La Tienda Republicana

Michelle Bachelet: una agente del Imperio

Santo Domingo. 12/07/2019  (Agencia de Comunicación Liberación.)

La alta comisionada de los Derechos Humanos de la Organización de Naciones Unidas (ONU), Michelle Bachelet, ha emitido un informe sobre los derechos humanos en Venezuela de carácter parcial y carente de rigor político.

El  informe  parece escrito antes de la visita de la ex presidenta chilena a Venezuela. Todo indica que la presencia de Michelle Bachelet a este país tuvo una carácter protocolar, ante la invitación que le hiciera el Presidente Nicolás Maduro. La dirigente chilena de antemano tiene una actitud  contraria al gobierno venezolano.

Para el senador chileno Alejandro Navarro, "la situación del bloqueo económico contra Venezuela solo es tocada tangencialmente" en el informe, al que describió como "sin profundidad, ni detalles ni cifras". Concluyendo  “El informe reduce las consecuencias del bloqueo económico impuesto por el Gobierno de EE.UU. contra Venezuela, lo que ha dificultado el acceso a insumos médicos y alimentos para la atención del pueblo”

Es importante conocer algunos rasgos históricos de esta funcionaria de la ONU. Fue formada en Washington en estrategia militar, a fines de los ’90 con una beca que le permitió una estadía de 1 año en el Colegio Interamericano de Defensa en Fort Lesley.  Optó, según sus propias palabras por “la convergencia con el poder hegemónico del planeta”. En esa línea, siendo Presidenta, siempre se alineó con la Alianza del Pacífico, formando el eje antibolivariano y antilatinoamericanista México-Colombia-Chile, afín a los intereses imperiales y empleado por éstos como su instrumento de contención regional; no titubeó a la hora de mandar 400 militares chilenos para que formaran parte de las tropas de ocupación en Haití;  en su segundo gobierno, además, promovió la creación del infausto Grupo de Lima.

Esta “socialista” fue la primera presidenta en aplicar en democracia la Ley Antiterrorista de Pinochet, y lo hizo contra comuneros mapuche, que como presos políticos pueblan por decenas las cárceles del sur de Chile. También como Presidenta prometió un 11 de septiembre de 2014, al conmemorarse los 41 años del golpe contra Salvador Allende, derogar la Ley de Amnistía de Pinochet, y también como Presidenta le quitó en reiteradas oportunidades la “urgencia legislativa” a esta iniciativa, gracias a lo cual la ley creada en 1978 para beneficiar a criminales de lesa humanidad sigue vigente.

Ahora Michelle Bachelet intenta convertirse en una jueza de los derechos humanos. A pesar de su rostro “progresista”, se esconde una agente del Imperio.

La opinión del autor no coincide necesariamente con la de TerceraInformación

Añadir nuevo comentario

Comentarios

Plain text

  • No se permiten etiquetas HTML.
  • Las direcciones de las páginas web y las de correo se convierten en enlaces automáticamente.
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.
CAPTCHA
Esta pregunta es para comprobar si usted es un visitante humano y prevenir envíos de spam automatizado.