La Tienda Republicana

Demandas de impeachment: Trump echa leña al fuego

Las polémicas declaraciones del presidente estadounidense, Donald Trump, de que aceptaría información entregada por otro país sobre su oponente en las elecciones de 2020, incrementan hoy los llamados a un juicio político (impeachment) contra el gobernante.

En una entrevista con la televisora ABC News, le preguntaron al mandatario republicano si su campaña tomaría datos dañinos acerca de sus rivales ofrecidos por otras naciones, como China o Rusia, o si pasaría esa información al Buró Federal de Investigaciones (FBI), a lo que Trump respondió que tal vez haría ambas cosas.

Creo que quisieras escuchar, no hay nada de malo en escuchar. Si alguien llama desde un país como Noruega y dice 'tenemos información sobre su oponente', creo que me gustaría escucharla, expresó el jefe de la Casa Blanca.

El presidente, cuya administración ha estado marcada por la ya concluida pesquisa sobre la presunta intromisión rusa en los comicios de 2016, cuestionó la idea de que si un Gobierno extranjero proporcionara información sobre un oponente político, se consideraría una interferencia en el proceso electoral estadounidense.

No es una interferencia, tienen información, creo que la tomaría. Si pensara que algo andaba mal, tal vez acudiría al FBI, añadió el gobernante.

Cuando el entrevistador, George Stephanopoulos, le recordó las palabras del actual director del FBI, Christopher Wray, quien dijo que las campañas deberían dirigirse a ellos si son contactadas por una entidad extranjera, el jefe de Estado respondió que el titular de la agencia federal está equivocado.

Parte de la investigación sobre los comicios de 2016, en los cuales Trump se impuso a la excandidata demócrata Hillary Clinton, estuvo centrada en una posible complicidad de la campaña de Trump con Rusia, de la cual, según el fiscal especial Robert Mueller, no se encontró evidencia.

Sin embargo, Mueller documentó interacciones entre el equipo del republicano y el país euroasiático, al tiempo que fue objeto de gran escrutinio la participación del hijo mayor del presidente, Donald Trump Jr., en una reunión celebrada en junio de 2016 con una abogada rusa que habría prometido información negativa sobre Clinton.

Tras la divulgación del informe sobre la investigación del fiscal especial, muchos oponentes del jefe de la Casa Blanca vieron en ese documento de más de 400 páginas pruebas de que Trump obstruyó la justicia durante la pesquisa y creen que el Congreso debe actuar en consecuencia.

Los controvertidos comentarios del presidente sobre recibir datos de otro país acerca de un rival avivan ahora las demandas de quienes consideran que ha mantenido una conducta inapropiada que justificaría un juicio político.

Varios de las figuras que buscan la nominación del Partido Demócrata para las elecciones presidenciales del año próximo repitieron los llamados a un proceso de impeachment, entre ellos los senadores Elizabeth Warren, Bernie Sanders y Kirsten Gillibrand, y el exvicepresidente Joe Biden.

El presidente Trump una vez más da la bienvenida a la interferencia extranjera en nuestras elecciones. Esto no es sobre política. Es una amenaza para nuestra seguridad nacional, escribió en Twitter el exvicemandatario, a quien la mayoría de los sondeos muestran por delante de los demás candidatos del partido azul.

Por su parte, Sanders sostuvo que Trump cree estar por encima de la ley. 'La Cámara de Representantes debe comenzar inmediatamente las investigaciones de juicio político', apuntó.

El deber de cualquier estadounidense patriótico es llamar al FBI si encuentran interferencia extranjera en nuestras elecciones. Trágicamente, Donald Trump piensa que el patriotismo es menos importante que su propio poder, manifestó en esa misma plataforma la representante demócrata Lucille Roybal-Allard.

Su colega Kathleen Rice señaló: 'Este es nuestro comandante en jefe. Y está diciendo que primero conspirará con un Gobierno extranjero en lugar de proteger nuestra democracia. Dejen a un lado la política y piensen en eso'.

Otra figura que se pronunció sobre el tema fue el exgobernador de Massachusetts William Weld, quien desafió a Trump al anunciar que buscará la nominación del Partido Republicano para las elecciones de 2020.

Esta última declaración demuestra una vez más que tenemos un mandatario que no respeta el estado de Derecho y carece de un sentido básico del bien y el mal. Señor presidente, renuncie. Por una vez en su vida ponga primero del bien del país. Estados Unidos merece algo mejor, tuiteó Weld.

Un artículo publicado en la página digital de la televisora CNN apuntó que lo dicho por Trump a ABC 'es una indicación preocupante de que está abierto a conectarse con gobiernos extranjeros sin que su propio equipo lo sepa'.

Eso es una violación de la Ley de Registros Presidenciales, que requiere que todas las comunicaciones de la Casa Blanca se archiven, y un gran error de contrainteligencia porque significa que los gobiernos extranjeros pueden saber más de lo que nosotros sabemos, señaló el trabajo.

Ya sea que las palabras del mandatario republicano tengan o no alguna repercusión más allá del impacto mediático actual, lo cierto es que echaron leña al fuego de quienes creen que, a pesar de la mayoría republicana en el Senado y del posible costo político para los demócratas, un impeachment es necesario.

tgj/mar/cvl

 
La opinión del autor no coincide necesariamente con la de TerceraInformación

Añadir nuevo comentario

Comentarios

Plain text

  • No se permiten etiquetas HTML.
  • Las direcciones de las páginas web y las de correo se convierten en enlaces automáticamente.
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.
CAPTCHA
Esta pregunta es para comprobar si usted es un visitante humano y prevenir envíos de spam automatizado.