La Tienda Republicana

Brasil: La huelga general termina con movilizaciones en 380 ciudades contra la reforma jubilatoria

El viernes (14) fue marcado por paralizaciones y actos callejeros; CUT estima 45 millones de trabajadores involucrados.

Paulistanos se concentraron frente a la Fiesp, una de las entidades que apoyan el golpe parlamentario de 2016 – Créditos: Medios Ninja.

Las calles respondieron con un retumbante «no» a la propuesta de reforma de la Previdencia ya los retrocesos promovidos por el gobierno Jair Bolsonaro (PSL). Durante todo el día, los actos convocados por 12 centrales sindicales y por los frentes Brasil Popular y Pueblo Sin Miedo reunieron a miles de personas en 380 ciudades de norte a sur del país, de acuerdo con la Central Única de los Trabajadores (CUT), responsable de la producción del mapa abajo (haga clic aquí para acceder al mapa interactivo) con el levantamiento de los actos que marcaron la Huelga General en todo Brasil.

En total, según la central, 45 millones de trabajadores participaron o fueron impactados por los actos y paralizaciones.

En las capitales, la adhesión de los sectores de transportes, autobuses, metro y trenes contribuyó a un gran número de personas que se comprometieron en la discusión de los temas que pautan la Huelga General.

En Internet, #GreveGeral lideró la lista de «asuntos del momento» de Brasil en la red social Twitter. Entre 17h y 17h20, se produjo una movilización virtual – «twittaço» – contra la reforma de la Previdencia, con la hashtag #BrasilBarraReforma.

La huelga general de este viernes (14) es un desdoblamiento de la lucha unitaria de las centrales sindicales, movimientos populares y sectores progresistas por la educación pública y contra la reforma de la Previdencia. Las protestas de los días 1, 15 y 30 de mayo también se construyeron a partir de la unión de fuerzas democráticas.

Huelga General del 14 junio

Greve Geral de 14 junho

Brasil amaneció con carreteras bloqueadas. (Foto: Divulgación)

Actos de calle movilizaron las principales ciudades del país

En la capital paulista, 50 mil personas se reunieron frente a la Federación de las Industrias del Estado de São Paulo (Fiesp) y siguieron hasta la Plaza de la República, donde el acto fue el cerrado. En la concentración, el ex alcalde Fernando Haddad (PT) comentó los dos episodios que marcaron la semana de Bolsonaro.

«¿Cuál es la moral de un presidente que se jubiló a los 33 años tiene para imponer goela abajo una reforma de la Previsión como esa?», Preguntó durante el acto, que también pidió la dimisión del ministro Sérgio Moro. «Él ya era partidario cuando era juez, imagínese ahora que es político. Él incumplió la ley y arresto a quien debería estar en el lugar del Bolsonaro.

El coordinador nacional del Movimiento de los Trabajadores Sin Techo (MTST), Guillermo Boulos, habló sobre el éxito de la Huelga General. «Varias categorías cruzaron los brazos y se pararon, la clase del lado de allí estaba con nostalgia de las manifestaciones.» Para el líder del movimiento, incluso tras la modificación en el texto de la reforma, todavía hay la necesidad de debatir otros puntos. «sacó la capitalización y el ataque a la jubilación rural, pero nosotros queremos que tome la reducción de la jubilación por invalidez y el aumento de la edad mínima para jubilación», argumentó.

Laurent Matalia, profesor de la red municipal de São Paulo (SP), participó en la manifestación en la Avenida Paulista y dice que fue a la manifestación porque la Previdencia es garantía de una vejez mínimamente digna. «Intento convencer a muchos colegas que no comprendieron aún que eso es una bomba de tiempo que va a estallar después. Brasil bien o mal da alguna dignidad para quien ha trabajado toda una vida, y ellos están queriendo destruir eso», explicó el profesor que no fue trabajar este viernes (14).

La ex metalúrgica Antônia Tiossi dice que fue a la manifestación defender su país. «Brasil está muy triste, primero han hecho una campaña de odio, ahora una campaña de tristeza con esa reforma que no es una reforma es acabar con la Previdencia, los más perjudicados serán los más jóvenes y los menos favorecidos», afirmó.

En Río de Janeiro (RJ), la manifestación se concentró en la región de la Candelaria y recorrió el centro; hubo represión policial. (Foto: Clívia Mesquita)

Además de la capital paulista, tarde y noche de Huelga General tuvo actos registrados en al menos otras 13 capitales de todas las regiones.

En Salvador (BA), 2.700 autobuses del sistema municipal de transporte no salieron de los garages, siendo que el servicio es utilizado diariamente por más de 1,3 millones de soteropolitanos. Durante la mañana hubo marcha en la capital, de la Rótula de la piña hasta el Iguatemi, y durante la tarde el acto que reunió a unos 70 mil manifestantes, del Campo Grande a la Plaza Castro Alves, incluso con la paralización de los carreteros por 24 horas, y apenas el funcionamiento del metro y las vans.

En Recife (PE), el acto público se caracterizó como un gran punto de confluencia de las movilizaciones de la Huelga General que paró Brasil el viernes (14). Miles de personas se concentraron en el centro de la capital pernambucana, entre ellas estaba la profesora jubilada María del Socorro que, a los 72 años, fue a las calles defender un derecho que ya tuvo acceso, el de la jubilación. «Estamos siendo atacados de la forma más vil, quieren quitar nuestro derecho de descansar en la vejez», afirma.

Nilza Gomes, que también participó en la movilización, se declara vehemente contra la propuesta de reforma de la Previdencia del gobierno de Jair Bolsonaro (PSL). «Ellos todavía quieren engañarnos llamando ‘Nueva Previdencia’. La previsión no es nueva. «Ella es un derecho nuestro ya garantizado», dice.

Las huelgas y manifestaciones ocurrieron en las principales ciudades, con la participación de los trabajadores del campo. En los Campos Generales, cerca de 1.200 personas participaron en la manifestación en la ciudad de Ponta Grossa. En Londrina, el acto unitario tuvo cerca de tres mil personas y paralización de la principal terminal de autobuses de la ciudad. Foz do Iguaçu registró siete mil manifestantes y Cascavel, en la región oeste del estado, cerca de 2.000 personas.

En Natal, capital de Rio Grande do Norte, los organizadores de la Huelga General afirman que cerca de 80 mil personas asistieron en la manifestación ocurrida esta tarde. Inicialmente, la concentración del acto ocurrió en las cercanías del Shopping Midway Mall y, después, manifestantes caminaron hasta la Natal Shopping, ubicada en el barrio de Candelaria.

En la capital paranaense, Curitiba, estudiantes, profesores y demás huelguistas movilizaron a 6.000 personas en acto iniciado a las 18h, a partir de la plaza Santos Andrade. El día fue repleto de actividades y, al final de la mañana, había ocurrido concentración de servidores y profesores frente al palacio del gobierno. A las 14h, hubo caminatas de los sindicatos por el centro de la ciudad.

«Estamos marcando una página importante en la defensa de nuestros derechos, en la defensa de un Brasil que sea un país para la mayoría de su pueblo, y no ese Brasil del gobierno federal», evaluó el profesor Hermes León, presidente de la APP Sindicato.

En el interior del estado, hubo movilizaciones en Maringá (10 mil), Cascavel (2 mil), Londrina (3 mil), Ponta Grossa (1,2 mil), Araucária (mil), Foz do Iguaçu (7 mil) y Toledo (7 mil) 500 manifestantes).

El día de Huelga General fue marcado por marchas y movilizaciones contra la reforma de la Previdencia en todo el estado de Río de Janeiro. Al final de la manifestación que reunió a unas 100.000 personas en el Centro de Río, según los organizadores, la Policía Militar dispersó a trabajadores y estudiantes lanzando bombas de gas lacrimógeno.

Durante la manifestación en el Centro de Río, trabajadores y estudiantes entonaron consignas contra los cambios en las reglas de la jubilación que podrían afectar a la parcela de la población más pobre del país: «Yo no abro de la Previdencia ni de la educación», «Pisa leve , quien movió con la Previdencia atizó el país entero «, y» Nuestra lucha unificó es estudiante junto con trabajador «.

El Movimiento de los Trabajadores Rurales Sin Tierra (MST) participó de las manifestaciones en todas las regiones brasileñas. En Pernambuco, el dirigente nacional Jaime Amorim dijo a Brasil de hecho que el país aún está tratando de recuperarse del golpe contra la democracia y el Estado Democrático de Derecho, post-impeachment de la ex presidenta Dilma Rousseff (PT). En el análisis de Amorim, el sentimiento de antipetismo y el odio creado por la elite hizo a la población identificar como opción el gobierno autoritario de Bolsonaro. «Ahora, la población está despertando, está viendo que hay un gran riesgo de que retrocedamos en la construcción de la democracia, de la soberanía nacional y del país nación», dijo.

En Rondônia, los actos callejeros reunieron a 3.000 manifestantes en la capital Porto Velho, 150 en Ariquemes, 100 en Guajará-Mirim, 200 en Jaru, 500 en Ouro Preto, 200 en Ji-Paraná, 200 en Rolim de Moura y 300 en Vilhena .

En el Largo do Zumbi, en Porto Alegre (RS), trabajadores y estudiantes cerraron la noche con una votación simbólica por adhesión a nuevas paralizaciones contra reforma de la Previsión de Bolsonaro y Paulo Guedes.

Las manifestaciones fueron objeto de represión policial en algunas ciudades del país.

En Sao Paulo, un acto por la mañana en la Universidad de São Paulo (USP), con participación mayoritaria de estudiantes, profesores y servidores públicos, fue disuelto con balas de goma y bombas tiradas por policías militares.

En la confusión, algunas personas fueron golpeadas por astillas de bombas y luego llevadas al Hospital Universitario de la USP, según el sindicato de los trabajadores de la universidad. Además, 15 manifestantes fueron detenidos y llevados a la 51ª Comisaría de Policía, en el Río Pequeno.

Por la tarde, manifestantes también relataron violencia de las fuerzas de seguridad del Estado, que intentaban dispersar el acto, a la altura de la Consolación y de la Plaza Roosevelt. La PM aún no se ha pronunciado sobre el caso.

De acuerdo con el sindicato, no hay motivos para una acusación de flagrante de cualquier tipo de crimen. La audiencia de custodia, para saber si van a aguardar el juicio en libertad o presos, va a suceder este sábado, día 15.

En Araucária, en Paraná, la guardia municipal atacó con balas de goma la protesta de trabajadores en la BR 426, en la región metropolitana de Curitiba, cerca de la refinería Presidente Getúlio Vargas. Tres personas resultaron heridas y fueron trasladadas a un hospital. Un agricultor del MST fue alcanzado en la cara.

En Paraíba, un policía fue filmado dando una tapa en el rostro de un estudiante, director de la Unión Nacional de los Estudiantes (UNE).

En el caso de Brasil, el estudiante agredido contó que manifestantes hacían piquete frente a la empresa de Call Center A & C, cuando uno de los trabajadores de la empresa llegó y ellos se quedaron sosteniendo a la persona para que no entrar en el edificio, por la huelga. Entonces un policía militar llegó gritando, diciendo para «acabar pronto con esa mierda».

La mañana fue de actos, trancaje de carreteras y paralizaciones de categorías

La huelga general de este viernes comenzó temprano para las centrales sindicales, para el MST y el MTST, que bloqueó vías en São Paulo y también organizó acciones en terminales de autobuses. En total, de acuerdo con el movimiento, fueron 16 intervenciones. Alrededor de las 7h, los sin techo cerraron la avenida Hélio Schimidt, que da acceso al Rodoanel, a la altura de Guarulhos (SP), impedido la llegada al aeropuerto. La Policía Rodoviaria Federal intentó impedir el bloqueo de la vía avanzando con los coches en dirección a los manifestantes. No hubo heridos.

Todas las acciones del MTST comenzaron a las 7h. La más voluminosa fue en el Puente João Dias, zona sur de São Paulo, que ocupó todas las franjas de la vía en el sentido centro. Los manifestantes marcharon y sostenían una franja que decía: «No a la reforma de la Previdencia».

En el Terminal Ferrazópolis, en la entrada por la avenida Faria Lima, en São Bernardo do Campo, los militantes del movimiento cerró el acceso al lugar. En la zona norte de la capital paulista, en la avenida Corredor, ellos también marcharon y trabaron las vías. En la zona este, el MTST ocupó la Radial Este y siguió en marcha hasta el Metro Itaquera, que estaba cerrado por la adhesión de los metroviarios a la Huelga General. En el lugar, hay también una terminal de autobuses, que permanecía inactiva. Alrededor de las 10h, los manifestantes se dispersaron.

Hasta las 13 horas, más de 300 ciudades de todos los estados habían registrado protestas. De las 27 capitales, 19 tuvieron el sistema de ómnibus afectado por la movilización. Otras ocho no tuvieron interrupción en el transporte colectivo por autobús, pero registraron bloqueos de calles o caminos por manifestantes, o tuvieron paralización parcial en el metro.

Organizaron paralizaciones trabajadores de puertos como el de Pecém en Ceará; refinerías, como Recap en Mauá y Abreu y Lima en Pernambuco; industria metalúrgica, como Volks y Mercedes en São Bernardo; la energía; en el sector de la construcción. personal de la salud; electricistas; Correo en Río y São Paulo; y universidades como UFRJ, UFSC, UFAL, UFBA y UFCG.

Además de las paralizaciones, la mañana de este viernes (14) fue marcada por decenas de actos en todo país, organizados por movimientos populales como el MST, Movimiento de los Trabajadores sin techo (MTST), Movimiento de los Afectados por Barreras (MAB) y Marcha Mundial Mujeres, con prohibiciones de carreteras y avenidas.

En la ciudad de São Paulo, ocurrieron bloqueos en la avenida 23 de Mayo, en el elevado João Goulart, en la USP y en Sapopemba, entre otros puntos. En el estado se registraron actos en São Bernardo, Diadema, Campinas, Bauru, Itapeva, Sorocaba, Vinhedo, Taubaté y Presidente Prudente.

En el caso de que se produzca un accidente de tránsito en la ciudad de Buenos Aires, en el caso de que se produzca un accidente, en el caso de que se produzca un accidente de tránsito en la ciudad de Río de Janeiro, en el estado de Río de Janeiro, en el estado de Río de Janeiro, en el estado de Paraná, (Alegre), Río Grande do Norte (Natal, Extremoz y João Câmara); en varios puntos en Paraíba; en Bahía (Barreiras, Catités, Santo Antonio de Jesús, Salvador); en São Paulo, en Rio Grande do Sul (Porto Alegre y Eldorado del Sur), en Rondônia (Jaru) y en Goiás (Goiânia).

«Acabar con la Previdencia para colocar la capitalización y vender en los bancos es lo que el gobierno quiere. Las centrales sindicales no van a discutir la retirada de derechos. El cambio del ponente no ha ayudado. Ella sigue retirando los derechos. La propuesta del Bolsonaro y del Guedes es tan mala que el ponente para hacer peor tenía que hacer mucha fuerza. Queremos la Previsión general, amplia y pública. «Queremos mejorarla y la propuesta es sólo para peor», dijo Vagner Freitas, presidente de la CUT, al hacer un balance de las actividades.

El informe del diputado paulista Samuel Moreira (PSDB) no representa avances definitivos en la propuesta y que el esfuerzo de los trabajadores y de la oposición debe orientarse hacia el derrocamiento de la PEC 6/2019.

«A pesar de haber sacado lo que era muy escandaloso que era desconstitucionalización y la capitalización, mantiene todas las crueldades contra las mujeres, el aumento del tiempo de contribución, la edad mínima de 65 años y 62 años, como si el pueblo comenzara a trabajar después de los 30 años, como sucede con los diputados. El pueblo brasileño y la clase trabajadora todavía tienen mucha lucha por hacer «, aseveró.

Edición: Rodrigo Chagas / Brasil de Fato

Añadir nuevo comentario

Comentarios

Plain text

  • No se permiten etiquetas HTML.
  • Las direcciones de las páginas web y las de correo se convierten en enlaces automáticamente.
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.
CAPTCHA
Esta pregunta es para comprobar si usted es un visitante humano y prevenir envíos de spam automatizado.

Comentarios

Prestamo