La Tienda Republicana

FSNL, gigantesca demostración de fuerza y apoyo popular

Fotos G. Trucchi | LINyM

Si algo mostró este 40° aniversario de la Revolución popular sandinista fue la capacidad renovada e intacta del FSLN de movilizar masas. Una multitud consciente de lo que el país estuvo a punto de perder el año pasado durante el intento fallido de golpe.

La respuesta popular, en especial de las y los jóvenes, fue masiva. La afluencia de la gente rebasó la capacidad de Plaza La Fe a la orilla del Lago Xolotlan, en Managua. Bailando, coreando consignas, cantando al unísono himnos y canciones testimoniales, ondeando sus banderas.

Una fiesta popular y militante empapada de historia pasada, reciente y futura; una multitud atenta a cada intervención desde la tarima principal, a cada palabra de solidaridad y copromiso con el pueblo nicaragüense, a cada mensaje que mandó el presidente Ortega. Cayó la noche y (casi) nadie se movió. Todo el mundo esperando que finalizara el acto.

Después de varias intervenciones, entre otras de Salvador Valdés, vicepresidente de Cuba - quien ratificó la "invariable solidaridad con el pueblo nicaragüense, que lucha de manera resuelta por preservar la paz y defender su soberanía, ante las constantes agresiones y amenazas del imperio y su lógica colonizadora y hegemónica" - y de Anatoly Bibilov, presidente de la autoproclamada República de Osetia del Sur, tomó la palabra Delcy Rodríguez, vicepresidente de Venezuela.

"Llegamos a esta celebración en medio de peligrosas amenazas contra las tres revoluciones, contra Cuba, Nicaragua y Venezuela. Bloqueos económicos criminales que pretenden azotar la conciencia de nuestros pueblos libres e independientes. ¡Imposible! les decimos ¡Imposible! (...) Desde acá - continuó Rodríguez - desde la Nicaragua libre que resiste y vence, desde la Cuba libre que resiste y es victoriosa, desde la Venezuela indestructible, le tenemos que decir malas noticias Señor Trump... ¡Más nunca seremos patio trasero de nadie! ¡Váyase con su Doctrina monroísta bien lejos!".

Finalizando la celebración de este 40/19, el presidente Daniel Ortega mandó dos mensajes importantes: que en las actuales circunstancias históricas que vive Nicaragua, el único diálogo que tiene sentido, y por el cual clama la oposición después de haberlo repetidamente abandonado, "será con todos aquellos que estén dispuestos a trabajar por la paz, la producción y el desarrollo económica y social del país".

Además, informó que se llevarán a cabo reformas a la Ley Electoral "para que aquí nadie venga a quejarse después que les robamos las elecciones", y que para la fecha de las próximas elecciones se respetará lo que dicta la Constitución, es decir el primer domingo del mes de noviembre del 2021.

"Yo les he dicho a esos que se ponen a andar repitiendo que hay que hacer ya las elecciones... ¿Y qué quieren? Que los barramos y después salgan diciendo que les robamos. Tenemos la confianza y la convicción - concluyó - de que este pueblo sabrá defender sus intereses, sabrá defender sus derechos, sabrá defender la soberanía de la Patria, como lo ha venido haciendo a lo largo de su historia y sobre todo en los últimos tiempos".

La opinión del autor no coincide necesariamente con la de TerceraInformación

Añadir nuevo comentario

Comentarios

Plain text

  • No se permiten etiquetas HTML.
  • Las direcciones de las páginas web y las de correo se convierten en enlaces automáticamente.
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.
CAPTCHA
Esta pregunta es para comprobar si usted es un visitante humano y prevenir envíos de spam automatizado.