Intentos ruines de rentabilizar electoralmente la agresión a Rajoy

Las portadas de los periódicos de hoy vuelven a coincidir en su noticia: la agresión de un joven contra el presidente del gobierno en Pontevedra. El usuario de twitter   se percató enseguida de la manipulación del diario ABC en la saturación del color del moratón del presidente, un intento de sobre-victimizar a Rajoy o añadir carga dramática al incidente: “La hostia mal, pero la paliza que le han dado luego en el ABC...” La misma foto saturada es utilizada hoy en el telediario de TVE.

Una mentira repetida mil veces se convierte en realidad. Winston Churchill pic.twitter.com/QCy71bWnOH

— I Against I (@eleptric) diciembre 17, 2015

ABC se excusó esta mañana argumentando que el cambio de color se debe “a la distorsión cromática en la visualización del PDF tras ser impresa de forma óptima“, pero si obsevamos la misma foto en la portada de El Mundo, también impresa con colores más vivos, la diferencia salta a la vista;

Un joven de estrema izquierda, en El Mundo

Hay más granate retocado con la herramienta “equilibrio de color” del programa de fotografía Photoshop. El Mundo no retoca colores pero resalta en su titular de portada la habitual etiqueta “joven de extrema izquierda”. Este periódico podría haber señalado el parentesco lejano del joven (la esposa de Rajoy, Elvira Rodríguez, es prima de la madre del menor), o que es hijo de un imputado por delitos de delitos de fraude en subvenciones y falsedad documental desde la Cámara de Comercio de Pontevedra. Ambos añadidos no aportan nada que esclarezca las razones del suceso, pero podrían emplearse de la misma manera que “extrema izquierda”, como arma arrojadiza.

Acostumbrados como andamos a abrir las portadas de ABC o La Razón a primera hora de la mañana para echar unas risas -última fase superado el máximo nivel emocional de indignación- parece que se pasó por alto la de El País. En realidad, fue el primer diario en abrir la veda de la utilización del incidente en campaña contra los partidos de izquierda en general o contra Podemos en particular. Hasta cinco versiones de su noticia al respecto matizan la demoledora frase inicial: “Fuentes policiales han asegurado que el agresor está vinculado con las Mareas, las candidaturas vinculadas a Podemos en Galicia“. En la versión final se dice aunque, en un primer momento, sin aportar ningún dato ni precisar la relación, fuentes policiales que pidieron el anonimato habían asegurado que el agresor estaba vinculado con las Mareas. Si efectivamente no se aporta “ningún dato ni se precisa relación alguna” por parte de esa fuente policial anónima, los lectores de El País debieran preguntarse por qué se publicó y se mantiene tal cosa. También se afirma en la misma noticia que fuentes de las Mareas han afirmado que la única relación es que el joven portaba propaganda de la plataforma”… Pero ¿Cómo pueden saber “fuentes de las mareas” qué llevaba encima el joven agresor? En todo caso, serían otra vez fuentes policiales las que lanzan esa imprecisa aseveración. Leemos en otros medios que -en realidad- el joven es miembro de Galiza Ceive “uno de los movimientos que dio origen al Bloque nacionalista Gallego (BNG)” que, por cierto, no forma parte de En Marea (Anova, Esquerda Unida, Podemos). El periódico Diagonal estuvo al quite de cada nueva versión de la noticia de El País y del final de la telenovela, una “fe de erratas” situada en uno de esos rincones de difícil acceso.

El uso ruin -nunca mejor dicho- del suceso va de unos medios a otros y de declaración en declaración de políticos del Partido Popular: “No sé si es fruto del espíritu de agresividad que se respira” (Esperanza Aguirre); “El agresor que se define como antifascista y radical de izquierdas” (TVE); “Lo peor no es que esta campaña violenta haya culminado en la brutal agresión a todo un presidente del Gobierno, que nos puede gustar más o menos pero es nuestro presidente, el de todos; lo peor es que esto sólo es un paso más y que, si no ponemos remedio, habrá otros” (Libertad Digital), etc.

Pero volvamos a la foto que utiliza El País para su portada de esta mañana. Comparémosla con la foto original, extraida de la web pontevedraviva.com;

Manipulación color granate en El País

Muchos creemos que un pacto PSOE-Ciudadanos es el ideal del Grupo PRISA, pero con un PSOE en horas bajas no es de extrañar el conformismo con dos posibles caballos ganadores, un acuerdo PP-Ciudadanos. A diferencia de ABC, donde la saturación de color granate se centra en el lugar del puñetazo, El País eleva el tono de granate a toda la foto, pero el resultado a simple vista es el mismo, una exageración de la zona amoratada o enrrojecida en su imagen de portada.

Añadir nuevo comentario

Comentarios

Plain text

  • No se permiten etiquetas HTML.
  • Las direcciones de las páginas web y las de correo se convierten en enlaces automáticamente.
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.
CAPTCHA
Esta pregunta es para comprobar si usted es un visitante humano y prevenir envíos de spam automatizado.