La Tienda Republicana

Hacia una justicia por consenso

13/11/2017

Seguimos en la órbita rortiana porque es difícil sustraerse a los acontecimientos cuando éstos chirrían y nos hacen mover la cabeza como el resto de los animales cuando se sacuden el agua. Y con él preguntamos más o menos de este modo -> ¿Surge la justicia de la razón porque sólo ella puede imponer obligaciones, como pensaba Kant, y ahora Habermas? ¿Pueden asumirse principios de validez universal, que respondan a ese llamado de la razón, como identidad propia de la especie humana?

Otro tipo de preguntas, ‘haciendo hilo’, como dirían los taurinos, son estas: ¿Para qué la imposición, si un consenso basado en la lealtad puede servir para resolver conflictos? ¿Qué tipo de merma es la de una lealtad que responde a sentimientos colectivos de cara a una estabilidad sin imposición alguna? Es más, el centro de identidad sobre el que pivota el interés y la respuesta colectiva no tiene por qué recaer en un principio universal e incondicional, cuando, de hecho, existen varios tipos de identidades que mantienen equilibrios en base a acuerdos.

El centro de interés sobre las cosas, públicas o privadas, desplazarían el centro de poder institucional (del Estado) hacia varios círculos contextuales de carácter etnocéntrico-tribal. De este modo, relativismo y evolución pueden contrarrestar al ideal de la razón y hacerlo revisable -> es la nueva proyección de la juventud democrática avanzada, de corte liberal, del Atlántico Norte. Se ve venir.

La opinión del autor no coincide necesariamente con la de TerceraInformación

Añadir nuevo comentario

Comentarios

Plain text

  • No se permiten etiquetas HTML.
  • Las direcciones de las páginas web y las de correo se convierten en enlaces automáticamente.
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.
CAPTCHA
Esta pregunta es para comprobar si usted es un visitante humano y prevenir envíos de spam automatizado.