La Tienda Republicana

Yamil Kasem: “Palestina no se vende, resiste hasta la independencia”

Rueda de prensa del miembro del Consejo Nacional Palestino y del Comité Central del Frente Democrático para la Liberación de Palestina Yamil Kasem: “Palestina no se vende, resiste hasta la independencia.”

Desde 1948 Palestina se ha visto en una guerra de ocupación por el sionismo, lo que ha causado a su pueblo millones de refugiados, muertos, prisioneros, expulsiones en masa, bloqueos y hambre y sed que parece no tener fin. Desde los Acuerdos de Oslo los asentamientos de colonos se han multiplicado, empeorando las condiciones de vida de la población palestina de manera general, convirtiendo el territorio que queda para el pueblo autóctono en localidades que se ven cercadas recordando a los bantustanes en los que el racismo blanco encerraba a la población sudafricana.

El escalón superior a los Acuerdos de Oslo entre la Autoridad Palestina y el ente israelí ha resultado con el nombre de Acuerdo del Siglo, propagandeado por Trump.

Ante el escenario de la Conferencia de Bahrein los días 25 y 26 de Junio, Yamil Kasem, miembro del Consejo Nacional Palestino y del Comité Central del Frente Democrático para la Liberación de Palestina, en rueda de prensa ha declarado:

“EEUU siempre se ha inclinado, por completo, a la defensa del estado sionista de Israel. Desde la Cumbre de Riad, a la que asistió el Presidente de la Autoridad Palestina, junto a más de 50 países árabes y musulmanes, Trump anunció el lanzamiento de su proyecto para una solución regional, a través del “acuerdo del Siglo”, con vistas a solucionar la cuestión palestina y establecer una alianza árabe-israelí, para enfrentar a Teherán y su expansión en la región, considerando a la República Islámica de Irán, y no a Israel, como el peligro para los intereses de la región y sus pueblos. Sion embargo, el Presidente de EEUU no reveló el contenido de este “Acuerdo”, se limitó sólo al título, no dio a conocer el fundamento, en un intento abierto por obtener apoyo e impregnar el título con una atmósfera positiva de ambigüedad que facilitara su comercialización más adelante. Desde esa fecha, mayo de 2017, y hasta que Trump anunció su decisión sobre Jerusalén, 12 de Junio de ese año, la Dirección Oficial palestina expresó su posición positiva, sin conocer el contenido del “Acuerdo Histórico” que anunció Trump, y que sería según la Dirección Oficial, el camino que llevaría a lo que se ha llamado la “solución de dos Estados”. Continuó la apuesta por el nuevo rol de los Estados Unidos y las promesas de Riad para la Dirección Oficial, hasta que Trump reveló su plan del “Acuerdo del Siglo”, comenzando por declarar a Jerusalén como la capital de Israel y anunciar el traslado de su Embajada de Tel Aviv a Jerusalén. Esto sorprendió a la Dirección Oficial palestina, y abortó sus apuestas fallidas. Entonces reconoció que lo que ella pensaba que era un “Acuerdo” era, en realidad, una “bofetada”.

El “Acuerdo del Siglo” llegó para declarar que el “Proyecto Oslo” está en un callejón sin salida, eso por un lado, y para hacer la guerra a las Resoluciones de la legalidad internacional relacionadas con la causa nacional palestina, así como para presentar una solución estadounidense-israelí que se imponga por la fuerza a los palestinos, a expensas de sus legítimos derechos nacionales.

La conferencia de Bahrein bajo lemas engañosos llevados por los estafadores Jared Kushner y su equipo, impostores profesionales de la estafa, se hicieron llamar “grupo de paz americano para Jordania, Palestina y alrededores”. Esta es la banda que mueve la Conferencia desde el principio, y arrastró desde su llegada a la mayor parte de los países del Golfo y a otros de la región en su intento de acabar con las aspiraciones de los países árabes. Los gobiernos que le acompañan son una mano escondida de aquel otro Acuerdo conocido como Seix-Picot, son países que se les subordinan, monarquías de mano barata, utilizados para saquear en la región, que llevan a cabo misiones contrarias a los interese árabes: Arabia y Bahrein. Si miramos a la creación de Israel lo que vemos es que se ha creado con la complicidad del imperio, el sionismo y la reacción árabe encabezada , otra vez, por Arabia Saudí.

No es extraño para nosotros que declaren su alineación con la política invasora y destructiva de EEUU encabezada por Trump, y ser parte de una alianza que sustenta lo que han dado en llamar Acuerdo del Siglo. Su práctica camina con la hipocresía porque son contrarios a los Derechos del Pueblo Palestino y las Resoluciones internacionales. Esta Conferencia de Bahrein viola las Resoluciones y los Acuerdos árabes que preservan los Derechos de Retorno, Jerusalén capital de Palestina, Estado Palestino independiente y soberano, … todo lo aprobado en las Cumbres Árabes. No es una sorpresa que estos países que siempre han estado en el entorno político de los EEUU se pongan a su servicio directo para formar un eje en contra de las aspiraciones de sus pueblos a disfrutar de sus riquezas, de sus bienes, y contra la Resistencia de otros países árabes, además de ir contra Irán, Yemen, … estas guerras financiadas por ellos también se habían inclinado al chantaje de EEUU para entregarle dinero en metálico y comprarle armas.

Nosotros que siempre hemos estado con los Derechos de los pueblos a su independencia, a su desarrollo y a la igualdad, hemos tenido mucha relación con los movimientos de protesta dentro de estos países, particularmente en Bahrein, y queremos enviar a las fuerzas opositoras internas a la dictadura del Emirato nuestro saludo, a las fuerzas que se han opuesto a la Conferencia, y se manifestaron declarando que lo que se celebra es una traición a los pueblos árabes y en particular a los Derechos del Pueblo Palestino.

Saludamos a los países árabes, islámicos y a los amigos de todo el mundo, a las masas árabes que se manifiestan fieles a los Derechos de sus hermanos palestinos.

Desde que se firmó el Acuerdo de Oslo nos hemos opuesto del primero al último de sus artículos. El Acuerdo a ido a dañar la lucha de nuestro pueblo, la unidad interna de su Movimiento de Unidad Nacional, ha debilitado a su representante la OLP, ha aumentado el poderío del Estado ocupante de Israel, y ha creado división en el mundo árabe y ha facilitado a lo largo de todos estos a´ños a las monarquías y sus aliados en la zona la “normalización” del ocupante, tanto de manera clandestina como luego a la luz del día. Por eso pensamos hoy más que nunca que es precisa la unidad frente a la Conferencia de Bahrein, hay que acabar con Oslo, con el Acuerdo de París, con el acuerdo de Seguridad con Israel, hay que retirar el reconocimiento de la Autoridad Palestina al Estado sionista, y poner en práctica las resoluciones de los Consejos Nacionales Palestinos y del último de ellos, el celebrado en 2018.

La situación a la que nos lleva la ofensiva de Trump nos exige poner la unidad en marcha ya, entre Al Fatah y Hamas, no hay excusa para seguir con la división. No podemos seguir divididos, la unidad es positiva para potenciar nuestra estructura interna en la Unidad Nacional, es buena para conseguir una estrategia de resistencia sólida y clara que conduzca a las masas palestinas hoy en lucha, para que tengan una dirección única, y para que esas revueltas ininterrumpidas cuajen en una insurrección en una intifada general que dará aliento a las masas aliento energía y potencial para frenar y derrotar el Acuerdo del Siglo.

Europa ha condenado la política de Trump sobre Jerusalén, los asentamientos, la ocupación del Golán sirio, los intentos de cambiar las reglas internacionales, y por eso queremos saludar a los 35 parlamentarios europeos y a los ministros que han condenado esa Conferencia. Llamamos a Europa a que no se deje engañar con la consigna “economía a cambio de paz”, dinero ficticio engañoso, porque la cuestión palestina radica en su causa política, que aspira a su autodeterminación, a su Estado independiente, a Jerusalén como es su capital, al regreso de sus millones de refugiados de la mano de la Resolución 194 de la ONU.

Llamamos a una Asamblea Internacional auspiciada por Naciones Unidas para conseguir la paz para el Pueblo Palestino. También llamamos a las Naciones Unidas y al Consejo de Seguridad a proteger al Pueblo Palestino de la barbarie a la que le someten, asesinatos, detenciones, el muro ilegal, los asentamientos ilegales, las expulsiones continuas, el bloqueo. De lo contrario el ente israelí se sentirá con las manos libres para anexionarse el territorio.

Nos toca luchar tanto internamente como externamente para producir la ruptura de sus relaciones con Israel. La Unidad Palestina contra la Conferencia de Bahrein y por el Estado Palestino está por encima de todo. Palestina no se vende, resiste hasta la independencia.

La opinión del autor no coincide necesariamente con la de TerceraInformación

Añadir nuevo comentario

Comentarios

Plain text

  • No se permiten etiquetas HTML.
  • Las direcciones de las páginas web y las de correo se convierten en enlaces automáticamente.
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.
CAPTCHA
Esta pregunta es para comprobar si usted es un visitante humano y prevenir envíos de spam automatizado.