A catorce años de la creación del ALBA-TCP

“Se ha dicho, con verdad, que el golpe de Estado hondureño es contra todo lo que se encarna en estas cuatro letras: ALBA. La Alianza Bolivariana no sólo es una urgencia histórica sino la vía inexorable para hacerle frente a la crisis estructural del capitalismo y, por eso mismo, el instrumento unitario de mayor voluntad política a la hora de actuar en función de la impostergable unidad de Nuestra América.”

Hugo Chávez Frías.

Líneas de Chávez, 5 de julio de 2009

Han pasado 14 años desde aquella célebre visita del Presidente Hugo Chávez Frías a La Habana, en ocasión de conmemorarse el 10º Aniversario de su primera visita a Cuba, cuando se iniciaba su batalla democrática para la transformación de Venezuela y en esa ocasión, los cinco años de trabajo conjunto de ambas Revoluciones dieron como fruto la concreción de un mecanismo de integración, de complementariedad de los procesos progresistas que comenzaban a gestarse en nuestra América.

Para aquel momento, los Estados Unidos acrecentaban su presión sobre los gobiernos de Nuestra América, ya que estaba previsto que en el año 2005, en el marco de la IV Cumbre de la Américas, se aprobara la entrada en vigencia del ALCA y los Comandantes Hugo Chávez y Fidel Castro eran las voces de vanguardia que denunciaban las intenciones neocoloniales que involucraban ese modelo de relaciones comerciales inspirado la doctrina Monroe para someter a nuestros pueblos a los designios del imperialismo.

Cuba fue el escenario de encuentro, de debate de los movimientos sociales, intelectuales, políticos y gobiernos que participaron en diversas actividades para analizar en detalle las bases de la propuesta ALCA y las consecuencias para nuestros países, ante la complicidad de organismos como la OEA rendidos a los intereses de Estados Unidos decididos a convertirnos en su patio trasero.

La doctrina integracionista y la concepción de buen gobierno de Simón Bolívar son la inspiración para que el Presidente Hugo Chávez comenzara a gestar la propuesta de un mecanismo de integración que ponga el énfasis en la lucha contra la pobreza y la exclusión social, sobre la base de la colaboración, cooperación, complementación política, social y económica que permita crear mecanismos que aprovechen las ventajas cooperativas para compensar las asimetrías entre los países, otorgando prioridad a las relaciones de igualdad por el bien común, sobre la base del diálogo, fomentando el consenso y el acuerdo entre las naciones latinoamericanas y caribeñas.

El ALBA-TCP es la alternativa real a la voracidad imperialista y los logros en materia social lo demuestran fehacientemente, así como la agresiva ofensiva emprendida por Estados Unidos contra los países que participan en esta organización que se caracteriza por su convicción antiimperialista.

En estos 14 años hay una larga lista de sanciones unilaterales, medidas coercitivas, golpes de Estado y la influencia para intentar bloquear los avances del ALBA-TCP, sin embargo, saludamos la Cumbre Presidencial que hoy se desarrolla en La Habana, como la mejor demostración de la derrota estratégica infringida al imperialismo por esta propuesta de integración y cooperación.

El ALBA-TCP condensa los proyectos emancipadores y de integración de nuestros libertadores y libertadoras, la visión antiimperialista del liderazgo que durante más de 70 años ha resistido a la intención hegemónica de un grupo de países de controlar los destinos del mundo y la obra concreta de Chávez y Fidel que ha permitido construir referentes de otro mundo que es posible, necesario y urgente.

Es fundamental para nuestra definitiva independencia defender, profundizar y perfeccionar el ALBA-TCP como mecanismo de integración, cooperación y solidaridad entre los pueblos, porque lo que decimos con José Martí: Bolívar “aún calza las botas de campaña, porque aún tiene mucho que hacer en esta América, su América, nuestra América”.

Vamos con Bolívar, con Martí, con San Martín, con O’Higgins, con Sandino, con nuestros héroes y heroínas a continuar luchando, para lograr que sea el ALBA-TCP nuestra garantía de bienestar, desarrollo, independencia, felicidad.

#NoMasBloqueoNiSanciones

Caracas, 14 de diciembre de 2018

La opinión del autor no coincide necesariamente con la de TerceraInformación