La Tienda Republicana

Opinión

¡Fuera Temer, aunque tarde!

El golpe parlamentario/ judicial/ mediático está consumado después de largos capítulos de una novela de la que ya se sabía el final, porque la mayoría de los actores ya habían cobrado para ejercer apenas aquel script.

 

El problema no era de DILMA, que hasta se esforzó para adoptar el ajuste fiscal exigido por la burguesía y entregó la política económica a Bradesco, en el 2015. No hubo crimen, al final de cuentas, el Sr. Temer también firmó decretos de pedaleadas fiscales y más de 17 gobernadores, entre ellos el relator Sr. Anastasia. Ninguno de ellos fue castigado.

Y hubo golpe en Brasil

El sueño de la derecha brasileña, desde 2002, se ha realizado. No bajo las formas anteriores que ha intentado. No cuando intentó tumbar a Lula en 2005, con un impeachment, que no prosperó. No con los intentos electorales, en 2006, 2010, 2014, cuando fue derrotada. Ahora encontraron el atajo, para interrumpir los gobiernos del PT, aún más cuando seguirían perdiendo elecciones, con Lula como próximo candidato.

 

Neoextractivismo, plan de la patria y arco minero: Contradicciones de la Revolución Bolivariana

“El capitalismo está acabando con la vida y la especie humana”
Hugo Chávez Frías
“O muere el capitalismo o muere la Madre
Tierra”, Evo Morales
  “Si en esta conferencia (Cumbre de París) fracasamos y no logramos
acuerdos vinculantes para proteger este único planeta que tenemos, podría
empezar el entierro de nuestra civilización” Rafael Correa

“Cambiar el sistema para ponerlo en servicio de los seres humanos, al
servicio del pueblo, al servicio de la  sobrevivencia en el planeta, en la
Pachamama”
Nicolas Maduro

La tragedia brasileña

Una banda de “malandros”, como canta el incisivo y premonitorio poema de Chico Buarque -“malandro oficial, malandro candidato a malandro federal, malandro con contrato, con corbata y capital”- acaba de consumar, desde su madriguera en el Palacio Legislativo de Brasil, un golpe de estado (mal llamado “blando”) en contra de la legítima y legal presidenta de Brasil Dilma Rousseff.

Remunicipalizar los servicios públicos protegiendo a los trabajadores

El neoliberalismo no es sólo una ideología, sino también, y fundamentalmente, una hegemonía capaz de articular un sólido consenso entre las clases subalternas sobre la base de intereses materiales. En este sentido, la externalización de los servicios públicos ha sido un instrumento decisivo para la extensión y consolidación del neoliberalismo, vinculando a sectores cada vez más amplios de la población trabajadora al juego de intereses generado por la dinámica privatizadora.

Páginas

Suscribirse a Opinión