La Tienda Republicana

Las candidaturas de unidad popular no caben en el paraguas de Podemos: las cifras honestas

Siglas

Las elecciones municipales y autonómicas pasarán a la historia como el primer zarpazo serio a la hegemonía bipartidista instalada en España tras la muerte del dictador. El final de una legislatura marcada por movilizaciones ciudadanas de resistencia y la preparación del asalto a las instituciones a través de una inteligente apuesta cristalizada en Podemos nos sitúan ante una nueva encrucijada que se resolverá a finales de este año. La oportunidad otorgada por la lógica del beneficio a través de las audiencias fue aprovechada por Podemos en una audaz puesta en escena en varias cadenas de televisión. Los dirigentes de este partido político transmitían mensajes claros y conciliadores con gran resultado en las encuestas de intención de voto. Podemos pasaba del 20% pero la maquinaria mediática desvió su ojo y foco hacia Ciudadanos en un intento de corregir el engorde de un monstruo que se iba de las manos. Una feroz campaña contra Iglesias, Monedero, Errejón y otras caras visibles completó una maniobra exitosa a medias. La estrategia orquestada no hundió a Podemos pero dejó a los de Iglesias en porcentajes de voto que no sobrepasan el 15% de media. Tampoco encumbró a Ciudadanos, percibido finalmente como un recambio destinado a recoger el anterior apoyo a UPyD y la abstención generada en el Partido Popular.

Los meses que nos separan de las elecciones Generales serán decisivos para culminar el desalojo de PP-PSOE de la Moncloa, pero se requieren análisis rigurosos, generosidad, honestidad, audacia y -como consecuencia de lo anterior- unidad. Muchos de los que esperábamos con ilusión un feliz desenlace para los experimentos de unidad popular a nivel municipal y la confirmación de que Ahora Madrid, Barcelona en Comú, Zaragoza en Común… de que las Mareas gallegas demostrarían que la confluencia de movimientos sociales y partidos políticos (Podemos, Izquierda Unida, Equo, Anova, etc.) es el camino hacia la victoria parcial como poco, nos sentimos esperanzados pero también desilusionados.

La victoria de las principales candidaturas de unidad en diversas ciudades llevó a Izquierda Unida y a su candidato, Alberto Garzón, a hacer un llamamiento desde el día siguiente a todas las fuerzas políticas y sociales para ganar los comicios de noviembre y “recuperar la Moncloa para la gente”. Años girando sobre el mismo eje, la experiencia de recorrerlo infinidad de veces, la inteligencia colectiva de las asambleas de base y -en fin- el sentido común, se instalaron desde años atrás en IU para concluir que la victoria en las urnas pasa por la confluencia. Renovación en las responsabilidades mirando a los jóvenes, mano tendida y ninguna línea roja más allá de la disolución o simple absorción por parte de Podemos, Izquierda Unida está dispuesta a prescindir de sus siglas como lo hizo en Barcelona, en Madrid, en Santiago, Zaragoza, A Coruña para alcanzar la unidad.

Mientras IU tiende puentes desprendiéndose de sus siglas y reafirmando el protagonismo ciudadano con total horizontalidad nos encontramos con que Podemos se reafirma en que irá a las Generales con sus siglas “sí o sí“, y con declaraciones de escasa altura política por parte de Pablo Iglesias: Podemos no va a ser la “balsa de salvamento de nadie” […] “el cambio” no pasa por “una coalición de partidos” […] Podemos será el “paraguas” que sirva de “referencia” para conseguir ese “cambio” (28 de mayo). Esto lo afirma a sabiendas de que nadie propone una coalición de partidos y que no fue esa la fórmula empleada en las candidaturas de unidad popular (CUP).
Con ese 14 y pico por ciento de media en las elecciones Autonómicas, Podemos impone su “paraguas” a los demás, y el 27 de mayo, la Secretaría Política divulga un diagnóstico del resultado electoral no sólo erróneo, sino también deshonesto. El documento enviado a las ejecutivas locales bajo el título ‘orientaciones políticas semanales 27 de mayo‘ trataba de hacer frente a las voces internas que claman por anteponer la articulación de un frente popular a las siglas. En el segundo apartado -“Podemos y las CUP: las cifras claras“- se dice que en las elecciones autonómicas y municipales del 24 de mayo, Podemos ha estado presente en veintiséis de las cincuenta capitales de provincia. De entre todas ellas, únicamente las plataformas de protagonismo ciudadano de Madrid, Burgos, Alicante, Guadalajara y Zaragoza han obtenido un mejor resultado que Podemos al presentarse este de forma independiente.

A continuación se ofrece a su militancia un cuadro con la “diferencia de voto a Podemos en autonómicas y a las candidaturas municipalistas en locales;

Podemos y las CUP,  las cifras claras

Se afirma que el caso de Ahora Madrid, que obtuvo 230.000 votos más que Podemos (14 puntos porcentuales), pretende retratar la parte por el todo, cuando lo cierto es que en el resto de ciudades la diferencia no rebasa los cinco puntos porcentuales, algo poco significativo en número de votos. Ausencia de autocrítica y datos adulterados adornados con retórica triunfalista – […] el frescor se ha transformado en propuestas y el cambio es imparable– donde se equipara el resultado de Podemos con el de las CUP.

Diseccionaremos las ciudades que toma la Secretaría Política como ejemplo para convencer a sus cuadros a nivel interno de que la fuerza electoral de Podemos en solitario es similar a la de las candidaturas de unidad popular en este documento que una semana después apuntaló Infolibre en una noticia titulada Podemos sacó mejores resultados que las candidaturas de confluencia en 23 de las 29 grandes ciudades. La trampa fundamental es que para buena parte de las ciudades analizadas no existió confluencia completa y para Barcelona, A Coruña o Santiago de Compostela no hay resultados que comparar a nivel autonómico.

-En Soria Podemos consiguió 2.822 (15.56 %) a nivel autonómico, pero no existió confluencia porque Sorian@s (1.369 y 7,43%) e IU (1.161 y 6,30%) se presentaron por separado en las municipales.

-En Las Palmas de Gran Canaria Podemos llegó a 38.864 votos mientras a nivel local LPGC Puede (27.127 votos y 16,13%) e IUC-LV-Unidad del Pueblo-Alternativa Republicana (5.867 y 3,49%) también acudieron por separado.

-En Cáceres tenemos tres formaciones que tampoco confluyeron en las municipales: Coalición por Cáceres (4,56%), Ganemos-IULV (3,82%) y CAC o Cáceres eres tú (8,78%). Solo el resultado de la última se lleva a la comparativa del documento de la Secretaría Política de Podemos. Podemos obtuvo un 15,05% en las autonómicas.

Palma de Mallorca es otro lugar con un buen resultado en las autonómicas para Podemos (30.280 y 19,95%). A escala municipal encontramos a MÉS-APIB con un 15,74% (partido regionalista de izquierda), a Som Palma con un 14,76% y a Guanyem Palma con un 4%, pero sólo se toma a Som Palma para el gráfico del documento interno.

-En Valladolid tenemos 24.399 (14,7%) para Podemos y en las municipales 22.259 (13,39%) para Toma la Palabra. Sí se Puede Valladolid (SIVA) consigue 16.585 y el 9,98%. En este caso se ignora el resultado de Toma la Palabra (confluencia de IU y Equo). Sumado el resultado de los dos partidos de confluencia se alcanza el 23,37%, casi un 10% más que Podemos.

-En Málaga, IULV-CA-CLI-AS-ALTER-Málaga para la gente logra 17.050 y el 7,46% mientras Málaga Ahora suma 30.464 y el 13,33%. Tampoco existió candidatura de confluencia única, pero se compara en el gráfico con los 46.094 votos de Podemos (17,86%) a nivel autonómico ignorando de nuevo una de las dos coaliciones que confluyeron a escala local.

-10,35% para Jaén en Común y 4,09% para IULV-CA en las locales. Tampoco hay confluencia pero se compara con el 14,15% obtenido por Podemos omitiendo el resultado de IU.

-En Córdoba Podemos obtuvo un 16,06% pero en las municipales tampoco hubo acuerdo de confluencia entre Ganemos Córdoba (12,51%) e IULV-CA (11,97%). Juntos estarían en disposición de ocupar la alcaldía con el apoyo del PSOE. Por separado solo aspirarán a investir a la candidata del PSOE para que el alcalde del PP no repita. En el gráfico se considera que Podemos obtuvo un 3,55% más.

-En Granada se toma el resultado de Vamos (12,71%) ignorando el de PG (5,8%) para que Podemos (15,54%) quede por delante en la comparación.

-En Valencia fue Compromís el partido que recogió el mayor apoyo entre los afines (23,28%), aún así, la candidatura tampoco fue unitaria entre los demás: VALC (9,81%) y EUPV (4,71%). Podemos se quedó en el 12,2% en las autonómicas.

-15,4% para Podemos en Castellón. 13,6% para Castello en moviment que no aglutinó a EUPV (3,69%).

-Podemos obtuvo 12,8% en Badajoz, pero como en el resto de los casos, a nivel local no existió confluencia unitaria; Recuperar Badajoz (10,41%), Ganemos-IU-LV (2,85%) y Badajoz en Común (1,82%) acudieron por separado.

-Ganemos Salamanca (Podemos y parte de IU la impulsan) llega al 13,65% y consigue ciertamente menos representación que Podemos a escala autonómica (14,56%). Es el primer caso de todos los favorables a Podemos expuestos en el gráfico.

– Podemos obtuvo en las autonómicas en Cádiz capital el 28,8%, por encima de su candidatura a nivel local, Por Cádiz sí se Puede, que llegó a un 27,98%. Ganar Cádiz en Común, silenciada, tiene el 8,4% y seguramente apostará por la investidura del primero.

-La última de las capitales donde el documento asegura que Podemos consiguió mejor resultado en la comparativa autonómicas-municipales es Oviedo. El 19,78% de Podemos otra vez supera por poco al 19,09% de Somos Oviedo, pero como en casi todos los casos, esta candidatura no contó con la participación de IU-IX (9,28%) ni Equo (0,76%) o EB (0,89%).

Las otras ciudades elegidas para el gráfico son favorables a las CUP: Zaragoza, Guadalajara, Alicante, Burgos y Madrid, por lo que no consultaremos los resultados. También Logroño, Palencia, Toledo y Talavera de la Reina. Las mareas en Galicia… y, en definitiva, allá donde sí existieron CUP sin dejar a nadie atrás. En Zamora el 29,1% de IU casi dobla el porcentaje autonómico de Podemos. En los demás municipios los resultados son parecidos por la simple razón de que no existió confluencia. Queda en evidencia como en el documento se manipula la opinión de las bases de Podemos haciendo pasar por candidaturas de unidad popular (CUP) lo que sólo son confluencias parciales con el objetivo de hacerles creer que Podemos es tanto o más fuerte que las CUP cuando se presenta en solitario o de “forma independiente”. Nada más lejos…

El resultado de Barcelona en Comú (CUP por excelencia) es indudable, pero no puede compararse con las elecciones autonómicas. El de Madrid es apabullante (519.210 votos para Ahora Madrid y el 31,85% frente a los 286.973 y 17,73% de Podemos en las autonómicas) y la confluencia fue casi plena, pues lo que se presentó por IUCM no contaba con e respaldo de IU Federal e incluso el partido comunista de Madrid dio su apoyo explícito a Ahora Madrid. Recordemos además que el vencedor de las primarias en IU Madrid -Mauricio Valiente- fue número 4 en Ahora Madrid. A pesar de ello, leemos en una entrevista de eldiario.es a Juan Carlos Monedero declaraciones del ex-número 3 donde asegura que “al día siguiente de las elecciones en Barcelona y en Madrid, se acuñó la idea, incluida la interpretación de la prensa, de que había triunfado Podemos“. “Incluida la interpretación de la prensa” nos dice Monedero con ingenuidad, como si la prensa fuese un ente objetivo o un aliado. Al contrario, estamos convencidos de que estas simplificaciones de la prensa lo que buscan precisamente es debilitar la idea de que el camino a la victoria pasa por la convergencia. En otras palabras, la prensa atribuye la victoria de Ahora Madrid a Podemos para liquidar el ejemplo de CUP y su proyección hacia las elecciones Generales.

Traemos aquí la respuesta de Monedero a la primera pregunta de eldiario.es “¿Cabe pensar en candidaturas de unidad popular para las generales?”;

Hay algunos estudios que ha hecho Podemos que invalidan que sea cierto que las candidaturas de unidad popular hayan sacado mejor resultado que Podemos, salvo algunos casos concretos y el caso más emblemático es Madrid.

Con “algunos estudios” mucho nos tememos que Monedero se refiere al que nos ocupa o al realizado por Infolibre, basado en el documento de Podemos.

Más aún, se minusvalora el trabajo en conjunto de varios actores en Madrid y Barcelona cuando se hace hincapié en que tanto Carmena como Colau fueron la causa fundamental del éxito. Así se justifica la enorme diferencia entre Ahora Madrid y Podemos a favor del primero. Fue un factor añadido, es indudable, pero uno de varios. Nos preguntamos entonces por qué la influencia de la popular figura de Pablo Echenique en la capital aragonesa no se tradujo en una ventaja sustancial en los votos para Podemos a escala Autonómica en Zaragoza: 78.345 (un 24,1%) frente a 80.040 (24,6%) de los votos para Zaragoza en Común. Muy sencillo: porque se trataba de una CUP impulsada por  IU, Podemos, Equo, Puyalón, Piratas de Aragón, Demos+ y Somos.

En conclusión, Podemos toma como punto de partida un análisis erróneo para reafirmarse en su decisión de presentarse a las elecciones Generales imponiendo sus siglas y su paraguas a los demás con un 14-15% en las elecciones autonómicas. Podemos se equivoca al asegurar que obtuvo similares o mejores resultados que las candidaturas de unidad popular (CUP). Lo cierto es que son escasas las localidades donde existió tal unidad, y en ellas se superó a Podemos con más o menos amplitud según las circunstancias de cada lugar.  Dirigentes de Podemos dudan que 1+1+1 sean 3, incluso se atreven a afirmar que la suma es más bien una resta. Las cifras muestran que la unidad ilusiona y multiplica.

Juan Carlos Monedero entra en contradicción cuando por un lado se dice que Podemos acudirá en solitario, tal y como se decidió en su asamblea fundacional, y por otro que en ciertos lugares puede incorporarse un guión [Podemos-] destinado a absorber partidos como Anova o Compromís, dejando fuera a IU, que suma mucho más.

El camino hacia un cambio real en las instituciones no se recorre en una balsa que recoge a los náufragos ni siguiendo en fila al gallo del corral, el cambio pasa por la unidad sin paliativos en las próximas elecciones Generales. Buena parte de las bases de Podemos y de la sociedad reclaman voz para decidir en este nuevo momento post-electoral si quieren una confluencia inspirada en las CUP municipales, sin siglas, con una nueva marca que abarque esa pluralidad que en España va mucho más allá de Podemos, o si al contrario prefieren acudir en solitario bajo la marca Podemos intentando sumar al resto bajo su paraguas. Es urgente reabrir el debate, votar en referéndum y actuar en consecuencia, pero que sean los círculos los que decidan sin trampas.

Pedimos a los representantes de Podemos que sean valedores de su audacia en la estrategia y dejen hablar a las bases porque cambiaron enormemente las circunstancias desde aquella primera asamblea. De las bases solo esperamos sentido común, inteligencia colectiva.

Actualización (12/06/15)

Jesús García López nos envía algunas muestras muy ilustrativas de cómo hubiera sido el reparto de concejalías gracias a una hipotética convergencia. A mayor número de votos y porcentaje menos se sufre la desproporción del sistema electoral;

IMG-20150612-WA0002

IMG-20150612-WA0001

IMG-20150612-WA0000

IMG-20150610-WA0000

 

IMG-20150605-WA0002

 

Actualización (16/06/2015)

En el programa emitido esta mañana desde la antena de Carne Cruda “Confluencia o muerte” se reiteró la mentira que mantiene a Podemos enrocada ante una confluencia en las próximas elecciones generales que tome como punto de partida el ejemplo de las candidaturas de unidad popular en las pasadas municipales. El debate a cuatro –Alberto Garzón (Secretario de Proceso Constituyente de Izquierda Unida), Juan Carlos Monedero (ex- Secretario de Proceso Constituyente y Programa de Podemos), Inés Sabanés (Concejal en el ayuntamiento de Madrid y portavoz de Equo en Madrid) y Xosé Manuel Beiras (Portavoz de la coalición gallega Anova)- dejó en evidencia la postura inamovible de Podemos respecto a presentarse con su marca aceptando únicamente una fórmula que pase por la absorción de las demás.

Min. 67:10 (http://www.carnecruda.es/category/crudoteca-2/)

-Monedero: “Se están presuponiendo cosas que no son ciertas. Se está presuponiendo que de repente dos y dos son cuatro y no es verdad”.

-Crudo: pero es que se está viendo que 2 y 2 no son 4, se está viendo que en algún caso son 16.

-Monedero: o son tres.

-Crudo: Bueno, cuando las confluencias están muy divididas […] ¿Cuáles han sido las únicas fuerzas que han conseguido sobrepasar al bipartidismo en estas últimas elecciones?

-Beirás (de fondo): Las mareas.

-Monedero: pero si es que es una discusión que no tengo interés en mantenerla porque no nos aporta. Se dice “No, es que Podemos ha sacado peor resultado”. Pues ha sacado peor resultado en Zaragoza, Guadalajara, Alicante, Burgos y Madrid exclusivamente. En los demás sitios no es verdad. En los demás sitios ha sacado en las elecciones regionales más votos Podemos que las agrupaciones electorales.

Juan Carlos Monedero insiste en confundir al personal. Las candidaturas de Unidad Popular (CUP) han obtenido mejor resultado en casi todos los municipios en los que se presentaron. No sólo  Zaragoza, Guadalajara, Alicante, Burgos y Madrid, sino también Logroño, Palencia, Toledo, Getafe, Rivas, Talavera de la Reina y la mayor parte de los municipios donde la convergencia fue completa. También otras donde no se celebraron elecciones regionales: Barcelona, A Coruña, Santiago de Compostela, Ferrol… El análisis publicado en eldiario.es A qué candidatura municipal apoyan Podemos, IU y Equo en las capitales el 24M pocos días antes de las elecciones municipales muestra que las capitales donde hubo apoyo de Podemos/IU/Equo fueron Barcelona, Guadalajara, Salamanca, Burgos, Zaragoza, Bilbao (división en dos, Ganemos y En Común), Santiago de Compostela y A Coruña.

En otros municipios Podemos consiguió mejor resultado en la comparativa con las autonómicas porque la confluencia no fue tal, sino sólo parcial. La única excepción es Salamanca.

Añadir nuevo comentario

Comentarios

Plain text

  • No se permiten etiquetas HTML.
  • Las direcciones de las páginas web y las de correo se convierten en enlaces automáticamente.
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.
CAPTCHA
Esta pregunta es para comprobar si usted es un visitante humano y prevenir envíos de spam automatizado.