La Tienda Republicana

¿Vuelta a la caverna?

Pues sí, hemos caído en la trampa. Nosotros también vamos a escribir sobre los “paleofascistas” de esa secta de ultraderecha, liderada por Atila Abascal, que quieren llevar a España de nuevo a las cavernas, dibujando un país en color sepia y con un pestilente olor a rancio que hace irrespirable el aire más próximo. Desde esta tribuna, prometemos que a partir de mañana meteremos en un profundo pozo del olvido a estos descerebrados y nos centraremos en artículos reivindicativos de avance social para las trabajadoras y los trabajadores, en la construcción de otra sociedad más justa y solidaria y en temas que preocupan en el devenir diario de la mayoría de la ciudadanía. Prometido queda.
 
La gota que ha colmado el vaso de nuestra indignación, por la que hoy salimos con este texto, ha sido el anuncio del nombre de la persona que encabezará, en nuestra provincia, la candidatura al Congreso de los Diputados por el partido ultra que quiere recoger el Voto del Odio y Xenófobo de la “peña fachiespán”. ¡En Albacete nos ha tocado el premio gordo sin esperar a Navidad! ¿Nos merecemos paracaidistas cavernarios que centran sus mensajes en la homofobia, el negacionismo, en la involución democrática y en mil y una barbaridades fascistas? A este señor, que pronto lo tendremos paseando por nuestra tierra manchega, solo queremos recordarle que el cerebro es algo increíble, ojalá todo el mundo tuviera uno.
 
Tampoco podemos olvidar últimas declaraciones y acontecimientos de este país vinculados con la ultraderecha y sus secuaces. Además del historiador revisionista, cabeza de lista por Albacete, varios generales franquistas, sin pudor alguno y con la careta olvidada encima del piano, van a encabezar listas electorales en diferentes circunscripciones. ¡Vuelta al glorioso pasado! ¡La caverna nos espera! Estos patriotas de la X final han aprendido pronto de sus papás originales, intentando financiarse irregularmente, ocultando aportaciones económicas de empresarios haciéndolas pasar por donaciones de familiares o amigos. Estos retrógrados son los mismos que quieren la ilegalización de los partidos marxistas y que los españoles “honrados y de bien” puedan ir armados libremente. Los bárbaros siguen sin esconderse, en los últimos días han amenazado a una librería por exhibir en su escaparate un libro crítico con Millán Astray; sí, ese personajillo que quería la muerte a la inteligencia. Estos cobardes también son los que están detrás de los acosos a las clínicas que practican abortos (menos mal que parece ser que el Defensor del Pueblo se ha interesado por estos deleznables hechos. ¡Ya era hora!). Y aunque parezca del siglo XIX, estos ultras salvadores son los que querían censurar la exhibición de la obra de teatro “Dios tiene vagina” y como medida de protesta, además de los fallidos recursos legales, se pusieron a rezar el “santismo” rosario en las puertas del teatro… Y así podríamos seguir mucho tiempo denunciando la barbarie de estos tipos patriotas fascistas que, en una nueva vuelta de tuerca con la historia, quieren imponer la ideología antidemocrática, represora y oscurantista de siempre: patria, cruz y corona. No olvidemos que todos los autoritarismos comenzaron como una pequeña infección minusvalorada por la sociedad en la que comenzaba, y acabo convirtiéndose, en muchos casos, en una sepsis que terminó con ella sin tiempo de reacción.
 
El sorprendente resultado en las pasadas elecciones andaluzas está siendo el trampolín para estos cavernarios, estando presentes en muchos medios de comunicación por encima de su representatividad a nivel estatal. Los grupos mediáticos, con el beneplácito del IBEX35, están haciéndoles la campaña electoral a estos energúmenos, porque el conflicto y lo llamativo es lo que mola y lo que vende. Luego vendrán las quejas y los lamentos, y ya nada tendrá solución. Ojalá que toda esta publicidad, la propaganda falsa, los sondeos, las encuestas y estadísticas vuelvan a meter la pata hasta el corvejón, y sea un mal sueño que jamás ha de cumplirse.
 
Pero no perdemos la esperanza ante este desastre que puede llegar a nuestras instituciones estatales en pocas semanas. Como escribíamos hace un par de años, busquemos una manera de salir de la crisis que no esté basada en la exclusión, el odio y la división, sino en la apertura, el respeto y la unión. La justicia social, la educación democrática y una sociedad civil fuerte han de ser las claves de cualquier estrategia contra la extrema derecha
 
 
Al fascismo se le combate con políticas que defiendan al pueblo y con la movilización del voto de izquierdas. Dejemos apartadas las capillitas, las abducciones, el ombliguismo, los asaltos al cielo, las divisiones cainitas y todo aquello que no dé respuestas a las necesidades de la clase trabajadora.
 
La vuelta a la caverna no es ninguna opción. Movilización, mucha movilización del voto de izquierdas y defendamos, frente a las posiciones oscurantistas de la ultraderecha, la democracia en un sentido real y amplio, rechazando una España forjada en el unitarismo y el neofranquismo, apostando por una economía al servicio de la gente y por medidas que respeten, de una vez por todas, nuestros derechos sociales que corren verdadero peligro.
 
¡La lucha sigue!
 
 
PD.- ¡Estamos locos de contentos! A las pocas horas de publicar este artículo, ha presentado su renuncia el candidato de la caverna que quiere recoger el Voto del Odio y  Xenófobo en nuestra provincia. Sabíamos que nuestro poder de persuasión era grande, pero no tanto como para empujar a un pseudohistoriador a tirar la toalla. ¡Somos la leche!
 
La opinión del autor no coincide necesariamente con la de TerceraInformación

Añadir nuevo comentario

Comentarios

Plain text

  • No se permiten etiquetas HTML.
  • Las direcciones de las páginas web y las de correo se convierten en enlaces automáticamente.
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.
CAPTCHA
Esta pregunta es para comprobar si usted es un visitante humano y prevenir envíos de spam automatizado.