Opinión

El problema en Bielorrusia no es Lukashenko, ni Rusia.

El problema en Bielorrusia no es Lukashenko, ni Rusia.

Para los EEUU y sus satélites Europeos el problema no es Lukashenko, ni les preocupa el pueblo bielorruso, ni se dedican a exportar democracia. Quieren convertir a Bielorrusia en una nueva Ucrania en manos del fascismo, o destruir el Estado como han hecho en Iraq o Libia y en muchos…

01/09/2020