecho fundamental, como es el del acceso a una vivienda digna.

Fraguas: Diez porqués para ir a Madrid

Ni cárcel Ni demolición

1) Porque con la Constitución, la Ley de Régimen Local de 1985 y el Reglamento de 1986 que la desarrolla en la mano, los sancionados de Fraguas no han cometido ningún delito contra la Ordenación del Territorio, sino que, por el contrario, están restableciendo la Ordenación que la propia Administración había desmantelado.

El TC archiva el recurso del Gobierno Rajoy contra la ley 24/2015 catalana: los grandes propietarios de vivienda no podrán desahuciar a familias vulnerables y deberán ceder sus pisos vacíos

Las entidades promotoras de la ley -la Plataforma de Afectados por la Hipoteca (PAH), la Alianza por la Pobreza Energética (APE) y el Observatorio DESC- han celebrado el anuncio: "Recuperamos así herramientas tan imprescindibles y demostradamente efectivas como la obligación de hacer una oferta de alquiler social por parte de grandes tenedores", dicen en un comunicado.

Carta a El Mundo desde #SOSlas1000

El pasado 22 de enero se publicó en el periódico El Mundo un reportaje sobre Fidere y las 1000 Viviendas que a mí, como afectada, me ha dejado mal sabor de boca. No sólo porque lo escrito en él está lleno de inexactitudes y, en la mayoría de los casos, mentiras; sino porque ha sido publicado en un periódico de tirada nacional sin acudir a nosotros, la parte contraria, para contrastar la veracidad de la información.

Lazora Non Grata desmonta la información de El Mundo bajo el titular “Ruth: la falsa desahuciada de Podemos“

Ante las afirmaciones vertidas en un periódico de tirada nacional, sesgando la información y haciéndose eco de la versión que quiere utilizar el fondo buitre Lazora para no manchar más su imagen a costa de desahuciar a Ruth y su familia. La Plataforma Lazora non Grata declara las siguientes afirmaciones:

#JoséPedroVsBlackStone

El fondo buitre BlackStone nos ha declarado la guerra. Pretender dejar sin casa a José Pedro, nuestro compañero de la Asamblea Popular de Carabanchel, a su pareja, a Lucía (su hija) y a Manuel (su hijo).

Todo comenzó con un SMS. Ese fue el modo por el que José Pedro y su familia tuvieron la información de que se les había adjudicado una vivienda social de la Empresa Municipal de la Vivienda y Suelo de Madrid (EMVS) a comienzos del año 2012, tras tres años de espera.

“Sin noticias” del Fondo Buitre Lazora

En un manifiesto al que se han sumado numeras organizaciones, partidos políticos y personas que defiende el derecho a la vivienda, la Plataforma Lazora Non Grata nace con la pretensión de paralizar la sucesión de desahucios que se avecinan tras la finalización de los contratos de alquiler de unas viviendas que en su día fueron públicas, protegidas y sociales, pero que ahora se han convertido en un negocio privado que se olvida de las graves consecuencias familiares que suponen las malas acciones de fondos como Lazora.  La Plataforma pide que no se realicen prácticas abusivas producto de la

Páginas

Suscribirse a Vivienda