Diseccionando a El País •  22/07/2021

Jesús Cintora en el último día de «Las cosas claras»: «nos cierran, pero les vamos a seguir contando hasta el último minuto lo que pasa […] vamos, que nos echan»

Jesús Cintora en el último día de «Las cosas claras»: «nos cierran, pero les vamos a seguir contando hasta el último minuto lo que pasa […] vamos, que nos echan»
  • En mayo se anunció públicamente el cierre definitivo de emisión del programa de análisis de actualidad política Las Cosas Claras de la 1 de TVE y el despido de su conductor, Jesús Cintora, que se hace efectivo hoy, 22 de julio. La responsabilidad cae sobre el presidente de la cadena, José Manuel Pérez Tornero, y los miembros de PP, PSOE y PNV del Consejo de Administración de RTVE .
  • El 16 de Julio, CCOO publicó un comunicado denunciando que se iba  a perpetrar un despido político, el de Jesús Cintora”.

A mitad de Julio, tras anunciarse el final de «Las cosas claras», justo cuando el programa de TVE sobrepasaba en audiencia durante varios días a su principal competidor en esa franja horaria, «Al Rojo Vivo«, que dirige Ferreras en La Sexta, CCOO emitía un comunicado en que denunciaba que existen presiones políticas desde el PP, el grupo Atresmedia (Antena 3, La Sexta), el sindicato UGT e incluso desde el propio PSOE para finiquitar el espacio de Jesús Cintora. El sindicato habla de un “despido político y despido para favorecer los intereses de Atresmedia en La Sexta”.

El mes de febrero de 2021, PP y PSOE habían llegado a un acuerdo para la renovación de la dirección de RTVE, que quedó en manos de José Manuel Pérez Tornero en sustitución de Rosa María Mateo, hasta ese momento administradora única. Poco después, a finales de abril, el nuevo director anunció que suprimiría este formato de “infoshow” o “infoentrenimiento” porque suponía una “banalización del periodismo”, aludiendo al tipo de formato de «Las cosas claras».

A pesar de los buenos datos de audiencia, que demuestran que la ciudadanía apoya el programa, y el bajo coste del mismo, expuesto por CCOO en su comunicado, la decisión es irrefutable: «el coste del programa es de 327 euros el minuto, mientras que La hora de La 1 es de 576 euros o Aquí la Tierra es de 809 euros. Por otro lado, también dicen que el coste por punto de share es de 2.938 euros, mientras que en Aquí la Tierra es de 5.143 euros […]  por cada mil espectadores, Las Cosas Claras tiene un coste de 62 euros, mientras que el de sus programas predecesores era de 90 euros». CCOO señala que «el problema es la externalización , no Jesús Cintora».

El programa de hoy ha empezado con intervenciones de su presentador sin pelos en la lengua; «nos cierran, les vamos a seguir contando hasta el último minuto lo que pasa. Aunque nos cierren, sí Aroca…
[Aroca: lo de que nos cierran es un decir…]. A lo que Cintora responde: «vamos, que nos echan«.

Y conforme ha ido avanzando el espacio, hemos asistido a otras despedidas cargadas de crítica: «Juez Bosh, muchas gracias por habernos acompañado en una etapa […] nos cerraron con un gobierno y ahora nos cierran con otro» […]. Entonces se le corta el sonido al juez, y Cintora bromea: «por hablar de cerrar han cerrado el sonido». Cuando ha podido intervenir, Joaquim Bosh ha dado su opinión al respecto: «No es una buena noticia para el pluralismo en una democracia y para el derecho a la información, este programa tenía una audiencia importante»;

Ernesto Ekaizer también ha querido aportar su granito a la denuncia del cierre del programa: «para despedirme solo quería decir que […] esta claro que la libertad de expresión es la libertad de aquellos que mandan para decidir cómo se transmite la noticia y por quién debe transmitirse». A lo que Cintora ha respondido: «pues dicho queda. Cuídate de los Florentinos y derivados».

Y Cintora ha seguido lanzando pullitas en cada momento del programa y con cada nuevo asunto de análisis: «nos cierran a nosotros antes de que vuelva el rey emérito […] Luego dirán que no somos un servicio público, contamos lo que pasa».

Javier Aroca ha querido recordar que ha habido libertad, respeto y pluralidad durante la emisión del programa: «otra cosa es la libertad de imprenta, quién es el dueño de la imprenta«. Cintora le ha dicho «tenemos en común a Antonio Machado, que dijo el mañana no está escrito». Más adelante, Aroca ha querido hacer su pequeño homenaje al presentador: «te has cambiado de camisa, pero no de chaqueta, la chaqueta es la misma».

Aroca ha mostrado su carta de despido cuando concluía el programa, y Cintora ha reiterado la consigna: «no nos vamos, nos echan«.

«La historia de la buena información nunca dice adiós, dice hasta luego»; Las palabras de despedida de Raúl Murillo, inspector de Hacienda y colaborador habitual del programa, que ha alabado que el presentador siempre ha diferenciado entre «dar noticias y explicarlas, hacerlo llegar a la gente hacer que se entiendan». «Lo importante es que te puedas ir, pero qué te va a sustituir, como ciudadano de este país me gustaría conocer esta información», ha añadido, dando la enhorabuena por el programa.

Para Antón Losada, «no hay nada más peligroso que ser independiente y que la gente te vea», y ha añadido «empiezo a pensar si no seré yo el que soy gafe o el que trae algún tipo de calamidad»… «Igual la culpa está en lo que contamos», ha indicado Cintora.

Fernando Ónega ha hecho hincapié en el «cierre de una etapa», «una de depuración de la especie en la que sobreviven los mejores, y Jesús Cintora es uno de los mejores».

Gloria Marcos, ha recordado que estuvo ocho años en un consejo de administración, critica que es torpe quitar el programa cuando crece la audiencia, «y más torpe dejar la opinión política solo en manos de las televisiones privadas», a la que ha añadido «como no creo que el Gobierno sea torpe, creo que debe haber  otra serie de cuestiones no confesadas y por tanto inconfesables, que hacen que este programa cese».

Joaquín Moeckel ha resaltado que se ha expresado con total libertad y sin consignas dadas, y concluye que «cerrar el programa que es público, diverso y plural nunca es una buena noticia».

Javier Aroca ha agradecido la posibilidad de «expresarse en libertad» y al equipo por el programa, que «lo ha hecho posible», pero «sobre todo los espectadores, la mayoría de ellos mujeres» que se han interesado por la política.

Fátima Iglesias ha dado un triple reconocimiento a Cintora y ha terminado su alegato con la frase «no hay torbellino que pueda aplacar a los titanes».

Para finalizar, Jesús Cintora ha agradecido al equipo por su labor, ha aclarado que la productora sigue «yo no»: «me he dejado la piel por esta cadena, he intentado hacerlo con total humildad. 4,50 de la mañana levantándome, entrando en este edificio 5,50 y encendiendo la luz de la redacción» […] A veces me hubiera gustado que me hubieran defendido más o no me hubieran atacado, pero yo he intentado hacerlo lo mejor posible». «Nos quitaron de un programa con un Gobierno y ahora nos quitan de otro con otro Gobierno. Ahora mismo lo que hay es un compromiso con la humildad y con la verdad, hemos contado lo que pasaba».  Y como despedida, esta frase: «Si puedo añadir una cosa, hacemos periodismo, hay gente que por detrás hace otras cosas, y con eso tenemos un problema muy gordo. Sean honestos, hagan periodismo, y muchísimas gracias«.

El diagnóstico de lo ocurrido quizás lo clava Julián Macías Tovar en este hilo que parte de los audios de Florentino pero ofrece mucho más: cómo Cintora fue echado de «Las Mañanas de Cuatro» cuando este programa superó a Al Rojo Vivo en 2015, cómo poco después hicieron lo propio con su sustituto, Javier Ruiz, y cómo estos movimientos degeneraron en un aumento de la telebasura y la aparición de formatos que se dedican a airear los temas preferidos de la extrema derecha;

El martes conocimos que de los diez consejeros que participaron en la reunión del Consejo de Administración de RTVE que decidió el destino inmediato de Cintora, dos de ellos se posicionaron en contra, Roberto Lakidain y José Manuel Martín Medem, designados por Unidas Podemos. Frente a ellos, tres miembros del PP, cuatro del PSOE y Juan José Baños Loinaz del PNV, quienes unieron sus votos para echar al periodista.

 


Diseccionando a El País / 

César Pérez Navarro

 

Todo el mundo hace algo para sentirse realizado, o sencillamente, sentirse bien. En mi caso, he colaborado como arqueólogo de la Federación Estatal de Foros por la Memoria y del Foro por la Memoria de Córdoba, la ciudad donde vivo y nací, y escribo en este blog, en Tercera Información y en otros medios sociales y contrahegemónicos entre otras actividades que incluso podrían considerarse como “subversivas” teniendo en cuenta los tiempos que corren. Licenciado en Geografía e Historia y especializado en arqueología, mi profesión inicial, y estudios que recomiendo a cualquiera, aunque los planes actuales no sean lo que eran. Hoy me dedico al periodismo social y me preocupo, sobre todo, por la influencia de las corporaciones de la comunicación sobre los ciudadanos y las técnicas de manipulación de masas desarrolladas desde Edward L. Bernays.