El Sociólogo Irreverente • 15/02/2012

Posibles mechas para el conflicto social en Andalucía

Posibles mechas para el conflicto social en Andalucía

¡Hola irreverentes!

Os cuento. Unas compañeras, que colaboran en un grupo de investigación sobre la participación social en Andalucía, nos han pedido ideas sobre “que variables político-insrtitucional puede afectar a la participación en Andalucía en los próximos meses”. Nuestras indignadas mentes han traducido esto por: ¿Que cojones podrían hacer los político en los próximos meses para que los andaluces se ponga a quemar cosas de una puta vez? Bajo esta premisa hemos realizado este listado , así a lo bruto, sin jerarquización, interrelación, estructura, ni nada.

Pedimos a los sufridos lectores de este blog (si todavía le queda alguno tras este tiempo de inactividad) que nos ayuden a completarlo, o al menos vayan echando gasolina a las mechas expuestas:

  • La reforma del mercado laboral anunciada por el gobierno central han iniciado un ciclo de movilización sindical que empieza el 19 de febrero y que previsiblemente vaya en aumento
  •  Retirada de derechos conquistados recientemente 
    • La anunciada reforma de la Ley del Aborto está provocando una reactivación del movimiento feminista que el 10 de febrero inicio un ciclo de movilizaciones bajo el nombre “Marea Violeta”
    • La posibilidad de abolir o restringir  el matrimonio homosexual podría suponer la reactivación del movimiento LGTBi
  • Degradación de los servicios públicos los recortes presupuestarios aplicandos por el gobierno central y autonómico, está provocando una degradación de los servicios públicos que presta el Estado, lo que previsiblemente haga aumentar la contestación social, principalmente en dos ámbitos:
    • Educación: los recortes en este sector ya han hecho aparecer en Andalucía movimientos concretos como el de los interinos contra el decreto 302 (que llevan meses encerrados en la Catedral de Sevilla). Si se profundizan estos recortes es previsible que pronto se reactive toda la comunidad educativa, como sucedió en Madrid con la Marea  Verde
    • Sanidad: El fuerte conflicto social provocado por los recortes en sanidad, que en los últimos meses han marcado la vida política en comunidades como Cataluña, empieza a gestar su extensión por todo el país
  • Cambios legislativos en Andalucía que facilitan que la acción social consiga sus objetivos:
    • Ley del escaño 101 , aprobada en noviembre.Facilita el desarrollo de iniciativas legislativas populares
    • ILP del 15M: en desarrollo. Podría facilitar todavía más esa tipo de inciativas
  • Convocatoria de elecciones en Andalucía: La convocatoria de unas elecciones siempre activa el tejido asociativo, que aprovecha la oportunidad de tener a candidatos dispuestos a escuchar todo tipo de reivindicación. Durante el ultimo año la insafatisfacción con el sistema político ha provocado además que se convoquen movilizaciones de denuncia aprovechando la visibilidad de la campaña electoral. El modelo que dió lugar al 15M, convocando una manifestación una semana antes de las elecciones, va a intentar ser emulado en las eleccciones andaluzas del 25M, donde el movimiento 15M ya ha anunciado una movilización el 18 de marzo
  • Posible cambio de gobierno en Andalucía: Después del 25 de marzo se dibujan tres escenarios posibles: Cambio de gobierno con mayoría absoluta del PP; entrada de Izquierda Unida en el Gobierno junto al PSOE, o un gobierno del PSOE con minoría parlamentaria. Cualquiera de estos tres escenarios plantearían cambios de relación entre las élites y los movimientos (activando unos y desactivando otros, empoderando a ciertos actores, aumentando la oportunidad de influencia…  )
  • Disminución del apoyo institucional a los colectivos Los recortes presupuestarios han reducido drasmáticamente el sustento económico al tejido asociativo. Este hecho podría influir en la desistitucionalización de algunos movimientos y su reorientación al conflicto.
  • Celebraciones de fuerte contenido simbólico Este año se celebra en Andalucía el bicentenario de la Constitución de Cádiz. La importancia que lo simbólico tiene en la tarea de los movimientos sociale ha hecho que los actos que lo acompañan sean aprovechado por los movimientos para convocar de forma paralela un nuevo proceso constituyente.
  • Conflicto en sectores estratégicos Actualmente existe un goteo de conflictos laborales que estallan por la geografía andaluza sin prácticamente consecuencias fuera de los muros de la empresa. Esta situación puede cambiar si los conflictos laborales empieza a salpicar a sectores estratégicos, es decir, sectores en los que un grupo relativamente pequeño de trabajadores pueden hacer llegar las consecuencias de su conflicto a una mayoría social. El ejemplo típico son las huelgas de controladores aéreos (cuya ultima huelga solo pudo ser frenada con la militarización ), pero hay otros sectores cuyas huelgas pueden tener consecuencias impredecibles, por ejemplo, los trabajadores de Limasa, la empresa de limpieza de Málaga han anunciado una huelga indefinida a partir del 20 de febrero ¿no parece gran cosa verdad? puede que no, pero una huelga de basuras puede sumir a una ciudad en el caos, y convertirse en una variable que altere los procesos intersubjetivos de  “definición de la situación” de manera sorprendente. De hecho, en la ultima Huelga de LIMASA bastaron 7 días para que se iniciase un motín ciudadano que sumió a la ciudad en llamas.

El lector avispado ahora mismo estará diciendo ¡eh! ¡que esa ultima no es una variable político-institucional!   yaaa, lo sabemos, pero como esas empresas suelen ser públicas o mixtas, en realidad podría decirse que…na. En realidad tenéis razón, pero buscábamos una excusa para poner este bonito vídeo, grabado en el  barrio de El Palo, en el que se ve una página casi olvidada de la historia de la desobediencia civil masiva en España.

Pinche aquí para ver el vídeo

 


El Sociólogo Irreverente /