La Tienda Republicana

Venezuela. Un nuevo Golpe de Timón para el Congreso de las comunas

El 20 de octubre de 2012, después de la histórica victoria sobre el candidato de derecha en las elecciones presidenciales, Chávez utilizó una reunión del Consejo de Ministros para proponer su visión estratégica, el salto conceptual y práctico que el socialismo bolivariano debería tener: el del estado municipal, resumido en el eslogan: ¡Comuna o Nada!
La columna vertebral del Golpe de Timón, dijo entonces, debería ser: el estado municipal de derecho y justicia, el fortalecimiento del poder municipal, la máxima eficiencia, la consolidación del Sistema Nacional de Medios Públicos y un firme llamamiento a la crítica y autocrítica. «Con el nuevo ciclo que se abre, afirmó, debemos ser más eficientes en la transición, en la construcción del nuevo modelo político, económico, social y cultural: la Revolución». Y dejó la tarea a Nicolás Maduro, entonces su ministro de Relaciones Exteriores, que sigue sus pasos.
En este espíritu se está preparando el Congreso Nacional de las Comunas, que se inauguró el 16 de octubre en los espacios del Centro Nacional de Capacitación Simón Rodríguez en el Estado de Miranda. La ministra de las Comunas, Blanca Eeckout, se reunió con periodistas para presentar los temas y objetivos del Congreso nacional e internacional que se desarrolla en la difícil situación que vive Venezuela. Recordando las palabras de Chávez a Maduro sobre el Golpe de Timón («Nicolás, te recomiendo la Comuna»), Blanca repitió la entrega con la que el Comandante llamó a la ofensiva municipal: ¡Comuna o Nada!
“Para nosotros es mucho más que una consigna, dijo, es un mandato, una orden, un camino, es un ejemplo de fortaleza y un espíritu de amor y solidaridad. Es la revolución de Chávez, que continúa con nuestro presidente obrero Nicolás Maduro y que ratificaremos en este congreso abierto y permanente, que comenzó después de la gran victoria electoral de 2018”.
Un camino de innovación y resistencia que el imperialismo ha tratado de bloquear con todos los medios, multiplicando los ataques, tanto internos como internacionales. La ministra ha resumido las etapas de esta difícil situación caracterizada por la guerra asimétrica del imperialismo que busca evitar el ejercicio pleno de la soberanía por parte del pueblo venezolano, expresado en la democracia participativa y protagónica. «Después de las guarimbas, aquí está que Trump y los racistas suprematistas – dijo – deciden que no tenemos derecho sobre nuestro futuro, comienzan a desplegar su estrategia para crear una especie de gobierno virtual, absolutamente controlado por la oligarquía estadounidense, para justificar la invasión extranjera, el saqueo de las riquezas de nuestra gente, el robo de activos, de nuestro oro en Inglaterra, de las empresas Citgo en América del Norte y Monómeros en Colombia: empresas de los venezolanos y venezolanas. Una estrategia para evitar que Venezuela desarrolle una vida normal, para lograr sus objetivos normalmente. El 23 de febrero, querían balcanizar el país, separar la fértil media luna, desatar una ofensiva en el Táchira y una acción criminal en el estado Bolívar para enmascarar la invasión y ocupación de nuestro país bajo la bandera falsa y vergonzosa de la ayuda humanitaria”.
Una estrategia que ha sido derrotada por el poder del pueblo organizado y conscientes que ha defendido sus fronteras y su soberanía con la FANB y la unión cívico-militar. «Pero no se rindieron, continuó Blanca, y organizaron un golpe eléctrico el 7 de marzo, que buscaba sabotear todos los procesos de producción, ponernos de rodillas, empujarnos a la guerra civil para justificar la injerencia externa». Una vez más los hemos derrotado con la organización, la conciencia y la unidad del pueblo, el gobierno y el partido: la unidad que Chávez nos enseñó y que se ha consolidado con Nicolás Maduro en estos años, y que prevalece sobre todo, incluso hoy. La unidad con la que nuestro pueblo trabajador, nuestro pueblo comunero, junto con el gobierno revolucionario, derrotó el golpe militar que nos organizaron el 30 de abril a través de un payaso del imperialismo, apoyado por los gobiernos lacayos de Estados Unidos».
Y luego, dijo Blanca, han llegado ataques internacionales, «falsos positivos como los difundidos por Duque en la ONU, con los que acusó a nuestra patria a través de documentos falsos». Pero una vez más fueron desenmascarados por la inteligencia del pueblo, que expuso la intención de justificar el mecanismo de la guerra colonial contra nosotros. Les digo esto, especificó la ministra, para enmarcar el contexto en el que, a pesar de la guerra económica, el ataque a nuestra moneda y el terrible mecanismo especulativo que intenta empujarnos a la desesperación, nuestro presidente defiende las conquistas de la revolución y el legado de Chávez. Nicolás Maduro, que hace milagros y también convierte piedras en pan, nos pidió que radicalicemos la ofensiva municipal, la batalla productiva del pueblo: porque solo el pueblo salva al pueblo «.
La ministra entró así en el mérito del congreso: «La ofensiva municipal – explicó – es un ejercicio de democracia plena, de participación, un proceso de formación permanente del poder popular que tiene como objetivo transformar todo el sistema financiero, crear el circuito municipal financiero, la ciudad municipal. Un ciclo que debe finalizar para 2021, para la celebración del bicentenario de la batalla de Carabobo».
Reanudar y relanzar el espíritu del Golpe de Timón, explicó la ministra, significa combatir la burocracia y la ineficiencia, no detenerse en el contexto local, sino llevar la contraofensiva al escenario mundial para derrotar la guerra económica. Hasta la fecha, especificó Blanca, hay en el país 3.200 comunas, tanto urbanas como rurales. Todos tendrán que unirse en el esfuerzo productivo permanente y planificado, construyendo una nueva arquitectura y un nuevo sistema económico que obligará a las estructuras burocráticas a transformarse. Y el desafío será victorioso, porque – concluyó Blanca – «no estamos gobernados por un traidor como Lenín Moreno o un empresario como Mauricio Macri, sino por un presidente-pueblo, Nicolás Maduro».

La opinión del autor no coincide necesariamente con la de TerceraInformación

Añadir nuevo comentario

Comentarios

Plain text

  • No se permiten etiquetas HTML.
  • Las direcciones de las páginas web y las de correo se convierten en enlaces automáticamente.
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.
CAPTCHA
Esta pregunta es para comprobar si usted es un visitante humano y prevenir envíos de spam automatizado.