La Tienda Republicana

El pactoscopio 2.0

 
No, no se trataba de un artilugio como el ya existente que permite hacer fáciles cuentas con la representación obtenida y valorar posibilidades. En esta ocasión, aquel grupo de investigación de la UCLM, estaba a punto de poner a prueba un Pactoscopio, nada más y nada menos que un aparato capaz de meter sus ondas a distancia en el cerebro de los líderes de los partidos y conocer sus deseos de pacto. Le temblaba la mano a la IP (investigadora principal) cuando se disponía a apretar el botón. Con quien primero lo intentarían sería con aquel grupo rancio y casposo que quería devolvernos en Europa, Castilla-La Mancha y sus poblaciones a 1939. Lo accionaron y… pasaba el tiempo, pasaba el tiempo… y aquello que no detectaba nada en su barrido. La sensación de frustración se iba apoderando por segundos de aquel pequeño (y mal respaldado, como es norma en este país) grupo. Pero pronto, uno de los becarios cayó en la cuenta: ¡nuestro invento conecta con cerebros, y tengamos en cuenta con quiénes pretendemos contactar! ¡Claro, cómo no habían caído antes! Y rápidamente reformularon hasta el Pactoscopio 2.0 que, además, era capaz de reproducir conversaciones de líderes y colaboradores al respecto.
Y ahora sí, ya sobre el citado grupo aquello empezó a funcionar. “… pues si no nos dan las cuentas con falange, las JONS y los requetés, pactamos con esos rojos del PP y Ciudadanos, que total, ellos estarán superencantados con nuestro apoyo y para joder la vida a los homosexuales, a las mujeres, a la gente en general, y poner en cada parque de cada pueblo y ciudad un coto de caza, tampoco necesitamos mucho más…”. Satisfechos con la prueba del invento, aunque comenzándose a preocupar por lo escuchado, siguieron sintonizando de derecha a izquierda, y no lejos en el dial se reconocía la voz de don Paco diciendo: “… a ver, el de Talavera, ¿con quién crees que debemos pactar?... un profundo silencio se hizo en el laboratorio donde escuchaban la conversación, como queriendo introducir suspense, hasta que alguien con la voz entrecortada decía… señor don, que aunque Talavera es una de las capitales con más población de Castilla La Mancha, entre los amiguetes a colocaren las listas no había ninguno de allí… ¡Cielos, es cierto! apostilló don Paco. Pero bueno, era una pregunta retórica porque el asunto está claro, pactaremos con nuestros íntimos que antes eran levemente de derechas y hoy hay que decir que son de extrema derecha para desdecirnos de nuevo cuando gobernemos con ellos, y por supuesto con Ciudadanos, que esos pactan con quien haya que pactar y donde haya que pactar…”. El equipo de investigación no cabía de gozo ante el éxito de su trabajo, aunque la preocupación iba en aumento por las conversaciones. Y así, llegó el turno de sintonizar con Ciudadanos, donde se escuchaban al mismo tiempo varias voces que, al unísono, decían lo contrario unas de otras “… ¡y qué más da! sentenció una voz más firme al final. Pactaremos con quien haga falta. Si cuadran las cuentas, mejor con los franquistas y los posfranquistas, y si no quedara otra, pues con los otros, que, en nuestras manos, serán casi lo mismo…”. Mientras las ideas de recortes, cierre de apoyo y despido bañaban la mente de investigadores, sintonizaron con don Emiliano. Aquí la voz era una y clara “…ayuntamientos, autonomías, Europa… lo único importante es que esté yo, y de paso, si se puede, el resto de los míos también. Y para ello, recordemos que el cordón se lo pusieron a pedrito, así que con los naranjitos, que podremos hacer muchas cositas juntos,… aunque eso sí, tampoco nos cerremos que nunca se sabe, y si hay que pactar con el diablo, quiero decir, con la izquierda, pues se pacta, aunque me lleven a poner en marcha algunas políticas de defensa de lo público, medioambientales y sociales… pero dejemos todo abierto a unos y otros, que el caso es gobernar…demostremos cómo gobernamos para sacar votos de la derecha, y agitemos la bandera del miedo para sacarlos de la izquierda, ¡viva nuestramedida ambigüedad!”. Digno heredero de don José, pensaron sin decir nada en aquel grupo de batas blancas. Por último, llegaba el momento de ponerse colorados y morados, y contactaron con Unidas Podemos. “… ¿para Europa, autonomías y poblaciones? Bastante líos de pactos y discusiones llevamos dentro como para tenerlos fuera también. Al tajo, que aquí toca lo de siempre, que si quieres que no se gobierne para los que ya de por sí bastante gobiernan desde la sombra, nos tocará intentar sacar mayorías donde podamos, o pactar con los menos malos para ello. Claro y diáfano. No hay otra. Y para miedo, ¡el que da que no se mojen con claridad…! En estas, una de las investigadoras, que se había quedado manipulando otro prototipo, afirmó, ¡ya está, ya tengo el Pactoscopio 3.0 y podremos ver en imágenes qué pasaría según cada pacto! Conectaron, y de pronto se comenzaron a ver balcones colgando de las banderas (sí, han leído bien, ¡eran ya los balcones los que colgaban de las banderas y no al revés!), había ya un sacerdote permanentemente en cada aula, las televisiones solo emitían corridas de toros, las clínicas y colegios privados seguían ganando terreno… ¡cielo santo! ¡El PSOE había pactado con Ciudadanos! Y sin más, tiraron el Pactoscopio 3.0 por la ventana.
 

 

La opinión del autor no coincide necesariamente con la de TerceraInformación

Añadir nuevo comentario

Comentarios

Plain text

  • No se permiten etiquetas HTML.
  • Las direcciones de las páginas web y las de correo se convierten en enlaces automáticamente.
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.
CAPTCHA
Esta pregunta es para comprobar si usted es un visitante humano y prevenir envíos de spam automatizado.