La Tienda Republicana

Oleada de 6 meses de Quiebras, Estampidas y Rescates de Bancos Chinos

Alguna vez hemos mencionado que China es un gigante con los pies de barro. Dependiente de sus exportaciones, adicta al crédito, adicta al cemento, dependiente de energías y acumula ingentes cantidades de derivados financieros tóxicos y bonos de la Fed. Con semejante cocktail ¿Qué puede salir mal? Realmente, para lo que podía pasar, 6 meses con solo 4 quiebras bancarias es una cantidad modesta e incluso aceptable.

No es que el resto del mundo no maquille sus datos macro, tampoco que el resto de países financie a sus empresas. China, a demás de maquillar los datos, interviene de forma decisiva en la economía, imponiendo equipos directivos, rescatando empresas insolventes y dirigiendo la inversión a discreción entre otras cosas en pos de un fin político sin ningún tipo de miramiento, convirtiendo su economía en un carrusel de inestabilidad no apto para cardiacos. Tan solo recordar en los últimos 5 años la caída del crecimiento; acompañada por una cadena de depreciaciones de la moneda realizadas, 2019, 2018 y sucesivos, demostrando que el Yuan es todo menos estable; el desastre de la política de incentivación de la bolsa con ahorros familiares en 2015; o en general el viraje neoliberal de los últimos años. Los datos oficiales no son reales, son pues parte necesaria de la propaganda necesaria para mantener el sistema. Lo que en el fondo se critica no es uno u otro sistema, más o menos intervención estatal, harina de otro costal, sino en sí el proceso de acumulación, que llevará de nuevo al país a la ruina, como al resto de países neoliberales.

Esta crisis no deja de recordarnos la propia crisis bancaria occidental a raíz de la Gran Recesión de 2007 en el que se borró del mapa el sistema de cajas español, unas 41, las más de 400 quiebras de bancos americanos en el mismo periodo o el sistema bancario alemán, compuesto por más de 400 entidades financieras seriamente comprometidas, incluido el Deutsche Bank. Se puede decir que el sistema bancario internacional es una olla a presión a punto de estallar.

Salud! PHkl/tctca
_________
Traducción Tarcoteca- Chinese Bank On Verge Of Collapse After Sudden Bank Run | Zero Hedge 31.10.2019 por Tyler Durden

Primero fue en mayo el Banco Baoshang , después fue el Banco de Jinzhou 1. luego, hace dos meses, en septiembre 2019, el Banco Heng Feng de China con 1,4 billones [10^12] de yuanes en activos, fracasó en silencio y fue igualmente nacionalizado en silencio. Hoy, un prominente cuarto banco chino [Yichuan Bank] estuvo al borde del colapso bajo el peso de sus préstamos incobrables, solo que esta vez el fracaso fue mucho menos silencioso, ya que los tenedores del préstamo rural pulularon las sucursales minoristas del banco, exigiendo su dinero en forma de furiosa manifestación de lo que más teme Beijing: una estampida bancaria [retirada masiva y rápida de fondos].

Líderes empresariales locales, cuadros políticos y ejecutivos bancarios se reunieron el jueves en la filial principal del Banco Comercial Rural Henan Yichuan, a las afueras de la ciudad de china central Luoyang, donde se pasaron uno por uno ante un micrófono para prometer su respaldo al banco mientras sonreían. Los empleados blandieron fajos de dinero en efectivo ante las cámaras de televisión para demostrar cuánto dinero, literalmente, tenía el banco.

Fue el último y más desesperado intento de China por proyectar estabilidad y tranquilizar al público de que todo está bien después de que se difundieran rumores de que el presidente del banco estaba en apuros y que el banco estaba al borde de la insolvencia.

Caso-Estudio

Sin embargo, según informa el WSJ, no fue suficiente para que Li Xue, joven de 31 años, que se presentó por tercer día el jueves para retirar miles de yuanes de los ahorros de una vida de su madre después de escuchar de otros aldeanos que el Yichuan Bank, -que es el mayor prestamista en el condado de Yichuan por la cantidad de sucursales y capital, y también es miembro del sistema de seguro de depósitos de PBOC, según el gobierno local-, se estaba hundiendo.

Al igual que cualquier esquema Ponzi que se precie, los directores de las sucursales del banco trataron de persuadirla de que mantuviera su dinero con ellos hasta marzo, cuando los depósitos a tres años de su madre madurarían, generando más de 10.000 yuanes en intereses. Después, al igual que cualquier esquema de Ponzi, para endulzar la oferta, los gerentes le ofrecieron productos de mayor rendimiento, además de tarjetas de regalo de supermercado, solo por mantener su dinero allí.
"Nuestro banco está respaldado por el estado y su dinero está asegurado por un seguro de depósitos", le dijo una gerente, pero la Sra. Li se negó, su confianza en las mentiras del estado se rompió.
"Realmente no podemos permitirnos perder el dinero", dijo.

La estampida bancaria en el Banco Yichuan, ubicado en la provincia china de Henan, sin salida al mar, lo convierte en al menos el cuarto banco que las autoridades se apresuraron a rescatar este año. No será el último.

Como hemos documentado anteriormente, en el último mes, el sector bancario de China se ha visto afectado por un repentino aumento de las preocupaciones por la liquidez, particularmente entre los bancos regionales más pequeños que se habían expandido agresivamente en los últimos años y ahora sufrían un aumento de préstamos incobrables, amenazando su viabilidad.

En mayo, los reguladores rescataron al Banco Baoshang, en el primer rescate bancario del país desde la década de 1990. Ese movimiento generó preocupaciones generalizadas sobre la salud de otros pequeños prestamistas e instituciones financieras, reduciendo la liquidez en el mercado interbancario de China. También condujo a fracasos similares, y rescates, del Banco de Jinzhou y el Banco Heng Feng, ambos bancos regionales más pequeños, pero lo suficientemente grandes como para convencer a la población local de que algo estaba muy podrido con el sistema financiero Chino.

Con prudencia, Pekín ha tenido cuidado de no anunciar adquisiciones, aunque ha traído silenciosamente bancos estatales y empresas de gestión de activos, así como un brazo del fondo de riqueza soberana de la nación, para inyectar capital fresco y estabilizar bancos tambaleantes, como Lo hizo más recientemente en el caso de Heng Feng. Sin embargo, por mucho que Beijing lo intentase, los rescates no pasaron desapercibidos y culminaron en lo que hoy ha sido una corrida bancaria de tres días en el Banco Yichuan.

Como con todo lo demás en China, hay buenas y malas noticias.

La buena noticia es que los bancos con problemas representaban solo el 4% de los activos totales del sistema bancario de China, según una reciente estimación de Global S&P que incluía instituciones rurales de mala calidad marcadas por el banco central chino. Un análisis realizado por el Barclays enumeró aquellos bancos que habían retrasado la divulgación de sus informes anuales de 2018: un claro indicador de colapso inminente. Tres de los cuatro principales bancos ya han sido nacionalizados o rescatados.

Sin embargo, en este caso, su tamaño realmente no importa, y la agresiva respuesta de los reguladores a los eventos del Yichuan Bank, un pequeño banco prestamista con solo 62.65 mil millones de yuanes ($ 8.9 mil millones) en activos, subraya las crecientes preocupaciones de contagio e inestabilidad social en medio de pérdida de confianza en los depósitos bancarios, como señala el WSJ.

La mala noticia es que los bancos pequeños son solo el comienzo de una ola que eventualmente podría derrocar a algunas de las empresas estatales más grandes de China. El Yichuan Bank es paradigma de los miles de bancos y cooperativas de campo en China que en los últimos años han aumentado sus ambiciones. En 2009, la cooperativa rural se convirtió en un prestamista comercial, atrayendo depósitos principalmente de agricultores y vecinos del condado, según el banco. Luego siguió creciendo a un ritmo tremendo, acumulando miles de millones en préstamos incobrables, hasta que un día, como todos los esquemas de Ponzi, el dinero dejó de gotear y llegó el día del ajuste de cuentas del banco.

Si bien Yichuan Bank tiene mucha competencia, incluidos los grandes bancos estatales de la cercana Luoyang, una antigua capital de China, el Yichuan Bank representaba el 71% de los depósitos y el 82% de los préstamos en su condado a septiembre de 2018, según la Agencia Internacional de Calificación China Chengxin.

El problema, como se indicó anteriormente, es que, como la mayoría del resto de pequeños bancos chinos, el Banco Yichuan sufrió una acumulación de préstamos incobrables a medida que la economía se desaceleró en los últimos años, y luchó por retener depósitos en medio de la competencia intensificada de sus pares.

Ese fue el proverbial momento de Minsky cuando todo esquema Ponzi termina.

Préstamos Incobrables

Luego llegaron las advertencias: en julio, los analistas de Chengxin China señalaron al banco por su falta de depósitos estables y rápida acumulación de préstamos vencidos y malos. Los préstamos incobrables aumentaron hasta mil millones de yuanes a fines de 2018, un aumento de 10 veces en solo tres años, según sus estados financieros. Mientras tanto, los préstamos vencidos crecieron hasta el 28% de su crédito total a fines de septiembre de 2018, dijo la agencia de calificación crediticia.

Ese número, por cierto, es de órdenes de magnitud más altos que lo que revela el PBOC [Banco Popular de China] como el porcentaje promedio de préstamos incobrables de China, que en la última década se ha aferrado obstinada y erróneamente en el rango medio del 1%. El número real es mucho, mucho más alto, pero Beijing lo protege con su vida, ya que la alternativa es una estampida bancaria en el sistema bancario más grande del mundo, que con $ 40 billones en activos, es aproximadamente el doble que el de los EEUU.

Anatomía de Una Estampida

Hasta ahora, Beijing ha tenido suerte, ya que la gente tendemos a ser notoriamente malos con los números. Irónicamente, lo que derribó al banco fue la noticia de problemas en la alta gerencia del Yichuan que inicialmente llamó la atención de los locales. Inmediatamente después, los depositantes comenzaron a exigir la devolución de su dinero a principios de este mes de octubre.

A medida que circulaba la especulación en las redes sociales de que el banco estaba al borde de la insolvencia, las multitudes en las sucursales bancarias se hicieron más espesas, y así comenzó la corrida bancaria.

Para el miércoles, el problema, y ​​su cobertura mediática, era demasiado grande para ser evitado, y las autoridades locales se movieron rápidamente para estabilizar la situación. Sin embargo, al típico estilo chino, en lugar de solucionar el problema subyacente, culparon al mensajero y anunciaron que habían detenido a dos mujeres a las que acusaron de difundir rumores falsos; También trajeron al subsecretario del partido del condado para hacerse cargo.

Y dado que explicó a la gente que todo el sistema financiero de China es un castillo de naipes gigante, las autoridades necesitaron un chivo expiatorio. Lo tuvieron cuando anunciaron que investigaban al ex presidente del banco, citando una violación de la disciplina, un cargo comúnmente utilizado en casos de corrupción.

Mientras tanto, después de haber recibido algunos camiones llenos de efectivo, las autoridades del condado trataron de calmar el pánico de los depositantes diciendo que tenían decenas de miles de millones de yuanes en fondos disponibles, que el banco ya había comenzado a utilizar, según el banco.

Hasta ahora, este enfoque no ha logrado restablecer la confianza, y los funcionarios del banco, abrumados con las solicitudes de retiro, muestran montones de dinero en efectivo detrás de las ventanas del banco. Según el WSJ, colgaron varios incentivos, "incluyendo cajas de pañuelos desechables, sillas de plástico, termos de té y té de hojas sueltas", para convencer a los clientes de que mantuvieran sus depósitos en Yichuan.

Y por qué no: los sobornos baratos casi funcionaron en España en 2012, cuando la entonces insolvente Bankia regalaba toallas de Spiderman a cambio de un depósito de 300 €.

Sorprendentemente, en China no funcionó, ya que la gente continuó acudiendo, inflexible sobre la retirada de sus fondos; la corrida bancaria se aceleró y nada de lo que hicieron los funcionarios pudo detenerla o revertirla.

Epilogo

Zhang Yanting, un agricultor de 51 años, decidió después de varios días de tratar de sacar su dinero del banco en el que mantendría su cuenta abierta para recaudar los pocos dólares en subsidios de granos que recibe cada año del gobierno. Pero Zhang todavía quería recuperar la mayoría de sus 13,000 yuanes en depósitos.

Después de las horas en la fila del jueves, el cajero del banco le entregó un fajo de billetes, que felizmente guardó en su bolso. Zhang no se conmovió con la promesa de regalos, salvo por una botella de agua de la que bebió mientras esperaba.

"He estado con el banco durante 10 años y nunca he visto un servicio tan bueno", dijo.
_________
Para saber más
Los bancos chinos corren el riesgo de hundirse como Lehman Brothers - Expansión 2016
Noticias de China: ¿Cómo están los bancos en China? 2016
Quiebras y crisis de liquidez en China obliga a los más ricos a vender sus casas de lujo 2014

La opinión del autor no coincide necesariamente con la de TerceraInformación

Añadir nuevo comentario

Comentarios

Plain text

  • No se permiten etiquetas HTML.
  • Las direcciones de las páginas web y las de correo se convierten en enlaces automáticamente.
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.
CAPTCHA
Esta pregunta es para comprobar si usted es un visitante humano y prevenir envíos de spam automatizado.