La Tienda Republicana

Partido Socialista corteja a derecha española para gobernar

Habitual en numerosos países de su entorno, la formación de un Gobierno de coalición en España se presenta harta complicada y su previsible fracaso podría desembocar en unas nuevas elecciones generales.

El líder del Partido Socialista Obrero Español (PSOE), Pedro Sánchez, y su par de Unidas Podemos (UP), Pablo Iglesias, concluyeron sin resultados concretos una reunión celebrada recientemente para avanzar en la posible constitución de un Ejecutivo conjunto.

En su cuarto encuentro desde las elecciones generales del pasado 28 de abril -ganadas por el PSOE, pero sin la mayoría necesaria para gobernar en solitario-, ambos dirigentes mantuvieron sus posiciones inamovibles.

El presidente del Ejecutivo en funciones y secretario general de los socialistas insistió en su propuesta de un 'Gobierno de cooperación', es decir sin presencia de UP en el Consejo de Ministros, mientras que Iglesias sigue apostando por un 'Gobierno de coalición'.

Fuentes de la centenaria agrupación socialdemócrata apuntaron que el máximo dirigente de Unidas Podemos no descartó incluso votar en contra de la investidura de Sánchez, un proceso al que se someterá 'con o sin apoyos en el mes de julio', zanjaron desde el PSOE.

Es la primera vez que Iglesias pone sobre la mesa su negativa a apoyar la moción de confianza en el Parlamento para que el socialista sea reelegido en el cargo y, además, estaría dispuesto a llevar esa propuesta a una votación entre su militancia de no alcanzarse un acuerdo.

Por su parte, desde UP -grupo parlamentario entre Podemos e Izquierda Unida- aseguraron que en la reunión del pasado 25 de junio Iglesias constató que el PSOE aún no decidió si quiere un pacto con la izquierda o con la derecha para sacar adelante la investidura.

En esa línea, el secretario general de la agrupación antiausteridad transmitió a Sánchez que debe definirse porque España necesita un Gobierno estable y de izquierda.

'La ciudadanía merece claridad y certidumbres respecto al proyecto que se tiene para el país', explicaron fuentes de la dirección del partido citadas por diversos medios de comunicación.

'Si el PSOE mira a la izquierda, estamos disponibles para iniciar, cuanto antes, una negociación seria para lograr un programa que ponga en el centro los derechos sociales y medioambientales y un Gobierno de coalición estable', concluyeron los propios informantes.

Para Iglesias, la presencia de UP en un futuro ejecutivo resulta la única garantía de que se cumpla un acuerdo programático con los socialistas.

Sánchez abrió el 11 de junio una ronda de contactos con las principales fuerzas con representación parlamentaria para recabar apoyos de cara a su investidura presidencial, luego del triunfo del PSOE en los comicios legislativos de abril.

Pese a esa victoria, los socialdemócratas deben negociar su permanencia en el poder, al quedar lejos de la mayoría absoluta requerida para constituir una administración en solitario, fijada en 176 de los 350 escaños del Congreso de los Diputados.

La propuesta del PSOE a Unidas Podemos de un 'Gobierno de cooperación' excluye la participación, como reclama Iglesias, de dirigentes de la agrupación de izquierda en un eventual gabinete de Sánchez.

Tanto el conservador Partido Popular (PP) como el liberal Ciudadanos (Cs), segunda y tercera fuerzas en la Cámara Baja, respectivamente, descartaron incluso abstenerse para facilitar la investidura del mandatario en funciones.

Con 42 asientos en el Congreso -la cámara encargada de investir al futuro presidente-, UP está dispuesta a darle sus votos a los socialistas, pero a cambio de tener representación en el Consejo de Ministros.

'Sería lo más sensato que en España hubiera un Gobierno de coalición progresista, que garantice la estabilidad política en los próximos cuatro años', subrayó el máximo dirigente de la cuarta fuerza parlamentaria.

Según Iglesias, un ejecutivo en solitario de Sánchez sería perjudicial para España, porque buscaría el apoyo de la derecha a lo largo de la legislatura, e incluso para la Unión Europea, a cuyas políticas de gobernanza neoliberal achacó la crisis del proyecto comunitario.

Consideró lógico que ante su propuesta de coalición con el centenario partido socialdemócrata haya sectores minoritarios nostálgicos de la época del bipartidismo, en referencia a la alternancia en el poder encarnada durante cuatro décadas por el PP y el PSOE.

Durante una reciente reunión con la Coordinadora Estatal en Defensa del Sistema Público de Pensiones, el también líder de Podemos se mostró convencido de que cuando su par socialista compruebe que no puede asumir la presidencia con el apoyo de la derecha, se sentará a negociar con UP.

En su opinión, Sánchez no cometerá la irresponsabilidad de obligar a los españoles a volver a las urnas tras los comicios legislativos del pasado 28 de abril.

Auguró que si el actual jefe del Ejecutivo en funciones no consigue el respaldo para su investidura del PP y de Cs, terminará pactando con la formación antiausteridad.

Calificó de absurda y fuera de época la tozudez del PSOE en querer una administración monocolor, cuando apenas tiene 123 escaños y necesita el sostén de los 42 diputados de UP para aproximarse a la mayoría absoluta.

'Es lógico que el PSOE esté trabajando para sacar adelante la investidura con la derecha', señaló Iglesias, quien enmarcó esa estrategia en la intención de Sánchez de no tener que depender exclusivamente de Unidas Podemos y no estar 'atado a políticas progresistas'.

Para el dirigente izquierdista, PP y Cs acordaron bloquear una administración en minoría de los socialistas y cuando eso se visualice, Sánchez reconocerá lo evidente y más sensato, un 'acuerdo integral' con su grupo parlamentario, aseveró.

Remarcó que el objetivo del PSOE es lograr un Gobierno de partido único, de manera que las grandes decisiones económicas, por ejemplo, en materia de pensiones, pueda pactarlas con conservadores y liberales, denunció.

Desde Podemos remarcan que en la región se contemplan con naturalidad los Ejecutivos integrados por agrupaciones de distinto signo ideológico y recuerdan que 16 de los 28 países que conforman la Unión Europea, tienen coaliciones en el gobierno.

Al igual que en el resto del continente, en España 'se han terminado los gobiernos unicolores de mayoría absoluta', ya que se suma a la tendencia del resto de naciones, enfatizó la eurodiputada y secretaria Internacional de Podemos, Idoia Villanueva.

La única garantía de proteger y mejorar los servicios públicos en España es un acuerdo integral de Gobierno de coalición con un programa progresista, pues los 'papeles aguantan frases y promesas preciosas que luego no se cumplen', zanjó Iglesias. arb/edu

*Corresponsal de Prensa Latina en España.

 
La opinión del autor no coincide necesariamente con la de TerceraInformación

Añadir nuevo comentario

Comentarios

Plain text

  • No se permiten etiquetas HTML.
  • Las direcciones de las páginas web y las de correo se convierten en enlaces automáticamente.
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.
CAPTCHA
Esta pregunta es para comprobar si usted es un visitante humano y prevenir envíos de spam automatizado.