La Tienda Republicana

Opinión

Desamparo de Exteriores

Marruecos no me dio explicaciones en ninguna de las dos ocasiones en las que me expulsó:

La primera –el 6 de agosto- en El Aaiún, capital de los territorios ocupados del Sáhara Occidental.

La segunda –el 18 de agosto-, cuando me dirigía al mismo lugar; pero la expulsión se produjo en la escala obligada de Casablanca, en la zona de tránsito.

Iba, por segunda vez, a un juicio penal en El Aaiún contra 9 manifestantes encarcelados, porque el juicio había sido aplazado –sin motivo, por cierto-.

Medios mercantiles para embrutecer al pueblo

Las «narconovelas», las telenovelas (o «telebobelas») turcas, la sección de farándula de los noticieros, la televisión chatarra y los programas de risas de los medios de comunicación poderosos dan rabia, porque les hace falta rigor, calidad, compromiso y pasión por la verdad, que dijo el filósofo mexicano Fernando Buen Abad. Las cosas importantes de la sociedad las tratan con demasiada mediocridad. Quizá pretenden trivializarlo todo para luego hacerlo trizas.

Fruta podrida: Atanasio Naranjo, el nuevo mito del millonario hecho a sí mismo

En 2016 la Cámara de Comercio de Badajoz le concede el premio Lidera. En 2017 el periódico Extremadura le nombra Empresario Extremeño del Año. Y en 2018 serán la Diputación de Badajoz, la Asociación Extremeña de la Empresa Familiar y la Cátedra BBVA del Instituto San Telmo quienes le agasajen, cada una de ellas, con otras tantas condecoraciones. Es Atanasio Naranjo, el emperador de la fruta, el Amancio Ortega de las Vegas del Guadiana, el nuevo héroe empresarial que exhiben a todas horas los poderes y podercitos de Extremadura.

La "ayuda humanitaria" es un apocalipsis

Leamos: Lo que Italia no quiere que pase en Venezuela, es una referencia para entender toda esta tramoya criminal liderada por EEUU.
“Italia no reconoce a Guaidó porque no queremos repetir el mismo error cometido en Libia. Debemos evitar que suceda lo mismo en Venezuela”.
El pronunciamiento italiano pateó el tablero con un argumento tan sólido que sus propios socios europeos prefirieron eludir.

Páginas

Suscribirse a Opinión