La Tienda Republicana

Avanza el miedo, retrocede la esperanza

 
Hoy es 27J. Otra vez ha acabado todo: los mítines, los eslóganes, los debates, las sonrisas ortopédicas de los candidatos… Y sí, ya lo sabe hasta Robinson Crusoe, el PP (sí, sí…: el mismo que ha llevado a cabo los recortes salvajes en educación, el mismo que ha expulsado sólo en Castilla-La Mancha a más de 5000 profesores/as, el mismo que ha privatizado hospitales para mayor beneficio de los amiguetes de la sanidad privada, el mismo que dejó sin ayudas a la dependencia a miles de personas que murieron antes de percibir lo que por ley les correspondía, el mismo que ha situado en España a un 30% de personas por debajo del umbral de la pobreza, el mismo que ha hecho de nuestro país uno de los más desiguales del mundo, el mismo que ha medio desmantelado los servicios sociales a favor de la caridad apostólica, el mismo que votó a favor de la reforma del artículo 135 de la Constitución que antepone el pago de la deuda al pago de las pensiones, el mismo que aprobó una reforma laboral que reduce a los trabajadores/as a la condición de consumibles, el mismo que ha aprobado una Ley de Seguridad Ciudadana que ha sido denunciada por la ONU y Amnistía Internacional, el mismo que ha reducido los plazos de instrucción de los juicios de corrupción para intentar librar a sus colegas imputados, el mismo que concedió una amnistía fiscal gracias a la cual toda una panda de evasores fiscales legalizaron su situación por un módico precio, el mismo que tiene imputados a todos los concejales del ayuntamiento de Valencia, el mismo que se ha financiado ilegalmente según la UDEF, el mismo que ha sido calificado por el juez José de la Mata como “organización criminal”, el mismo que tiene entre sus filas tantos imputados por corrupción y tantos encarcelados que su simple enumeración llenaría listines telefónicos enteros…), sí, el PP, decíamos, no sólo ha vuelto a ganar las elecciones, sino que ha obtenido 14 diputados más.
 
Y la pregunta que hoy mucha gente se hace es cómo eso es posible. Y no es fácil de explicar. Porque en noviembre de 2011 Rajoy acudió con una agenda oculta a las elecciones y engañó a la ciudadanía prometiendo que no iba a subir los impuestos y que la sanidad, la educación y los servicios sociales eran sus líneas rojas. Pero ahora ya no hay agenda oculta. El PP ha tenido una larguísima legislatura para mostrar su verdadero rostro y lo ha hecho con total desparpajo. Ya nadie se puede llamar a engaño. Sus votantes son corresponsables de las políticas que ha llevado a cabo y las que en el futuro realizará. El incomprensible comportamiento del electorado español está siendo explicado por muchos analistas como un efecto de la estrategia del miedo empleada no sólo por el PP, sino también por el PSOE y por Ciudadanos. En efecto, se podría decir que ha habido una campaña conjunta para demonizar a Unidos Podemos, que ha incluido desde los más pintorescos calificativos (radicales, extremistas, malos, hijos de Julio Anguita…) hasta las mentiras más canallas (van a quitar las pensiones, nos van a quitar las casas…). Otra causa de la victoria del PP ha sido el inesperado retroceso de Unidos Podemos, que, aunque mantiene el número de diputados, se deja más de un millón de votos por el camino. ¿Qué ha hecho que toda esa inmensa cantidad de personas se quedase en su casa y se sumase a la abstención? ¿No les ha gustado la campaña de sonrisas y corazones? ¿No les llegaba para comprar el catálogo-programa tipo Ikea? ¿Se han asustado de ver banderas republicanas en los mítines? Se nos ocurren más preguntas, pero las dejamos para los debates internos de las organizaciones integrantes de UP.
 
En fin, en España y el resto del mundo avanza el miedo y retrocede la esperanza. Dan ganas de salir corriendo. Pero no lo haremos. Ya no tenemos edad para huir. Y quedaría feo, la verdad.
 

 
 
La opinión del autor no coincide necesariamente con la de TerceraInformación

Añadir nuevo comentario

Comentarios

Plain text

  • No se permiten etiquetas HTML.
  • Las direcciones de las páginas web y las de correo se convierten en enlaces automáticamente.
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.
CAPTCHA
Esta pregunta es para comprobar si usted es un visitante humano y prevenir envíos de spam automatizado.