Simpatizantes de una organización terrorista de Irán financiaron a VOX en 2014

Vox financió su campaña a las europeas de 2014 con medio millón de euros procedentes de un grupo iraní que contó en el pasado con su propio grupo armado.

La financiación de Vox ha sido puesta en entredicho por antiguos ex dirigentes consultados por ‘El País’ que recopila en un reportaje el origen y cuantía de los fondos que nutren a la formación de ultraderechas que acaba de colarse en el Parlamento de Andalucía.

El partido se nutrió antes de los comicios europeos de 2014 de “miles de aportaciones de entre 200 y 5.000 euros” de simpatizantes del Consejo Nacional de Resistencia Iraní (CNRI), un grupo opositor al régimen de los ayatolás. De inspiración secular, el CNRI tuvo un brazo armado, el Muyahidin-e Jalq (MKO), que Estados Unidos sacó en 2012 de su lista de organizaciones terroristas tras el respaldo de dos exdirectores de la CIA y uno del FBI y de haber  proporcionado inteligencia militar a Estados Unidos sobre el programa nuclear de Irán en 2002 y en 2008. Entre 1980 y 1988 más de 17.000 iraníes fueron asesinados por el MKO. La decisión llegó después de una campaña de apoyos políticos para persuadir a Washington y Bruselas de que el grupo renunciaba a la violencia. Y que debía ser reconocido como oposición legítima al régimen iraní.

La formación habría aclarado que estas donaciones fueron comunicadas al Tribunal de Cuentas en su día.

Según el medio estadounidense NBC, el Consejo Nacional de Resistencia Iraní (CNRI) ha sido financiado y armado por Israel. El CNRI asesinó a científicos iraníes en el año 2012. Otra clamorosa prueba de los lazos políticos entre neofascistas y sionistas.

Aparte de los fondos provistos por estados extranjeros (como Arabia Saudita e Irak bajo Saddam Hussein ), el MKO recauda dinero a través del fraude y el lavado de dinero .

Los partidarios de MEK buscan donaciones en lugares públicos, a menudo muestran “imágenes horripilantes” de víctimas de derechos humanos en Irán y afirman que recaudan dinero para ellas, pero lo canalizan a MEK. Un informe de 2004 por la Oficina Federal de Investigación(FBI) afirmaba que la organización está comprometida “a través de una compleja operación internacional de lavado de dinero que utiliza cuentas en Turquía, Alemania, Francia, Bélgica, Noruega, Suecia, Jordania y los Emiratos Árabes Unidos”.

Elizabeth Rubin del New York Times hablando en 2011 del grupo Muyahidin-e Jalq: “Es un culto totalitario que se nos volverá en contra”.

El 18 de mayo de 2005, Newsweek publicó un artículo sobre el PMOI donde informó que «Human Rights Watch alega que el grupo iraní en el exilio conocido como Mujahideen-e Khalq (MEK) tiene una historia de prácticas de culto que incluyen forzar a miembros a divorciarse de sus esposas y participar en sesiones de autocrítica». 

Basta 10 minutos en Google para ver que este grupo iraní ha financiado un montón de grupos y de políticos de extrema derecha a nivel mundial.

¿Por qué el Tribunal de Cuentas no vio nada raro en esas aportaciones de medio millón de euros?

¿Un ex grupo terrorista con relaciones con la CIA, Israel, la extrema derecha estadounidense y con prácticas totalitarias y con donaciones fraudulentas detrás de la financiación de un partido político de extrema derecha español?

¿Por qué el CNI no empieza investigar sobre todo esto?

¿Es por todo esto por lo que Vox apoya al estado sionista de Israel?

Fuente: https://spanishrevolution.wordpress.com/2018/12/11/simpatizantes-de-una-...

La opinión del autor no coincide necesariamente con la de TerceraInformación